Animales

Cómo Aumentar El Recuento Bajo De Plaquetas En Los Perros

Pin
Send
Share
Send
Send


La función de las plaquetas es la coagulación de la sangre, esto es lo que explica que las plaquetas bajas en perros puedan dar lugar a hemorragias de mayor o menor gravedad. Precisamente de esta situación hablaremos en este artículo de ExpertoAnimal: las causas y el tratamiento de las plaquetas bajas en perros.

Podemos conocer el número de plaquetas que tiene un perro realizándole un análisis de sangre en nuestra clínica veterinaria de confianza, una prueba para el diagnóstico muy básica. Después será tarea del veterinario determinar por qué nuestro perro presenta un número alterado de plaquetas y prescribir el tratamiento adecuado.

Trombocitopenia en perros

La trombocitopenia hace referencia a un número de plaquetas bajo en los perros. Esto puede tener consecuencias negativas para su salud porque, como hemos dicho, las plaquetas intervienen en la coagulación de la sangre. Por lo tanto, si las plaquetas están muy bajas en un perro, este podría desangrarse solo con hacerse una herida. Las hemorragias internas intensas pueden provocar shock y hasta la muerte.

El número de plaquetas que tiene un perro se determina al extraer y analizar una muestra de sangre. También puede estudiarse cómo funciona su coagulación. Eso sí, el número de plaquetas en perros no nos dice a qué se debe, por lo que el veterinario tendrá que descubrir la causa.

Las plaquetas pueden faltar por una producción insuficiente, por una destrucción masiva o por un excesivo consumo. Los síntomas se producen cuando la trombocitopenia es intensa. El caso contrario serían las plaquetas altas en perros, lo que podría causar trombos. Sería la trombocitosis, muy rara en perros.

El recuento plaquetario bajo, o trombocitopenia, es una enfermedad grave que requiere atención veterinaria.

El recuento plaquetario bajo, o trombocitopenia, es una enfermedad grave que requiere atención veterinaria. Los perros que sufren trombocitopenia a menudo requieren hospitalización y transfusiones de sangre de emergencia. Después de que haya transcurrido el período inicial que pone en peligro la vida, su veterinario puede recomendar un tratamiento adicional, como antibióticos, para tratar cualquier infección o problema subyacente.

La trombocitopenia es una afección grave que requiere atención urgente del veterinario.

¿Cómo saber si un perro tiene las plaquetas bajas?

Como síntoma de plaquetas bajas en perros podemos destacar las hemorragias, es decir, si observamos que el perro se hace una herida que no deja de sangrar, apreciamos hematomas en alguna parte de su cuerpo o sangra por la nariz o las mucosas. En este caso observaríamos que al perro le sale sangre por la boca. La trombocitopenia estará entre las causas posibles y el veterinario deberá diagnosticar por qué las plaquetas se encuentran en valores anormalmente bajos.

Otras veces no hay una hemorragia directa, sino un punteado que podremos detectar en zonas sin pelo como el interior de las orejas, la boca o el vientre. Son las petequias. Además, podríamos advertir sangre en las heces del perro o que el perro orina sangre. Al contrario de lo que sucede con otros trastornos, la trombocitopenia puede verse en perros de cualquier edad, pues puede deberse a enfermedades hereditarias.

Causas de trombocitopenia en perros

Algunas causas de plaquetas bajas en perros son las siguientes:

  • Hemofilia: enfermedad hereditaria que causa alteraciones en la coagulación. La transmiten las hembras pero generalmente la padecen los machos. Los animales afectados no deberían reproducirse.
  • Enfermedad de von Willebrand: la ausencia de un factor de coagulación es la responsable de que las hemorragias no puedan controlarse. Es de carácter hereditario, lo que desaconseja criar con ellos.
  • Trastornos de la coagulación: además de las patologías mencionadas, existen diversas alteraciones en los factores de coagulación. También son hereditarios.
  • Patologías inmunomediadas: en estos casos es el propio sistema inmunitario del perro el que ataca y destruye sus propias plaquetas. Suelen ser idiopáticas, es decir, de origen desconocido.
  • Leucemia: este tipo de cáncer afecta a los componentes de la sangre. Por ejemplo, podemos encontrar leucocitos y plaquetas bajas en los perros afectados, pero, también, pueden verse disminuidos los eritrocitos, los eosinófilos, etc. Estos perros tendrán, entre otros signos, fiebre, anorexia, anemia o adelgazamiento.
  • CID: se trata de un trastorno hemorrágico adquirido que se desencadena tras una situación de gravedad como algunos tumores, infecciones o circunstancias como el golpe de calor. Es la coagulación intravascular diseminada. Consiste en el gasto de todos los factores de coagulación de forma que, cuando se agotan, se desencadena la hemorragia. Suele conllevar la muerte del perro.
  • Déficit de vitamina K: es otro trastorno adquirido que suele relacionarse con intoxicaciones con productos como raticidas. El pronóstico dependerá de la gravedad del envenenamiento.

