Animales

Síntomas de una cobaya embarazada

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Cómo saber si mi cobaya está embarazada? Si tienes una cobaya como mascota, es posible que te estés preguntando cómo puedes saber si dentro de poco va a tener bebés. La verdad es que no es muy fácil de detectar, pero tampoco imposible. Te contamos cómo saber si tu cobaya va a ser mamá.

Comportamiento de una cobaya embarazada

Si adoptamos a nuestra cobaya sin conocer su anterior vida o sabemos que ha tenido contacto con machos, segurísimo que nos vamos a preguntar, nada más recogerla, cómo podemos saber si nuestra cobaya está embarazada. Si la observamos con atención, desde muy pronto, cuando aún no es posible que se manifiesten cambios físicos, podemos comprobar que nuestra cobaya está algo más arisca y hostil. Además, va a ser más reacia a que la manipulemos, le va a gustar menos que la cojamos y puede mostrarse menos activa que de costumbre. En cuanto a su comportamiento, no vamos a poder identificar muchos más cambios pero, al contrario, nos van a resultar mucho más evidentes los cambios físicos, como desarrollaremos en el siguiente apartado.

¿Cuánto dura el embarazo de una cobaya?

Una vez resuelto cómo saber si nuestra cobaya está embarazada, si descubrimos que, efectivamente, lo está, es importante que conozcamos cuánto dura el embarazo de una cobaya. Puede oscilar entre los 56 y 74 días y en el parto suelen nacer de 1 a 6 crías. Estas nacen ya pudiendo alimentarse solas pero deben tomar leche materna durante el primer mes.

Por otro lado, es importante saber, también, que aproximadamente a partir de los 10 meses, los huesos de la pelvis de las cobayas se consolidan, manteniendo una estructura rígida que va a impedir los partos vaginales. Por eso no podemos dejar que se crucen hembras de más de un año si no tenemos constancia de que han parido con anterioridad. Para estos casos y, en general, se recomienda la esterilización.

¿Hay que separar a la cobaya embarazada del macho?

Si tienes una pareja de cobayas, es importante separar al macho de la embarazada antes del parto y, sobre todo, después, para que no moleste a madre y crías y porque una hembra recién parida puede volver a embarazarse inmediatamente. Esto es así debido a que, nada más parir, la hembra vuelve a ser fértil y, por tanto, el macho podrá montarla al momento. La cobaya ha tenido un desgaste energético durante el embarazo y seguirá teniéndolo mientras dure la lactancia, por eso no es recomendable otro embarazo sin que se recupere. Por el mismo motivo, tras el mes de lactancia, hay que separar a los hijos de su madre y hermanas. Las cobayas alcanzan la madurez sexual muy pronto, hacia los 2-4 meses. A partir de ese momento tendrán celos continuos cada 16-18 días.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de una cobaya embarazada, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Primeras fases del embarazo y alimentación recomendada

Tras la fecundación, los signos del embarazo de la cobaya tardarán en aparecer unos días. El simple hecho de que deje de aparearse con el macho ya es una señal de que el proceso ha tenido éxito.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la cobaya en su día a día es el déficit de vitamina C. Su organismo no es capaz de sintetizarla correctamente, por lo que necesita una abundante cantidad de alimentos ricos en ella. Debemos tener en cuenta, además, que una cobaya embarazada necesita el triple de vitamina C en su organismo para llevar su embarazo a término.

Por ello, debes reemplazar su alimentación habitual por alfalfa, rica en calcio y proteínas, unida a alimentos como el kiwi, la col rizada o pimientos verdes. Si optas por suministrar vitamina C a tu animal disolviéndola en el agua, procura cambiarla muy a menudo, ya que es fácil que se deteriore.

El periodo de gestación suele durar unas ocho semanas de media o nueve. El número promedio de crías que alumbra es de tres, pero se han visto camadas de hasta 14 ejemplares. Ten esto en cuenta a la hora de decidir empezar este proceso.

Qué esperar en las fases intermedias del embarazo

Lo más importante para la madre es alimentarse de forma equilibrada. Esto implica que debe obtener las vitaminas y minerales esenciales para el correcto desarrollo de las crías. No debes ni darle menos comida de la necesaria ni sobrealimentarla.

En las últimas semanas del periodo de gestación, tu cobaya ya tendrá suficientes dificultades para moverse y no necesita tener grasa acumulada. A pesar de su embarazo, la madre puede ejercitarse con normalidad. Necesita mantenerse en forma para prepararse para el parto y para lidiar con su nueva camada.

