Animales

Bañar a un Hámster

Pin
Send
Share
Send
Send


Por naturaleza los hámsteres son animales muy limpios e higiénicos. Como los gatos, pasan más del 20% de su día acicalando su piel. Para ellos, es parte de su rutina diaria, y el acto de acicalarse, es símbolo de que se sienten bien en todos los sentidos.

La forma en que los hámsteres se limpian a si mismos es tan efectiva, que realmente no es necesario bañarlos. De hecho sumergirlos en agua o "darles una ducha" no es muy correcto y sano para ellos.

Sin embargo, si el animal se encuentra muy sucio, existen baños especiales que podemos darles para remover las suciedad. ¿Tienes un hámster, ya sea de pelo largo u corto, y que crees necesita un baño? Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal y sabrás cómo bañar a tu hámster.

¿Bañar a mi pequeña bola de pelo?

Cómo mencionamos anteriormente, no es muy recomendable bañar con regularidad a tu hámster. La razón es porque al someterlo a grandes cantidades de agua estaríamos retirando los aceites naturales que protegen su piel y que además actúan como reguladores de temperatura corporal ¡Sí, la naturaleza es muy sabia!

En caso de que esté muy sucio o tenga residuos adheridos a su piel puedes darle un baño cada 2 o 3 semanas. Éste será un tipo de baño particular, tienes varias opciones. Si tu hámster es de pelo corto tendrás menos problemas con esto porque además la muda de pelo no será tan dramática, pero si es de pelo largo, puedes intentar cepillar su pelaje con una cepillos de cerdas suaves y naturales.

1 - Baño en seco

Acude a una tienda de mascotas y pide que te den un champú para baño en seco especial para roedores. No uses cualquier producto que veas en el supermercado, no existe ningún sustituto. De regreso a casa, coge una toalla pequeña, por ejemplo las que utilizamos para secarnos las manos o un poco más grande, y coloca con cuidado a tu hámster.

Ve rociándolo con el champú por todo el cuerpo menos por la cabeza, queremos cuidar ojos, nariz, orejas y boca. Usa un cepillo de cerdas suaves y regálale un agradable y delicado masaje, que ayude a expandir todo el champú de forma uniforme. Hazlo tanto a favor como en contra del pelo para que, poco a poco, elimines todo residuo de suciedad y producto.

También existen toallitas húmedas para hámsteres.

2 - Baños de arena

Esta opción es la más sencilla para ti y la menos estresante para tu mascota. Es la versión baño de burbujas para los hámsteres. Coloca dentro de la casita de tu mascota un recipiente grande con arena (la puedes comprar en la misma tienda de animales), deberá ser tan grande como para que tu hámster se pueda meter dentro y se sienta cómodo, pero no demasiado como, para no caber en la casita.

Esta es una de las razones por la cuál debes darle un buen hogar a tu mascota. A tu hámster le encantará revolcarse en la arena y será una excelente forma de remover cualquier suciedad en su piel. Puedes comprar el recipiente en cualquier supermercado.

No olvides que la arena debe ser específica para roedor (las arenas para chinchillas pueden funcionar muy bien) y que debe estar esterilizada.

Imagen de @JoJo en YouTube:

3 - Baño con agua

Esta será la última opción de todas, una que usarás solo si a tu hámster no le interesa la arena, resulta alérgico al champú seco o se pone muy nervioso al manipularle. Para terminar y saber cómo bañar a tu hámster, utiliza el baño con agua:

Deberás escoger un recipiente que no sea muy profundo y siempre colocar el agua a temperatura tibia. Evita mojar la cabeza de tu hámster y lleva a cabo todo el proceso con la mayor suavidad posible porque esto podría ser estresante para tu mascota.

Para el jabón o champú, compra uno que sea especial para hámsteres o roedores. No lo dejes mucho tiempo en el agua, trata de aprovechar el tiempo. Cuando el baño finalice, seca inmediatamente a tu hámster con una toalla y mantelo cómodo y abrigado.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo bañar a mi hámster?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.

¿Qué pasa si tu hámster está sucio?

Si tu pequeña bola de pelos se ve un poco menos que impecable de vez en cuando, no es necesariamente algo de lo que preocuparse. Los hámsters pueden gastar hasta el 20% de su tiempo en el aseo . Por lo que es muy probable que ellos mismos se encarguen de mantener su aspecto brillante y hermoso.

A algunos hámsters les encanta un poco de ayuda adicional para estar limpios. Esto puede ser en forma de un baño de arena. Pero es necesario asegurarse de que la arena que proporcionamos no irrite sus ojos. La arena para chinchillas es excelente para este propósito. Todo lo que necesitas hacer es poner un poco de esta arena en un contenedor resistente. Uno que no vaya a rodarse por toda la jaula. Recuerda asegurarte de que es del tamaño adecuado para que tu hámster pueda entrar y salir de él fácilmente.

Un baño de arena no es algo que a todo hámster le encantará. Por lo que es posible que a tu amigo peludo le guste o que no. De cualquier manera puede valer la pena dar a los baños de arena una prueba.

