Animales

Cómo cuidar un conejo doméstico?

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Cómo cuidar a un conejo? ¿Qué necesita un conejo mascota? Todos los animales de compañía requieren de unos cuidados y atenciones para ser felices. Si estás decidido a asumir la responsabilidad que conlleva, ¡genial! Sigue nuestros consejos y sabrás qué hacer para cuidar de tu conejo.

2. Presta atención a sus dientecitos

Los dientes de los conejos son grandes porque nunca dejan de crecer. Por eso, necesitan morder continuamente para irlos desgastando, ya que podrían darles problemas si crecen demasiado. Si quieres saber cómo cuidar a un conejo, ¡debes tener bien presente esta característica suya!

Para que pueda ir gastando sus dientes, el heno es esencial en su dieta. Además, conviene dejar que muerda cosas como trocitos de madera, cartón o ramas de árboles. Al ir royendo desgastará el exceso de sus dientes.

(Foto via: mundomascota)

3. Cepilla su pelo a menudo

Para que su pelo esté suave, brillante y sano es necesario cepillar el pelo del conejo varias veces por semana si es de pelo corto y a diario si es de pelo largo. Además, así quitaremos todo el pelo muerto y evitaremos que se lo trague lamiéndose. ¡Las bolas de pelo en el estómago pueden ser peligrosas!

5. Que practique ejercicio

Si tienes al conejito en una jaula, déjale salir a corretear un par de veces al día. ¡Pero cuidado! Cuando lo hagas, que sea siempre en un ambiente completamente apto para él y bajo vigilancia. Si no, podría correr peligro de ser pisado o morder unos cables y electrocutarse.

Si tienes una terraza o balcón seguro, también puedes dejar que corra por ahí.

6. Vacuna siempre a tu conejo

Los conejos corren especial peligro de contraer mixomatosis, una enfermedad que transmiten pulgas y mosquitos. Necesitan una vacuna contra esta enfermedad cada aproximadamente 6 meses, en las épocas de primavera y otoño.

Pide a tu veterinario información sobre esa y el resto de vacunas que necesita tu conejo.

7. Castra a tu conejo

Es muy importante castrar a los conejos mascota. No sólo sirve para controlar su reproducción, sino que además contribuye a su salud: evita los tumores uterinos y mamarios en las hembras, y además evita infecciones. En el caso de los machos, apacigua su carácter, minimizando la posibilidad de tener comportamientos agresivos y territoriales.

(Foto via: deconejos)

¿Debo tener mi conejo dentro de casa o al aire libre?

Los conejos domésticos que puedes adquirir en tu tienda de animales son muy diferentes de sus parientes silvestres. Durante años hemos adaptado los conejos a nuestras costumbres y cuidados hasta tal punto que han perdido totalmente sus instintos de supervivencia.

Un conejo doméstico no tolera bien las altas temperaturas del verano y las frías temperaturas del invierno. Incluso si optas por colocar tu conejo en un recinto seguro en el exterior puede ser atacado por depredadores que encontrarán en él un plato suculento. Por mencionar algunos de los más comunes, un conejo doméstico podrá ser presa de gatos, perros o serpientes sin que pueda hacer nada para evitarlo. Simplemente el ver o escuchar a un posible depredador pueden causar en un conejo doméstico tanto estrés que le provoque un ataque al corazón y, literalmente, muera de miedo.

¿És mejor tenerlo en una jaula o libre por casa?

Realmente, la respuesta correcta a esta pregunta es ni una cosa ni la otra. Cualquier casa puede tener gran cantidad de riesgos que la hagan un sitio peligroso para un conejo que campa a sus anchas sin nadie que lo vigile. Por el contrario, en una jaula, el conejo pierde mucha libertad y se sentirá triste e incómodo. Quizá la opción óptima estaría en disponer de una zona suficientemente grande para que el conejo pueda explorarla a sus anchas y hacer ejercicio y lo suficientemente pequeña como para que puedas tenerla controlada y libre de peligros.

Tanto si decides dejar que el conejo campe libre por toda la casa como si lo dejas en un área limitada, es importante que revises toda la zona para hacerla segura para tu mascota. Un pequeño conejito puede encontrar fácilmente una gran cantidad de peligros en una casa cualquiera, los más comunes son:

  • Como sabras, los conejos son roedores y como tales, les encanta morder cosas. Asegúrate de que todos los cables eléctricos y enchufes están fuera de su alcance. Si tu conejo decide roer un cable enchufado puede acabar electrocutado.
  • Recoge cualquier objeto que pueda envenenar a tu conejo al morderlo o chuparlo. Entre los productos más peligrosos se encuentran insecticidas, raticidas y/o productos de limpieza.
  • Algunas plantas comunes como el aloe vera, azalea, cala, lirio de los valles o filodendro son bocados apetitosos para un conejo pero letales para su metabolismo. Asegurate de que las plantas que tienes en casa no son peligrosas para él.
  • Debes caminar siempre con cuatro ojos para evitar pisar a tu conejo por descuido.

