Animales

Por qué tu perro se tumba al sol?

Pin
Send
Share
Send
Send


Si alguna vez te has preguntado por qué a los perros les gusta tomar sol, en esta entra te damos la respuesta.

La gran mayoría de los perros busca un lugar soleado para echarse y pasar la mayor parte del tiempo descansando. Y por más que intentemos quitarlos del lugar, ellos vuelven a echarse.

Beneficios de tomar sol

No creas que los perros se echan a tomar sol sólo porque desean estar calientes o porque tienen frío, hay beneficios que tu mascota obtiene a través del sol.

Huesos fuertes

Una de las razones de por qué a los perros les gusta tomar es porque fortalece sus huesos y dientes a lo largo de la vida.

Fortalece el sistema inmunológico

Al tomar sol se fortalece el sistema inmunológico de tu mascota, por lo que favorece el proceso de cicatrización y repone los tejidos desgastados.

Duermen mejor

Al pasar varias horas del día echados tomando sol los perros duermen mucho más tranquilos y mejora la calidad de su sueño.

Vitamina D

Otro de los beneficios de por qué a los perros les gusta tomar sol es que favorece la absorción de Vitamina D, encargada de la adecuada absorción de calcio.

El astro de la vida

Como sabemos bien, el sol es el principal agente que causa la vida en el planeta, incluso antes que el agua misma. Sus rayos solares bombardean todo el tiempo la atmósfera terrestre, lo que cual permita la creación de diferentes moléculas y partículas beneficiosas para los ecosistemas.

Es por esto que las plantas aprovechan la luz solar al máximo y crean oxígeno, componente vital para el sustento de la vida en el planeta. Esto es un hecho que todas las personas deberían conocer de memoria. Pero, ¿sabías que no solo las plantas sacan provecho de esta estrella?

Todos los animales lo hacen de una forma u otra, y los perros no son la excepción. De hecho, es un componente bastante importante en el desarrollo de la vida del animal, así que cuando veas que un can se tumba al sol, recuerda que lo hace por es beneficioso para él.

El perro se tumba al sol por vitamina D

El sol es el principal responsable de generar vitamina D en los cuerpos de los animales, los canes intuyen el beneficio de este, y esta es una de las razones por la que perro se tumba al sol.

La vitamina D es fundamental en su cuerpo, ya que consigue fortalecer sus huesos de forma constante, lo que le permite resistir de mejor manera los rigores del día a día.

Pero no solo la vitamina D sirve para esto, también se encarga de mantener sus músculos en forma junto con el ejercicio diario que debería hacer el animal. Si le brindas a tu compañero una buena dosis de ambas, seguro que estará siempre en forma.

Es fundamental que incluso las razas de compañía tomen el sol como cualquier otra especie. Se preguntarán por qué: la musculatura de ellos también está en constante movimiento, además, evita que se atrofien sus extremidades con el tiempo.

En la mayoría de los casos, el pelaje absorbe la energía del sol y la convierte en vitamina D, pero de esta forma no llega todo lo que su cuerpo necesita. Para recoger toda el componente, el animal recurre a lamerse el cuerpo y así obtener la máxima cantidad posible.

Serotonina: hormona de felicidad

Existe otra razón por las que el perro se tumba al sol, y es para sentirse mejor de ánimo. El sol en los canes estimula la generación de serotonina, también llamada la hormona de la felicidad.

Es vital la generación de esta hormona para que el perro se sienta mejor consigo mismo y con el entorno que le rodea. La serotonina alivia los síntomas de la depresión en perros, estimula el organismo inmunológico y alivia la sensación de soledad que pueda tener al estar solo.

Claro está que no es recomendable dejar en soledad a nuestra mascota, estar con su amo o con otros perros es la mejor forma de darle la felicidad que él requiere en su día a día.

La luz solar, además, influye en la segregación de melatonina, la cual se conoce como la hormona del sueño. Sin ella, los perros no podrían descansar tan bien como lo hacen regularmente.

Si os dais cuenta, es común que muchos perros se duerman mientras están tomando el sol, y se debe a la segregación de esta hormona. Debéis prestar mucha atención a vuestro compañero cuando esto suceda, ya que en exceso puede ser dañino para el animal.

El peligro de que tu perro se tumbe al sol

Hemos hablado de los beneficios, pero hay que recordar que todo en exceso es malo para la salud, y el astro no es la excepción de la norma, así que prestad mucha atención cuando su perro se tumba al sol.

El exceso de luz solar puede causar quemaduras e irritaciones en la piel de nuestra mascota, así que lo ideal es aplicar bloqueador y cremas en zonas sensibles. Recuerda vigilar que el suelo sea apto para que el can pueda estar sobre él y evitar que se quemen sus almohadillas.

Mantenlo hidratado, el calor puede causar problemas graves de hidratación y darle mucha sed a tu perro. Recuerda dejarle un bowl con agua cerca para que disfrute al máximo.

1. El Sol, fuente natural de vitamina D

La vitamina D forma parte del grupo de vitaminas liposolubles, que son aquellas que se disuelven en grasas y aceites, quedan almacenadas en los tejidos adiposos del organismo principalmente y, por ende, permanecen retenidas en el cuerpo por más tiempo. De esta forma, no es necesario proporcionar al perro suplementos de vitamina D a diario, ni alimentos ricos en ella porque su organismo es capaz de mantenerla durante un periodo de tiempo. Además de obtenerla a través de los medios ya citados, los canes saben que la mejor forma de proporcionar a su cuerpo la cantidad de vitamina D que necesita es a través de la luz solar, por lo que el principal motivo que da repuesta a la pregunta por qué a los perros les gusta tanto el sol es, sin duda, este.