Lo único que debes tener en cuenta es que no podrás levantarla por encima del suelo, porque esto podría poner en peligro a las crías.

Fase final del embarazo de la cobaya

A medida que pasan las semanas, el vientre de la madre se irá tensando y abultando. Llegará un momento en el que podremos ver claramente a las crías moviéndose en el interior de la madre, e incluso las diferentes partes de su anatomía.

A estas alturas, los huesos pélvicos de tu mascota se habrán ensanchado lo suficiente como para dejar paso a las crías durante el parto. Una vez hayan alcanzado una longitud de unos dos dedos, quedará poco para que nazca la camada.

Procura proporcionarle un entorno acogedor y libre de estrés durante estas últimas semanas. Tu cobaya tendrá tiempo para prepararse física y mentalmente, y no correrá el riesgo de sufrir un aborto espontáneo.

Parto y cuidados posteriores

Las cobayas suelen dar a luz durante el día. Suele emitir una serie de chillidos característicos que te alertarán de que el parto ha empezado. Cada cinco minutos, aproximadamente, nacerá una nueva cría. Cada una cuenta con su propio saco amniótico, que la madre limpiará e ingerirá. Si notas que algo de tejido amniótico se adhiere a la cara de la cría, quítaselo cuanto antes.

El parto no debe durar más de 20 minutos. Si sobrepasa este límite temporal, es probable que requiera una cesarea de emergencia, por lo que procura tener a tu veterinario lo más cerca posible en estos momentos, sobre todo si tu cobaya es madre primeriza.

El 20 % de los partos de cobayas acaban con la muerte de la madre. Dar a luz no es un proceso fácil para ninguna especie animal. Si crees que no cuentas con los recursos o el conocimiento necesarios para lidiar con el embarazo de una cobaya, te recomendamos no hacer pasar a tu animal por este proceso.

Todo lo que debes saber acerca del Embarazo en Cobayas

Por lo general, la mayoría de las cobayas no tienen ningún problema en el embarazo y son increíblemente eficientes en la producción. Sin embargo, hay muchos signos y síntomas que hacen que parezca que hay algo que va mal. Deja que te mostremos lo que debes saber acerca del embarazo en cobayas!

Cómo saber si tu cobaya está embarazada?

La mayoría de la gente realmente no sabe si su cobaya está embarazada . Hay algunos signos obvios y algunos signos no tan ev >cada 17 días . Esto dura aproximadamente 2 días . Los signos de si está embarazada pueden no ser obvio al principio.

Para empezar, es importante recordar que el embarazo en cobayas dura diez semanas. Si tu cobaya comienza a ganar peso es una indicación definitiva de que está embarazada. Cuando sospechas que está embarazada empieza a pesarla cada seman a. Si su peso sigue aumentando de manera constante y segura, lo más probable es que esté embarazada.

Si lo está, entonces comenzarás a ver su cuerpo con forma de pera después de algún tiempo. No aparecerán cambios reales durante las primeras cuatro semanas. Es durante las últimas dos semanas que el aumento de peso será evidente.

Si está embarazada, tu cobaya va a comer y beber más de lo habitual. Al igual que con los seres humanos, esta es una indicación obvia y clara de que puede estar embarazada. Además de pesarla, siente sus costados y ve si se puedes sentir a los bebés. Los bebés pueden sentirse claramente dos semanas antes de que la madre deba dar a luz.

Cómo saber si hay problemas con el embarazo?

Los síntomas de que las cosas no van bien en un embarazo en las cobayas son: pérdida de apetito, apatía, salivación excesiva y sangre en la vulva.

Muchas cobayas pierden el apetito unas horas antes de dar a luz y siempre que en todos los demás aspectos parezca estar bien y los bebés sigan activos, todo estará bien .

Si ella está apática, entonces podría haber problemas. Y las decisiones tienen que ser hechas muy rápidamente sobre si el parto debe ser inducido. Esto se hace mediante el uso de oxitocina. En otros casos, si el problema es serio, se debe hacer una cesárea en la que se perderán los bebés.

Si la apatía se acompaña de salivación excesiva, entonces la perspectiva es bastante mala . Y en la mayoría de los casos significa que ella ha desarrollado algo llamado toxemia del embarazo. El uso de antibióticos y la rehidratación por goteo a veces puede ayudar, pero la tasa de fracaso es muy alta.

