Animales

Cómo saber si un perro tiene problemas cardiacos

Pin
Send
Share
Send
Send


La tos, la fatiga y una respiración dificultosa son señales que pueden advertir de que el perro padece una insuficiencia cardiaca

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 16 de agosto de 2012

Los problemas cardiacos afectan a un número considerable de perros, de forma especial, a medida que el animal envejece. Sin embargo, los problemas de corazón son diferentes en perros grandes y pequeños. Por ello, conviene reconocer algunas de las señales que avisan de que el perro tiene una insuficiencia cardiaca y aprender cómo tomar el pulso a un perro en casa.

Problemas de corazón, diferentes en perros grandes y pequeños

El corazón de un perro, como el de las personas, puede fallar. Las dolencias cardiacas se deben a diferentes motivos y dependen, en general, del tamaño del perro. En ocasiones, son las válvulas del corazón las que padecen algún daño, una dolencia más frecuente en perros de reducido tamaño.

En los perros pequeños son más frecuentes los daños en las válvulas del corazón, mientras que en los grandes este no puede devolver la sangre al resto del cuerpo

Las bacterias que infectan la boca de los canes pequeños acaban por afectar a las válvulas del corazón, una especie de compuertas que controlan la entrada y salida de sangre y provocan la enfermedad conocida como insuficiencia valvular. "La insuficiencia cardiaca de los perros pequeños se debe a un problema en las válvulas del corazón, que comienza con una infección en la boca", confirma el veterinario Fausto Andrés.

Otras veces, este órgano vital para cualquier animal pierde la fuerza que necesita para bombear toda la sangre que el cuerpo del can requiere. Es el caso de los canes de gran tamaño.

"En el perro grande suceden cuando el propio corazón crece tanto que las válvulas no llegan a tocarse", añade Andrés. Cuando esto ocurre, el corazón no funciona de forma adecuada, ya que no es capaz de devolver la sangre al resto del cuerpo, que la necesita. En este caso, la dolencia se denomina miocardiopatía dilatada.

Señales de la insuficiencia cardiaca en el perro

El cuerpo de un animal con problemas de corazón no recibe toda la sangre que precisa para realizar su actividad normal. Puesto que la sangre transporta los nutrientes y el oxígeno, esenciales para la vida, los músculos y órganos del animal con corazón enfermo que esperan esta recarga se verán obligados a reducir su funcionamiento. Cerca del 60% de los perros toy mayores de diez años (entre ellos los canes de raza Yorkshire) padecen algún tipo de dolencia cardiaca, según estima Andrés.

Un perro que se fatiga de un modo excesivo durante el ejercicio, los juegos o los paseos al aire libre puede padecer un problema cardiaco. El corazón del animal con insuficiencia cardiaca lucha por bombear la sangre con oxígeno, que no llega a los músculos en la cantidad necesaria. Esto se traduce en problemas para respirar e inhalaciones de aire cada vez más rápidas: el perro intenta captar el oxígeno que su cuerpo le demanda.

"Una sensación de fatiga o la tos son otras señales para barajar que pueda haber una dolencia cardiaca en el perro", advierte el veterinario. En los casos más graves, incluso, es posible algún desmayo.

Cómo tomar el pulso a un perro en casa

El cuerpo de un perro que padece un problema de corazón intenta trabajar a mayor velocidad de lo habitual para compensar la menor llegada de sangre al cuerpo. Esto explica que el corazón de un perro con esta enfermedad bombee sangre a un ritmo más rápido, por lo que los latidos se aceleran.

Medir en casa las pulsaciones del perro puede ayudar a detectar a tiempo una insuficiencia cardiaca

Medir en casa las pulsaciones del animal puede ser un modo útil de percibir a tiempo una insuficiencia cardiaca en el perro. Para ello, hay que intentar que el perro se tumbe de lado, sin forzarle, de forma que se sienta relajado. Luego se colocan los dedos (no el pulgar) a la mitad del muslo del can, ya que en esta zona es más fácil percibir el pulso del perro.

Debe contabilizarse el número de latidos del perro a lo largo de 15 segundos y multiplicar la cantidad de pulsaciones percibidas por cuatro, para obtener el número de latidos del perro por minuto. Conviene repetir la operación para asegurarse de que el recuento ha sido correcto.

El número de pulsaciones habituales para un perro que pesa menos de 13 kilos oscila entre 100 y 160 por minuto. Para un animal por encima de ese peso, el número de latidos se reduce a un intervalo aproximado de entre 60 y 100 latidos por minuto. El veterinario será quien mejor pueda informar en cada caso.

¿Cuáles son los problemas cardiacos típicos en perros?

Aunque no lo creas, cada vez son más los perros que deben ser atendidos y tratados por problemas cardíacos. Las enfermedades de este tipo pueden deberse al sedentarismo y a la alimentación inapropiada. También hay algunas patologías que afectan más a unas razas que a otras, aunque en la mayoría de los casos no tiene que ver con algo congénito, sino con sus hábitos. Entre las principales afecciones podemos encontrar:

4. Enfermedad pericárdica

En este caso, el saco protector del corazón se llena de líquido y no permite que los latidos se lleven a cabo como corresponde.