Si decides que el mejor sitio para tu mascota es una jaula, debes asegurarte de que dispondrá de suficiente espacio para moverse. Una jaula de hámster es un lugar horrible para tener un conejo. La jaula de un conejo debe ser similar a la de una cobaya y tener como mínimo cinco veces el tamaño de un conejo adulto. Deberá tener una altura suficiente como para que el conejo apoyado en sus patas traseras no choque con la rejilla superior con la cabeza. Ten en cuenta que el suelo debe ser liso para que sus patas no sufran daños. Algunas jaulas tienen suelos con barrotes por los cuales no podrá caminar correctamente.

Los conejos domésticos que se crían en jualas necesitan salir durante varias horas al día para hacer ejercicio. Además de correr y saltar, los conejos también disfrutan explorando su entorno, por lo que debes asegurarte de que no habrá nada a su alcance que pueda ser peligroso para él. Este rato será un momento ideal para jugar e interactuar con tu conejo para que se vuelva sociable.

Como última opción, puedes optar por habilitar una zona acotada en una sala espaciosa que, asegurará a tu conejo suficiente espacio como para moverse libremente y te permitirá tenerla siempre controlada de peligros. Debes tener en cuenta que la cerca que utilices para que el conejo no se escape debe ser alta, ya que de otro modo podrá superarla fácilmente.

Dentro de su hábitat, es recomendable colocar algún lugar en el que se pueda refugiar para descansar. Puedes optar por una caja de cartón agujereada, por casas de plástico que podrás comprar en tu tienda de mascotas o por una de fabricación propia.

¿Cómo limpiar su hábitat?

Al igual que los gatos, los conejos pueden aprender a usar un cajón de arena. Si tu conejo se cría en jaula para coloca un cajón de arena en su interior para alentar este comportamiento. Si lo dejas campar libremente por varias habitaciones de tu casa, puedes colocar varios cajones de arena en diferentes habitaciones. Verás que tu conejo disfruta pasando algún tiempo y relajándose en su cajón de arena, por ese motivo es conveniente que sea de un tamaño amplio. Puedes poner heno fresco en el cajón de arena para que tu conejo se acostumbre a el mientras disfruta de un aperitivo excelente para su salud.

En su hábitat natural, los conejos salvajes viven dentro de madrigueras que revisten con hojas, hiervas y diferentes materiales blanditos para hacerla más confortable. Sus parientes domésticos también necesitan disponer de material orgánico para hacer su hábitat más habitable. Como ropa de cama puedes optar por facilitarle tiras de papel orgánico o trozos de servilleta hecha con pulpa de madera. Evita en todo momento utilizar virutas de madero, ya que pueden causar daños en el hígado de tu conejo o desencadenar reacciones alérgicas. También debes descartar los materiales polvorientos o que forman grumos, puesto que pueden causar graves problemas de salud si el animal los muerde.

¿Cómo debo alimentar a mi conejo doméstico?

La alimentación es uno de los puntos claves al cuidar un conejo si quieres que crezca sano. Los conejos tienen un sistema digestivo complejo, por ese motivo es muy importante que reciban una dieta adecuada. Muchos problemas de salud son causados por alimentos incompatibles con su fisiología digestiva. Una dieta básica y equilibrada para conejos debe constar de los siguientes alimentos:

Como es obvio, tu conejo necesitará agua para poder vivir. Debe tener acceso en todo momento a un amplio deposito con agua dulce disponible. Deberás ser muy meticuloso con este aspecto y asegurarte de cambiar el agua al menos una vez al día para evitar que se estropee o coja bacterias. Puedes colocar el agua en depositos especialmente diseñados para los conejos que podrás encontrar en tu tienda de mascotas.

En el uso de botellas bebederos, debes comprobar cada cierto tiempo que los tubos no están obstruidos y vigilar que tu conejo sabe utilizarlos sobre todo en los primeros días de uso. Si por el contrario optas por utilizar un recipiente, este debe ser lo suficientemente pesada como para evitar que el animal lo pueda volcar y derramar el agua.