Por último, hay que tener en cuenta que algunos fármacos también pueden disminuir el número de plaquetas.

¿Cómo subir las plaquetas de un perro?

Lo primero es conseguir establecer un diagnóstico correcto y rápido para esas plaquetas bajas en nuestro perro, sobre todo si presenta una hemorragia activa. Para solucionar esta situación se necesita aumentar el número de plaquetas. De esta forma se regula la coagulación y se contiene la hemorragia.

Esto se consigue con una transfusión de sangre entera fresca, que además se recomienda para estabilizar al perro que ya ha perdido una gran cantidad en la hemorragia. Por supuesto, este tratamiento lo establecerá el veterinario. Si hay destrucción de plaquetas por implicación del sistema inmune también se prescribirán corticoides para frenarla. El resto de medicación va a depender de la causa de la trombocitopenia.

Por lo tanto, no podemos hablar de remedios caseros para plaquetas bajas en perros, ya que se va a requerir la intervención del veterinario. Sí podemos favorecer la recuperación del perro en función de la causa responsable del déficit proporcionándole una alimentación de calidad y una correcta hidratación.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Plaquetas bajas en perros - Causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Por qué se bajan las plaquetas

Cuando notamos que nuestro perro está decaído, débil o sin ganas ni siquiera de compartir tiempo con nosotros, es posible que tenga las plaquetas bajas. Esto es ocasionado por distintos factores:

  • Leucemia. Esta enfermedad de la sangre hace que se debiliten las plaquetas. Terminan desapareciendo a la vez que el sistema inmunológico se ve afectado.
  • Linfoma. Cualquier tipo de célula cancerígena causa un daño enorme en la sangre, y por tanto en la cantidad de plaquetas.
  • Trombocitonemia inmunomediada. Debido a esta enfermedad, el cuerpo del perro crea anticuerpos que luchan contra las plaquetas y las destruye.
  • Heridas con hemorragias. Debido a la pérdida de sangre, se genera la pérdida también de plaquetas.
  • Infecciones como la de la garrapata o la ehrlichiosis. También destruye las plaquetas del cuerpo de tu mascota.

Síntomas de la bajada de plaquetas

¿Cómo puedes saber si tu perro tiene las plaquetas bajas? Observando su comportamiento, pues son varios los signos que te demostrarán que algo no funciona como debe.

Estas son algunas de las señales:

  • Apatía, no solo a la hora de jugar, sino también a la hora de comer
  • Fiebre
  • Moratones en la piel deb >

Cómo subir las plaquetas bajas en perros

Una vez que hemos reconocido las causas y los síntomas, veamos cómo podemos ayudar a nuestra mascota. Sobre todo recuerda que es muy importante que haya sido el veterinario el que ha diagnosticado la falta de plaquetas en el animal.

Debes seguir el tratamiento indicado que hará un contrarresto de la situación. Normalmente el veterinario te puede sugerir una transfusión, corticoides, hierro o alguna medicación que se administre por vía oral o intravenosa.

Ahora bien, hay cosas que puedes hacer en casa para reforzar el tratamiento del veterinario. Pero todo sin olvidar que este debe ser seguido al pie de la letra.

  • Es muy importante la hidratación, ya que la bajada de plaquetas normalmente genera fiebre.
  • Aunque te suene extraño, el caldo de pollo es uno de los mejores alimentos para subir las plaquetas. Haz uno con bastantes vegetales y deja que cocine bien. Los vegetales podrás triturados más tarde y aprovecharlos también. Tanto en caldo como en crema de verduras, será ideal para tu perro para subir sus plaquetas y a la vez para mantenerlo hidratado.
  • Como comentamos antes, el veterinario recetará hierro a tu mascota, por lo que darle alimentos ricos en este mineral como el hígado de pollo será bueno para su recuperación.
  • Déjalo unos días reposar y evita que haga ejercicio. Hazlo así no solo por el cansancio, sino porque en la calle podría estar en contacto con garrapatas que podrían empeorar la situación.
  • El agua de coco natural, es decir, que no sirve en lata, aporta un montón de vitaminas y minerales que lo ayudarán a poner sus plaquetas en su sitio.
  • El pollo desmenuzado cocinado sin aditivos será genial para recuperarse.