Algunas razas de perros pequeños –como el pequinés o el poodle– son propensos a padecer cardiopatía valvular debido a que el corazón les late más a prisa que en otras. Las razas más grandes –como bóxer, gran danés o San Bernardo– pueden presentar microcardiopatias de forma lenta y progresiva debido al esfuerzo que ha hecho el corazón toda la vida.

2. Intolerancia al ejercicio

No nos referimos a un perro que no quiere correr varios kilómetros, sino a uno que ni siquiera intenta buscar una pelota arrojada a pocos metros de su lugar. Si tu mascota es renuente al ejercicio o a los juegos presta atención, ya que puede ser una señal de alarma.

También identifica si tras los paseos está demasiado cansado o le cuesta respirar, ya que puede ser señal de problemas cardiacos originados por obesidad.

3. Problemas respiratorios

La tos persistente, que empeora por las noches –sobre todo cuando duerme– y cuando está en posición sentada o recostada puede indicar problemas cardiacos. Además, puede presentar dificultad para respirar o jadeos frecuentes, incluso con esfuerzos muy leves como levantarse de la cama.

4. Cambios de comportamiento

Si tu perro era bastante activo y poco a poco notas que no quiere siquiera salir al jardín, quizás se deba a algo particular o a un problema más serio. También puede suceder que por las noches tarde mucho en echarse a dormir y cambie de postura continuamente, como si en ninguna estuviese cómodo.

5. Mareos, desmayos y letargo

Cuando la enfermedad cardiaca está avanzada el cuerpo no se oxigenará como corresponde. Y eso puede traer muchas consecuencias. Por ejemplo, que el animal esté desorientado, que se maree o camine de lado, que se sienta débil y apático, como sin fuerzas todo el tiempo.

Ante una enfermedad cardiaca es fundamental el tratamiento adecuado por parte del veterinario. El profesional realizará las pruebas que considere necesarias y luego dedicirá cómo actuar. No dejes pasar el tiempo para llevarlo a la consulta, pues cuanto antes se trate, mejor para la vida de tu mascota.

Yamila Papa Pintor es una periodista especializada en deportes (Círculo de periodistas deportivos, 2006-2008). Entre los años 2010 y 2011 trabajó como periodista deportiva en “Argentinos Pasión”.

Desde el año 2011 se desempeña en la redacción de artículos sobre distintas temáticas: salud, deportes, viajes, mascotas y recetas de cocina, entre ellas. Además, es locutora de radio y televisión, y una gran entusiasta por la vida natural. Es vegetariana y participante activa de una fundación encargada de plantar árboles en su país de origen, Argentina. En cuanto a idiomas, domina el inglés y el portugués, y tiene un nivel básico de árabe.

Recientemente completó su formación con el curso de: »Introduction to Food and Health» (Universidad de Stanford, 2019)

Las infecciones de la piel en perros son más habituales de lo que podríamos pensar y, si no se tratan correctamente, pueden llegar a traspasar la barrera que es la piel e instalarse en otros órganos, incluso pueden llegar a…

Hoy en día podemos encontrar una amplia gama de suplementos para las articulaciones de los perros en el mercado. Estos productos tienen como base varias moléculas de origen químico o natural, como son el colágeno, la glucosamina sulfato, el condroitín…

La enfermedad de la que hablamos en este artículo es conocida con varios nombres: ricketsiois, fiebre hemorrágica o ehrlichiosis del perro. Se trata de una enfermedad infecciosa de carácter grave, y que debe diagnosticarse a tiempo. Sigue leyendo si quieres…

Ante una situación de emergencia lo importante es mantener la calma, siempre. Por esta razón, te contamos cinco cosas que debes saber para prestar primeros auxilios a tu perro. 1. Mantén la calma Ante una urgencia siempre debes mantener la…

Si eres de los que gustan mucho de las actividades al aire libre o tienes un perro, te interesará saber cuáles son las enfermedades transmitidas por garrapatas y qué hacer para evitarlas. Las garrapatas, unos de los insectos más odiados,…

El mantenimiento general de la salud de un gato es importante para evitar que sufra problemas de la piel. La condición del pelaje y la piel de un felino puede ser un indicador de su salud general. Te traemos una…

Síntomas de la insuficiencia cardiaca en el perro

La observación de estos síntomas en nuestro perro deben hacernos sospechar que su corazón no está funcionando adecuadamente:

  • Disnea y tos: la dificultad respiratoria o disnea se manifiesta como una respiración superficial y rápida. La tos se produce habitualmente por las noches. Es consecuencia de la formación de edema en los pulmones debido al incremento de la presión venosa.
  • Intolerancia al ejercicio y debilidad: disminuirá su nivel de actividad y se cansará antes durante los paseos. Los tejidos no están bien irrigados y no pueden soportar un nivel de actividad normal. La última consecuencia de la escasa perfusión de los tejidos es la caquexia cardiaca o pérdida extrema de condición corporal.
  • Edemas: se libera líquido desde los vasos sanguíneos a cavidades como el abdomen (ascitis).
  • Síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos…): se deben a la congestión venosa de órganos como el hígado o el estómago.
  • Síncope: pérdida transitoria de la conciencia, generalmente a causa de ciertas arritmias, debido a la ausencia de perfusión sanguínea a nivel cerebral.