Puede parecer obvio, pero también es muy importante asegurarse de que la jaula de tu hámster se mantenga limpia. Esto también les ayuda a mantenerse limpios a ellos. Y también es importante mantener a tu mascota saludable.

Una vez a la semana debes colocar tu hámster en un ambiente seguro (un pequeño portador es una buena opción) y limpiar la jaula a fondo. Hacer esto ayuda a asegurar que tu pequeño amigo es capaz de mantenerse limpio con su rutina de aseo.

¿Qué pasa si mi Hámster no se asea como de costumbre?

Los hámsters no sólo se mantienen limpios cuando se asean. Otra razón muy importante para la rutina del aseo es su naturaleza territorial . Pueden amarte mucho pero definitivamente no quieren oler como tú, así que quitan tu olor cuando se limpian. También difunden su propio olor por todas partes. Este olor proviene de pequeñas glándulas alrededor de la parte superior de las caderas de tu hámster.

El aseo es una necesidad para un hámster, por lo que si el aseo se detiene, normalmente hay algo mal con su mascota. Obviamente, los hámsters pasan una buena parte del tiempo descansando y durmiendo. Así que si acabas de llevar un hámster a tu casa no confundas tomar un descanso en medio del aseo con que tu mascota esté enferma. Si intentas despertarlos para comprobar que están bien asustarás a tu hámster y no estará muy contento contigo. Sin embargo, si tu hámster no se asea durante veinticuatro horas es necesario llevarlos al veterinario para un chequeo. Ya que luego de este tiempo hay una buena probabilidad de que se sienta enfermo.

No te pierdas de conocer estos 7 Beneficios de tener un hámster

Baño con arena

En primer lugar, prueba primero si es suficiente con un baño de arena. Como ya hemos dicho, un baño podría poner en riesgo su vida, y un baño de arena en muchos casos es ser suficiente. El hámster se revolcará en esta arena ya preparada para cumplir esta función y ésta sacará la mayor parte de suciedad.

  • Compra arena para chinchilla en nuestra tienda y ponla en un plato hondo o tazón.
  • Es importante que sea arena y no polvo, ya que este podría causar problemas respiratorios en los roedores como los hámster.

Si tu pequeño amiguito tiene algo pegado en el pelo, es mejor que pruebes directamente cortándole la zona de pelo afectada con unas tijeras de punta redonda, esto solucionará el problema y no afectará en nada a tu hámster.

¿Qué debo hacer si hay alguna sustancia tóxica en el pelaje de mi hámster?

Obviamente, no quieres que tu hámster trague nada que sea tóxico. Si tu mascota de alguna manera termina con una sustancia, como goma de mascar o pintura en su pelaje, entonces necesitas quitarlo tan pronto como sea posible. Esto para evitar que lo laman cuando sea su rutina de aseo.

Es mejor si la sustancia se puede eliminar cortando el pelaje afectado , pero esto no siempre es posible. Si no hay otra manera de quitar la sustancia entonces tendrás que bañar a tu mascota.

Si vas a bañar a un hámster se recomienda que utilices un cepillo de dientes blando y no usado con un poco de agua tibia para ayudar a desenredar cualquier parte de pelaje que esté enmarañada. Y un poco de algodón, de nuevo con un poco de agua tibia , para limpiar el área afectada.

Recuerda que debes intentar utilizar tan poca agua como sea posible, para no quitar muchos de los aceites de la capa de tu hámster.

Nunca debes usar champú ni cualquier otra sustancia en tu hámster sin antes consultar a un veterinario . Esto porque tales productos químicos podrían hacer que tu mascota se enferme si digiere el residuo cuando haga su rutina de aseo.

Una vez que hayas limpiado a tu mascota, asegúrate de que está completamente seco antes de ponerlo de nuevo en su jaula. Si todavía está húmedo, existe la posibilidad de que se resfríe y enferme.

Lava tu hámster con champú en seco

En nuestra tienda podrás encontrar champú o gel en seco específico para roedores. Este método es el más recomendado, ya que de esta forma no se eliminan los aceites esenci ales contenidos en su pelaje que le protegen de infecciones y parásitos. Para lavarlo de esta forma:

  • Pon un poco de champú o gel en la palma de la mano
  • Repártelo uniformemente por todo el peleaje y masajealo suaveemente.
  • ¡No lo enjuagues con agua! Recuerda que éste es un champú en seco. Seca cu >Esto dejará a tu amiguito un aroma más agradable sin necesidad de recurrir a baños de agua que puedan poner en riesgo su salud.

¿Cómo bañar a un hámster?

El baño sólo se debe hacer en circunstancias excepcionales. La arena de Chinchilla mantendrá la capa limpia y libre de grasa. Normalmente no debe haber necesidad de bañar a su hámster con agua en absoluto durante el curso de su vida.

Si tu hámster tiene sustancias tóxicas o nocivas en su pelaje, entonces debe bañarlo a menos que sea capaz de cortarlo. Si hay goma o algo pegajoso, por lo general se puede cortar de la capa.