Estos tan solo son remedios caseros y en ningún caso sustituyen a los preceptos del veterinario, sino que lo complementan. Recuerda que observar a tu perro y estar atento a sus cambios es clave para su recuperación.

¿Qué es un recuento de plaquetas bajo?

Las plaquetas son fragmentos de células que ayudan a prevenir la pérdida de sangre cuando se fractura un vaso sanguíneo o se produce una lesión. Cuando el recuento de plaquetas es bajo, existe el riesgo de que el animal se desangre incluso por una pequeña lesión. La trombocitopenia puede ser congénita, pero la mayoría de los casos se adquieren. Esto significa que ocurren después de una pérdida severa de sangre, problemas en la médula ósea o la administración de ciertos medicamentos, como la aspirina, el paracetamol y la penicilina.

Signos y síntomas

Un perro con un recuento bajo de plaquetas no siempre muestra síntomas. A veces, solo un análisis de sangre muestra que algo está mal. Algunos perros experimentan sangrado de las encías, o pueden sangrar después de una inyección. Algunos perros también se lastiman con facilidad, desarrollan hemorragias nasales o una erupción roja causada por la rotura y filtración de los capilares debajo de la piel. Sin una transfusión, un perro se debilitará cada vez más y podría morir. Siempre busque atención veterinaria si su perro muestra alguno de estos síntomas.

Plan de acción

El tratamiento depende de la condición del perro y la causa subyacente, pero muchos perros necesitan una transfusión. Además, los perros con un sistema inmunitario débil pueden necesitar medicamentos inmunosupresores, como los corticosteroides. Es posible que necesiten antibióticos u otros medicamentos para tratar afecciones asociadas con el bajo recuento de plaquetas. Los casos graves pueden requerir hospitalización hasta que el perro sea lo suficientemente fuerte como para ir a casa. Las condiciones que pueden llevar a un recuento plaquetario bajo incluyen cáncer, pancreatitis y producción de médula ósea alterada.

Casos agudos

Los casos de trombocitopenia que son el resultado de una pérdida de sangre aguda pueden requerir una transfusión de sangre o, a veces, varias. Sin una transfusión, es posible que su perro entre en shock. Si se necesita una transfusión, generalmente es una decisión urgente. Las reacciones de transfusión siempre son un riesgo, por lo que los perros deben ser vigilados de cerca. El riesgo de una reacción negativa, que podría causar un shock o incluso la muerte, es mayor en los perros que han recibido transfusiones en el pasado.

Por que se reduzem como las plaquetas?

Cuando nos damos cuenta de que nuestro perro está apático, débil o sin ganas siquiera de pasar tiempo con nosotros, es posible que se encuentre con un nivel bajo de plaquetas. Esto es causado por varios factores:

  • Leucemia. Esta enfermedad de la sangre hace que las plaquetas se debiliten. Ellas acaban desapareciendo, afectando el sistema inmunológico.
  • Linfoma. Cualquier tipo de célula cancerígena causa un daño enorme a la sangre y, por lo tanto, en la cantidad de plaquetas.
  • Trombocitonemia imunomediada. Por causa de esta enfermedad, el cuerpo del perro crea anticuerpos que luchan contra las plaquetas y las destruye.
  • Heridas con hemorragia. Debido a la pérdida de sangre, se produce también la pérdida de plaquetas.
  • las Infecciones, tales como la enfermedad de la garrapata o erliquiose. También destruye las plaquetas del cuerpo de su mascota.

Perro con plaquetas bajas: ver los síntomas presentados

Como usted puede saber si su perro tiene la baja de plaquetas? Observando su comportamiento, ya que son varios los signos que le mostrará que algo no funciona como debería.

Estos son algunos de los signos:

  • Apatía, no sólo a la hora de jugar, pero también a la hora de comer
  • Fiebre
  • Hematomas en la piel deb >

Como aumentar las plaquetas de los perros

Una vez que hemos reconocido las causas y los síntomas, veamos cómo podemos ayudar a nuestra mascota. Por encima de todo, recuerde que es muy importante que haya sido el veterinario a diagnosticar la falta de plaquetas en el animal.