Los conejos necesitan heno en su dieta, específicamente, heno de hierba Timothy. Los conejos deben tener acceso a un suministro constante y a demanda de este heno, que le proporcionará la fibra necesaria para su sistema digestivo además de ayudar a prevenir problemas de salud tales como bolas de pelo, diarrea y obesidad. El heno de alfalfa, por el contrario, sólo debe suministrarse a conejos adultos en cantidades muy limitadas, ya que es alto en proteínas, calcio y calorías.

Además de heno, la dieta básica de un conejo adulto debe incluir verduras de hojas verdes como la lechuga romana, lechuga normal, perejil, cilantro, col rizada, rúcula, escarola, endibia o diente de león entre otras. La variedad es importante, así que alimenta ofrece a tu conejo tres verduras diferentes a la vez cada día. Al introducir nuevas verduras a la dieta de un conejo, házlo poco a poco y con cantidades limitadas para ver que tal responde al nuevo alimento.

Al cuidar un conejo, no querrás privarle de algún dulce de vez en cuando. Mientras el heno de Timothy y las verduras deben componer la base de una dieta saludable para conejos, las frutas serán la golosina que disfrutarán de manera más esporádica. Todos hemos crecido viendo a Bugs Bunny disfrutando de una zanahoria en todo momenti, sin embargo, debes saber que las zanahorias son verduras ricas en almidones y azucares, por lo que deberás suministrarla con moderación. Otras delicias para complementar la dieta de tu conejo son la manzana (sin tallos o semillas), arándanos, papaya, fresas, peras, melocotones, ciruelas o melón. Las frutas con demasiada glucosa como los plátanos, uvas y pasas son buenas también, pero se debe dar de manera más limitada.

Los pellets son un producto preparado en forma de cilindros prensados que se usa en la alimentación de algunos animales. Si decides que la dieta de tu conejo debe incluir pellets, lo mejor es usarlos como complemento de los vegetales de color verde, pero nunca como sustituto. Estas pastillas sólo debe administrarse en pequeñas cantidades, es decir, entre 1/8 y 1/4 de taza por cada dos kilos de peso corporal por día y repartidos en dos tomas diarias. Muchas marcas de alimento para conejos elaboran sus productos con semillas de maíz y otros alimentos, que son demasiado altos en calorías para usarlos como base de su dieta alimenticia si quieres un conejo sano.

¿Qué alimentos debo evitar?

Si queires cuidar a tu conejo convenientemente, existen algunos alimentos que deberás evitar ya que, al disponer de un sistema digestivo tan sensible, podrían dificultar su digestión o incluso dañar su metabolismo.

Los alimentos que debes evitar son:

  • Lechuga iceberg
  • Tomates
  • Repollo o col
  • Maíz
  • Frijoles
  • Guisantes
  • Patata
  • Remolacha
  • Cebolla
  • Ruibarbo
  • Bambú
  • Semillas y granos

Por descontado, quedan totalmente prohibidos alimentos dulces para humanos como chocolate o caramelo. En general, la mayoría de los alimentos de consumo humano no son aptos para el metabolismo de tu conejo. Si no está seguro acerca de un determinado alimento, pregunta a tu veterinario antes de ofrecérselo a tu conejo.

¿Qué más necesita mi conejo?

Como hemos dicho anteriormente, los conejos son roedores que disfrutan mordiendo cualquier cosa que se ponga a su alcance. Roer es parte natural del comportamiento de un conejo y no podrás evitar que lo haga, de hecho, es necesario que lo haga para mantener sus dientes sanos y afilados. Aunque no podrás evitar este proceso, sí que puedes reconducirlo para que no estropee tus muebles más preciados.

Colocar bloques de madera sin tratar o trozos de cartón grueso en su hábitat mantendrá a los conejos activos y divertidos. Pelotas y aros de madera de sauce les encantan a la mayoría de conejos y puedes adquirirlos en tu tienda de mascotas o por internet. También puedes utilizar los rollos de las servilletas de papel o de papel higiénico y otros materiales de cartón masticable que pueden ser lanzados a la basura una vez que han cumplido su propósito. Evita objetos con bordes afilados, con piezas que se puedan desprender o goma suave que los conejos pueden desprender y tragar.

El conejo doméstico es un animal frágil

Al cuidar un conejo doméstico debes tener en cuenta que estos son animales frágiles que deben ser tratados con cuidado. Sus huesos son tan delicados que los músculos de sus poderosas patas traseras pueden superar fácilmente la fuerza de sus esqueletos. Como resultado, si no se encuentran debidamente sujetos, los conejos que luchan por escapar, de tus manos o de un lugar en el que haya quedado atrapados, pueden romper sus propios huesos.