Lávalo con un paño húmedo

Si la solución del baño de arena no ha sido suficiente y no tienes ningún gel o champú en seco, es preferible que uses este método antes de bañarlo por completo. Para ello:

  • Llena un vaso de agua o un recipiente pequeño y vierte en él una gota de champú para mascotas con pH neutro sin aroma. Es preferible que la cantidad de champú sea muy pequeña, lo suficiente para no hacer espuma.
  • Moja la punta de un paño suave en en agua y acaricia a tu hámster en la dirección natural del pelo, esto evitará que la tan delicada piel del animal se vea afectada lo menos posible.
  • Seca a tu hámster con una toalla suave y limpia de la misma forma
  • Ya puedes introducir a tu hámster de nuevo en su jaula. Aprovecha este proceso para limpiar también su jaula, así no volverá a impregnarse del mal olor. Asegúrate de que la jaula no esté situada en un lugar donde haya corriente de aire, ya que estos animalitos se pueden resfriar con mucha facilidad. Si la temperatura del ambiente es bastante fría, también es recomendable que sitúes la jaula en el lugar más cálido de tu casa.

La mejor manera de bañar un hámster es esta:

  1. Obtenga un recipiente que contenga 2 pulgadas de agua tibia. Prueba la temperatura con el codo para asegurarte de que no es demasiado caliente o demasiado fría.
  2. Humedece el hámster y frota suavemente en el área sucia para limpiarlo. Ten mucho cuidado de no dejar que el agua se acerque a la nariz, la boca, los oídos o los ojos.
  3. Si tu hámster tiene algo particularmente pegajoso que no se puedes cortar en su pelaje, entonces puedes utilizar champú, pero debe ser champú para bebés. Una vez más, asegúrate de no acercarte a la cara del hámster.
  4. Cuidadosamente enjuaga el champú, y coloque el hámster en una toalla.
  5. Seca con mucho cuidado. Ten cuidado de las patas del hámster.
  6. Luego, consigue un secador de pelo y ponlo en su configuración más baja. Mantenlo muy lejos del hámster y siempre mantén tu mano entre el secador y el hámster para evitar quemar la piel.
  7. Baña a tu hámster en un día caluroso si es posible para disminuir las posibilidades de un resfrío.
  8. Asegúrate de que la piel está completamente seca antes de devolver el hámster a su jaula o las virutas se adherirán a la piel húmeda.

La cosa más importante a recordar es que tu hámster se mantendrá generalmente limpio. Sólo debes intentar bañar a un hámster cuando sea absolutamente necesario. ¡La mayor parte del tiempo su pequeño peludo estará hermoso sin ninguna ayuda!

Bañar al hámster

Si has llegado hasta aquí es porque la situación es más complicada de lo normal y tu hámster ha estado en contacto con alguna sustancia tóxica que no pueda limpiarse fácilmente y no puedas llevarlo al veterinario de inmediato. En este caso, debes seguir los siguientes pasos como último recurso:

  • Llena un recipiente lo suficientemente grande para meter al animal con uno o dos dedos de agua templada
  • Si es necesario, vierte un par de gotas de champú para mascotas con pH neutro sin aroma en el agua, y procura que en todo momento el agua no le alcance el hocico y los ojos.
  • Si has usado champú, asegúrate de enjuagarlo con agua templada para sacar todo los residuos de champú que pueda quedar.
  • Seca a tu hámster con una toalla suave y limpia acariciándolo en la dirección natural del pelo
  • Ya puedes introducir a tu hámster de nuevo en su jaula. Asegúrate de que la jaula no esté situada en un lugar donde haya corriente de aire, ya que estos animalitos se pueden resfriar con mucha facilidad. Si la temperatura del ambiente es bastante fría, también es recomendable que sitúes la jaula en el lugar más cálido de tu casa.

Consejos a tener en cuenta

✔ Asegúrate de que sea arena para chinchilla y no polvo, ya que el polvo puede causar problemas respiratorios en los roedores.

Cuando lo agarres, hazlo siempre con delicadeza, porque son animales pequeños y frágiles.

✔ Los hámsters se asean de forma natural ellos solos con su lengua.

✔ Si debes hacerlo, hazlo preferiblemente en un día caluroso, ya que los hámsters son muy susceptibles al frío.

✔ Es recomendable que un amigo o familiar te ayude, agilizará todo el proceso.

✔ No lo bañes por diversión o por puro capricho.

Advertencias

❌ ¡No intentes secarlo con un secador de cabello!

❌ No lo hagas nadar, porque es muy estresante para ellos y podría ahogarse.

❌ Como ya hemos indicado, no lo bañes a menos que sea necesario para su salud.

❌ Bañarlo lo estresará, lo que podría perjudicar su sistema inmunológico. Presta atención a cualquier signo de enfermedad los días posteriores al baño.

❌ Un hámster maloliente puede ser un signo de enfermedad. Considera la posibilidad de llevarlo al veterinario para descartar cualquier anomalía.

❌ Es recomendable que consultes con tu veterinario antes de bañar a tu mascota.

También te puede interesar…

Pin
Send
Share
Send
Send