Usted debe seguir el tratamiento prescrito para revertir la situación. Normalmente, el veterinario puede sugerir una transfusión, corticoides, de hierro o de alguna medicación que se administra por vía oral o por vía intravenosa.

Ahora, hay cosas que usted puede hacer en casa para reforzar el tratamiento del veterinario. Pero todo ello sin olvidar que esto debe ser seguido al pie de la letra.

Estos son sólo remedios caseros y en ningún caso sustituyen a los preceptos del veterinario, sólo los complementan. Recuerde que observar a su perro y estar atento a los cambios en su comportamiento y la apariencia es la clave para su recuperación.

Diagnóstico

Para tener un diagnóstico acertado, además del visual, es importante ir a un veterinario que puede practicar distintos análisis a nivel físico y bioquímico al perro, así como pedir una prueba en el que se haga el conteo de plaquetas.

Además puede pedir otros exámenes como el control de electrolitos. Es muy importante en la visita al veterinario que le contemos con detalle el estado de ánimo del perro, por lo que es trabajo de nosotros el observar detenidamente a la mascota y ser muy específico con los momentos y las horas.

Muchas veces el resultado de estas pruebas pueden indicar anemia, que puede ser una causa subyacente para el sangrado, y en este sentido es fácil tomar medidas.

No obstante si el problema persiste y se ha detectado algún síndrome en el perro, especialmente si es una de las mencionadas razas por predisposición genética para estas enfermedades, hay que tomar otras medidas.

Quizás se requieran exámenes más detallados para poder determinar el funcionamiento de las plaquetas, el tiempo de protrombina y el tiempo de tromboplastina parcial. En otras palabras, se busca detectar si hay dificultad de las plaquetas para que se puedan unir entre sí.

Otra prueba simple que puede hacer un veterinario es hacer una mínima incisión en la parte interior de la mejilla. Con esta prueba el veterinario puede determinar la cantidad de sangre y el tiempo que tarda en curar la herida.

Entre otras cosas que puede hacer el veterinario está realizar una transfusión de plaquetas, recetar suplementos a base de hierro para que ayuden a la producción de las plaquetas, administrar corticoides o algún tipo de medicación oral o intravenosa que pueda ayudar al perro en su condición.

Como dueños podemos hacer mucho para que el perro pueda recuperarse y tenga su misma calidad de vida.

Primeramente y una vez recibido el diagnóstico del veterinario, es el momento de buscar el tratamiento que se nos ha indicado para eliminar o contrarrestar la enfermedad. Por ejemplo y si se trata de la enfermedad dela garrapata entonces hay que tener cuidados especiales dentro de la casa hasta que las plaquetas suban.

Además, hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a que nuestra mascota suba las plaquetas. Como ejemplo, hacemos bien en mantener al perro hidratado con suficiente agua fresca y en un recipiente que se pueda cambiar veces al día.

En caso de que el perro no esté de estado de ánimo, podemos darle cubos de hielo para ayudarle a beber.

Por otra parte el caldo de pollo es muy útil para subir las plaquetas y no sólo funciona en los seres humanos. Un caldo con las patas de pollo, zanahoria, patata, cebolla y apio puede ser muy nutritivo. En el caso de las verduras, podemos triturarlas para que queden a modo de crema o en dado caso podemos colar los ingredientes sólidos para dejar un caldo.

Otros alimentos que son ricos en hierro son el hígado de pollo y la ternera, que pueden facilitar la mejoría en el perro. El agua de coco natural también aporta hierro vitaminas A y C y calcio. Todos estos factores ayudan al incremento de las plaquetas.

Finalmente se recomienda mantener al perro en la casa durante algunos días y dejar que recupere sus energías en reposo, sin estar en contacto con otros animales ya que estos pueden estar contagiados de garrapatas y pueden causar una lesión que empeore el cuadro clínico.

Estos remedios caseros son muy efectivos, pero de ninguna manera sustituyen el diagnóstico del veterinario y la medicación que deba ser tomada. Hay que recordar que hay que estar muy pendientes del comportamiento del perro y estar atentos a los cambios, positivos o negativos, para que el perro pueda volver de nuevo a sus actividades y ser de nuevo feliz a nuestro lado.

Pin
Send
Share
Send
Send