Para coger tu conejo, coloque una mano debajo de la parte delantera y la otra mano debajo de su parte trasera, levantándolo cuidadosamente con ambas manos y llévalo contra tu cuerpo. Nunca dejes que el cuerpo de un conejo cuelgue libremente, nunca lo levantes por el estómago y nunca cojas un conejo por las orejas. Este es el motivo por el que los conejos deben estar bien alejados de niños muy pequeños o niños que no han sido enseñados a tratarlos correctamente.

Los conejos se acicalan cuidadosamente unos a otros cuando viven en grupos, así que disfrutarán enormemente si les acaricias al rededor de los ojos, las orejas, la parte superior de la nariz, la parte superior de la cabeza y la espalda. Al igual que cualquier animal, cada conejo tendrá una preferencia individual sobre dónde le gusta más que lo acaricien. Los conejos no tienen la capacidad de vomitar o toser bolas de pelo, como los gatos, así que trate de eliminar la piel floja cuando la notes mientras lo acaricias. Con las caricias diarias eliminarás la mayor parte del exceso de pelo en la mayoría de conejos, aunque debes saber que algunas razas de conejos, como los de angora, tienen necesidades de aseo adicionales debido a sus capas distintivas.

¿Cuándo visitar al veterinario?

Al igual que los gatos y los perros, los conejos necesitan recibir atención médica adecuada, incluyendo chequeos anuales. Si bien hay un montón de veterinarios que son capaces de tratar a los gatos y los perros, el número de veterinarios capaces de tratar los conejos es mucho menor. Es extremadamente importante que cualquier veterinario que trata tu conejo tenga experiencia con estos animales.

El veterinario revisará a una vez al año a tu conejo en busca de parásitos, hongos y enfermedades además de suministrar las vacunas necesarias para las típicas enfermedades que padecen.

Deberás visitar a un veterinario si detectas que:

  • Presenta zonas de piel sin pelo
  • Deja de comer o beber
  • Aparecen bultos en su cuerpo
  • Se le hincha la zona de los ojos o estomago
  • Presenta heridas o cojera
  • Experimenta dolor en alguna parte de su cuerpo cuando lo coges

La esterilización y castración de un conejo es muy importante, sobre todo si vive junto a otros animales de la misma especie. No sólo es tu responsabilidad llevarlos al veterinario para que lo haga y evitar así tener una sobrepoblación sino que también mejorará los hábitos del animal en el cajón de arena, al roer cosas por casa, disminuirá la agresión territorial y dará a tu conejo una vida más larga y feliz. Deberás llevar a castrar tu conejo entre los 3 meses y medio y los 6 meses, dependiendo de la madurez sexual.

Jaula para conejos: una casa adecuada

Salvo que dispongas de un habitáculo propio, lo más normal es tener una jaula donde tener al conejo seguro. Éste ha de ser lo suficientemente grande como para permitir que el animal disponga de espacio para moverse y su limpieza diaria es fundamental. Un conejo doméstico necesita un espacio seco y aislado del frío para dormir, es por ello que les encantan las cajas a modo de madriguera o cualquier otro espacio semicerrado que le puedas montar. Muchas jaulas vienen con dos zonas diferenciadas pero si no dispone de ella es recomendable que se la crees para que el animal descanse a gusto y goce de la tranquilidad que se merece.

También es bueno que la jaula se encuentre en una zona cómoda de la casa, es decir, cálida y sin corrientes y con actividad familiar, como la sala de estar.

¿Qué comen los conejos?

El heno es la base de su alimentación, y no ha de faltarles nunca en su jaula ya que además de ser su comida es también útil como entretenimiento y previene problemas de salud en su boca. Mantenlo siempre fresco y limpio. Los conejos sienten también predilección por las verduras, pero han de consumirlas en pequeñas cantidades porque les pueden ocasionar problemas digestivos.

También es fundamental que cuenten con agua limpia a la que tengan siempre acceso.

Deporte y juegos

Las razas de conejos domésticos se diferencian principalmente por su pelaje.

¡A los conejos les encanta correr y saltar! Así que para mantenerse ágiles y contentos han de disfrutar al menos de dos horas diarias fuera de la jaula. Es importante que el espacio donde correteen sea adecuado ya que tienen tendencia a morderlo todo, así que cuidado con cables y otros elementos que puedan ser peligrosos.

Aprende con ellos

Todas las mascotas son diferentes, y los conejos domésticos también tienen sus particularidades y su carácter propio. Los hay más recelosos y otros no tanto, deja que el animal gane confianza poco a poco y se comportará de forma más natural. Asustadizos por naturaleza, a los conejos les desagradan los sonidos estridentes. Deja que olfatee, salte e investigue su alrededor y prepárale juegos con cajas de cartón o túneles para que se divierta.

Pin
Send
Share
Send
Send