Las manchas de sangre no son nada excepcionales y, si son pequeñas y no vuelven a aparecer, parecen no tener ningún mal efecto. Sin embargo, siempre deben tomarse en serio y la cobaya debe ser controlada con mucho cuidado.

No dejes de conocer estas Enfermedades de las Cobayas

Parto de una cobaya

La visión de una madre cobaya es la más maravillosa del mundo. Luego de pasar por el embarazo en cobayas, el parto es anunciado por un gruñ >nunca olvidarás porque es la única vez que una cobaya lo hará. La verás con las piernas traseras estiradas y la cabeza entre sus piernas. Ella estará primero limpiando su cuerpo de alguna suciedad y luego el parto realmente comienza.

La cobaya tira de sus bebés por los dientes, que son lo primero que siente cuando pone la cabeza entre las piernas y aparece la cabeza del bebé. Por lo general, por la acción de agarrar los dientes del bebé en los suyos la delgada membrana del saco se rompe , lo que le da acceso al aire que pronto va a necesitar.

Los partos pueden ser largos o cortos, siendo el corto el más usual tomando entre diez y quince minutos . Los nacimientos más largos son aquellos en los que existe un intervalo más largo entre cada parto, con períodos cortos de descanso entre las contracciones.

Si es la primera vez que la cobaya ha estado embarazada, espera de dos a tres crías . En los embarazos subsecuentes pueden tener hasta seis , y en ocasiones ocho.

El momento de preocuparse es si la cobaya sigue teniendo contracciones y no hay bebés como resultado. Las razones habituales para esto pueden ser la inercia del embarazo o que a veces el cordón umbilical se ha envuelto alrededor del bebé.

Qué hacer después de que nacen los bebés?

Inmediatamente después de un parto, la cobaya hembra estará exhausta y con deficiencia nutricional. Proporcionar verduras y golosinas adicionales puede ayudarla a recuperar su energía. Y puede servir como la primera introducción de los cachorros a la comida sólida. También debes proporcionar heno de alfalfa, que tiene calcio extra tanto la madre como para los bebés.

Los cachorros de cobaya comen alimentos sólidos desde el nacimiento, pero también obtienen nutrición de su madre. Aproximadamente 5-8 días después del parto, la madre comienza a amamantar a sus cachorros, pero no confían en ella por mucho tiempo. Después de sólo dos o tres semanas desde su nacimiento, los cachorros se destetan y se independizan. Ten en cuenta su comportamiento después del nacimiento, porque una cobaya no dudará en quedar embarazada de nuevo de inmediato.

Sintomas de una cobaya embarazada

Si su cobaya comienza a ganar peso de una manera ordenada, eso es una indicación definitiva de que está embarazada. Cuando sospeche que está embarazada empiece a pesarla cada semana. Si su peso sigue aumentando de manera constante y segura, es probable que esté embarazada.

Si está embarazada, después de un tiempo empezará a aparecer con forma de pera. No aparecerán cambios reales durante las primeras cuatro semanas. Es durante las últimas dos semanas que el aumento de peso será mayor. Esto se debe principalmente a que los bebés comprenderán más de la mitad del peso corporal de la madre.

Si está embarazada, su cobaya comerá y beberá más de lo normal.

Al igual que con los humanos, esto es una indicación obvia y clara de que ella puede estar embarazada.

Además de pesar a tu cobaya, tócale el costado y fíjate si puedes distinguir a los bebés. Es aconsejable colocar un cojín en su regazo y acostarla suavemente. Puede que se oponga a que usted la sienta así, pero si realmente siente bebés, entonces dará a luz en un par de semanas. Los bebés pueden sentirse claramente dos semanas antes del parto.

Si todavía no has descubierto que tu cobaya está embarazada y llega a un punto en el que se mueve más lentamente de lo normal, está embarazada.

Si después de haber tomado las medidas necesarias para ver si está embarazada, usted sigue insatisfecha, visite a su veterinario local. Un veterinario podrá tomar las pruebas apropiadas y determinar si su cobaya está embarazada o no. El veterinario podrá determinar qué tan lejos está su mascota y también la revisará para cualquier complicación.

Después de averiguar si su cobaya está embarazada, es importante tomar ciertas medidas para asegurar que tenga un embarazo seguro. Cuanto antes se pueda descubrir el embarazo, mejor. Esto le permitirá considerar las mejores opciones de cuidado.

Pin
Send
Share
Send
Send