Pruebas para el diagnóstico de cardiopatías en el perro

Si sospechamos que nuestro perro podría estar sufriendo insuficiencia cardiaca o simplemente ya supera los ocho años de edad, debemos acudir a nuestro veterinario para que realice un estudio cardiológico, determinando las causas de la insuficiencia y enfocando adecuadamente el tratamiento médico. Te presentamos algunas de las pruebas más utilizadas para diagnosticar cardiopatías en los perros:

  • Auscultación: mediante un fonendo o estetoscopio colocado sobre el tórax es posible escuchar soplos o ruidos cardiacos. Se complementa con la toma del pulso, para determinar su calidad y la frecuencia cardiaca.
  • Electrocardiografía: consiste en registrar la actividad eléctrica del corazón. Nos aporta información sobre la frecuencia cardiaca, la existencia de arritmias y anomalías en el tamaño de las cámaras cardiacas. También es posible realizar una monitorización continua mediante holter.
  • Radiografía: permite visualizar la forma y tamaño del corazón, así como la existencia de edema pulmonar y congestión de otros órganos, como el hígado.
  • Ecocardiografía: es la única técnica que nos permite visualizar la anatomía cardiaca en movimiento, observando el tamaño de las cámaras, la fuerza de contracción, el funcionamiento de las válvulas y el flujo sanguíneo.
  • Resonancia magnética y tomografía axial computadorizada: valoran la anatomía cardiaca con mucha más precisión.
  • Tensiometría: actualmente existen aparatos específicos para nuestras mascotas que nos permiten conocer la presión arterial con fiabilidad.

1. Arritmias

Las arritmias son sin duda síntomas de enfermedades cardíacas en perros. Se trata de una irregularidad en el patrón de los latidos del corazón y, aunque pueden estar causados por muchos factores, es una anormalidad que debe ser evaluada por el especialista.

Existen arritmias muy distintas, lentas o aceleradas, pero señalan claramente un problema en los órganos internos del perro.

2. Problemas de respiración

En ocasiones no es fácil detectar una arritmia y es que no es habitual estudiar el ritmo del corazón de nuestra mascota. Por esa razón, uno de los síntomas más comunes que alertan a un propietario responsable son los diferentes problemas de respiración que sufren los perros con enfermedades cardíacas:

  • Respiración acelerada
  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Soplo del corazón
  • Jadeo frecuente

Cualquiera de estos síntomas pueden ser un indicio de problemas cardiovasculares en el perro o que estén asociados con otro tipo de enfermedades. La tos frecuente es una señal muy común.

3. Intolerancia al ejercicio

Los perros con problemas del corazón sufren malestar y debilidad al ejercitarse activamente. Por esa razón es habitual verles tumbados siguiendo un estilo de vida sedentario. Los desmayos, golpes de calo constantese incluso la negación a hacer ejercicio son señales de alarma que nos manda nuestro compañero. Un perro sano y acostumbrado a una rutina activa o moderada no debería presentar problemas para ejercitarse de ningún tipo.

El malestar del perro y otros factores que se originan cuando sufre alguna enfermedad cardíaca pueden hacer que el can vomite de forma regular. En estos casos es habitual observar pequeñas regurgitaciones compuestas por bilis. Aunque este tipo de problema es también un síntoma de otras enfermedades, es común en perros enfermos por problemas del corazón.

Para finalizar con estos 5 síntomas de enfermedades cardíacas en perros es importante resaltar que, todos los síntomas en conjunto, van a provocar tal grado de malestar en nuestro perro que es probable que se muestre débil, apático y letárgico.

Si observas más de uno de estos síntomas es muy probable que tu perro pueda estar sufriendo algún problema en sus órganos internos.

¿Qué hacer si nuestro perro sufre alguno de los 5 síntomas de enfermedades cardíacas en perros?

Existen enfermedades y problemas de salud muy diversos que pueden afectar a nuestro perro. Entre los más habituales destacamos la cardiomiopatía dilatada y la cardiomiopatía hipertrófica.

Para saber cuál es la enfermedad que está afectando a tu perro será básico acudir al veterinario en busca de un diagnóstico que debe hacerse mediante un electrocardiograma, una ecografía e incluso una radiografía. Dependerá de cada caso.

A partir del diagnóstico, el veterinario nos recetará la medicación pertinente o los cambios en la rutina del perro que sean indicados para su caso concreto, valorando la edad del paciente y la capacidad física que posea. En los casos más graves puede llegar a solicitarse una intervención.

Cuidar la salud de tu mascota es muy importante, por esa razón acudir al veterinario de forma regular es imprescindible para detectar a tiempo cualquier problema de salud.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a 5 síntomas de enfermedades cardíacas en perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades cardiovasculares.

Pin
Send
Share
Send
Send