De la misma forma que la vitamina D resulta fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, también lo es para los perros. En este sentido, esta vitamina liposoluble favorece la absorción de calcio y fósforo, por lo que ayuda en el correcto desarrollo de los huesos del can y evita la aparición de enfermedades relacionadas con el sistema óseo, como la osteoporosis. Por otro lado, la vitamina D juega un papel fundamental en el desarrollo de la musculatura del animal, favoreciendo el sistema nervioso e impulsando las contracciones musculares, hecho que beneficia especialmente a las razas de perro corpulentas como el american staffordshire terrier. Así mismo, esta vitamina también beneficio al sistema inmunitario del animal.

En nuestro caso, cuando tomamos el sol la piel absorbe directamente la vitamina D, sin embargo, cuando se trata de los animales, el pelo que recubre todo su cuerpo impide que pueda llegar a la dermis y, por tanto, el aceite transformado en vitamina D se queda en el pelaje del can. Así pues, después de un largo rato tendidos al sol, los perros lamen sus patas y el resto del cuerpo para conseguir absorberla.

2. Favorece la producción de serotonina

Si pensabas que los beneficios del sol para los perros se reducían en la absorción de vitamina D estabas muy equivocado, y es que la luz solar también ayuda a producir una mayor cantidad de serotonina. Esta sustancia química producida por el organismo actúa como neurotransmisor para mantener el estado de ánimo estable, por lo que podríamos decir que se trata de uno de los antidepresivos naturales más efectivos. De esta forma, al tumbarse al sol el perro favorece la producción de dicha sustancia, promueve la sensación de felicidad transmitida por ella y, por ende, mejora su estado de ánimo. Así pues, podemos decir que otra de las razones por las cuales a los perros les gusta tanto el sol es porque, simplemente, les hace felices.

3. Mejora el sueño del perro

Además de todo lo anterior, la exposición a la luz solar favorece la segregación de melatonina, hormona encargada de regular el ciclo del sueño en los animales. De esta manera, al segregar más cantidad de esta hormona el can consigue incrementar la calidad de las horas de sueño así como regularlas y descansar plácidamente.

4. Proporciona calor en épocas de frío

Como es evidente, tomar el sol también proporciona calor a los perros en los días más fríos. De esta forma, además de exponerse a la luz solar para obtener vitamina D, sentirse mejor emocionalmente y físicamente, lo hace para combatir las bajas temperaturas del invierno. Así mismo, existen perros más resistentes al frío que otros, por lo que lo más vulnerables, como los chihuahuas y otras razas de pelo corto, tienden a necesitar pasar más tiempo tumbados al sol.

5. Alivia el dolor de las articulaciones en perros ancianos

El pelaje de los perros de edad avanzada es mucho más débil que el de los canes jóvenes, por lo que son más propensos a sentir frío y notar un incremento del dolor de sus articulaciones en caso de sufrir enfermedades reumáticas. En este sentido, tomar el sol alivia esta sensación y les ayuda a no sentir tantas molestias.

Pero. ¿es bueno el sol para los perros?

Después de hacer un repaso por los principales beneficios de tomar el sol en perros resulta imprescindible aclarar si realmente es bueno o no para ellos. Pues bien, aunque nos pueda parecer que tras conocer los datos anteriores la respuesta ha de ser un rotundo "sí", lo cierto es que es un "sí sin excederse". En aquellos perros en periodo de crecimiento, tomar en exceso el sol podría provocar la absorción de más vitamina D de la necesaria, lo cual desencadenaría en un exceso de calcio que podría llevar a una incorrecta formación de la mandíbula, dientes y alteraciones en el sistema nervioso, muscular y óseo. Con esto no queremos decir que no debamos dejar que nuestro cachorro se tumbe al sol, sino que debemos estar pendientes para evitar que lo haga durante muchas horas al día.

Por otro lado, los perros de pelo blanco, pelo corto o muy corto pueden llegar a sufrir quemaduras, golpes de calor o insolaciones si se exponen al sol durante muchas horas seguidas. Estos canes no cuentan con un pelaje tan resistente como el resto y, por ello, debemos extremar las precauciones si queremos que la luz solar se convierta en algo beneficioso para ellos, y no en todo lo contrario.

Precauciones a tener en cuenta

Para evitar que el sol provoque daños en nuestro perro, aconsejamos tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Procura que tenga agua fresca siempre disponible.
  • En épocas de mucho calor, refresca a tu perro humedeciendo su cabeza.
  • Actualmente, el mercado de productos para animales también nos ofrece protectores solares para perros, si el tuyo es un can sin pelo o pelo muy corto, no lo dudes y hazte con uno.
  • Evita que el perro se tumbe al sol durante muchas horas segu >

Señales de alerta ante un golpe de calor en perros

Antes de adentrarnos en las señales de alerta que pueden indicarnos que nuestro can puede sufrir un golpe de calor resulta imprescindible diferenciar esta condición de la insolación. El golpe de calor se produce cuando el cuerpo del perro se calienta en exceso durante un periodo corto de tiempo, y puede suceder como consecuencia del ejercicio intenso, el clima caliente o la exposición excesiva a los rayos del sol. Por su parte, la insolación es mucho más grave y suele aparecer tras el golpe de calor si este no es tratado. Debemos prestar especial atención a ambas condiciones, puesto que de no hacerlo podrían acabar con la muerte del animal.

Los principales síntomas del golpe de calor en perros son los siguientes:

  • Respiración rápida
  • Temperatura corporal superior a 42ºC
  • Exceso de salivación
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Piel azulada debido a la falta de oxígeno
  • Lengua decolorada por la pérdida de hidratación
  • Tambaleos
  • Temblores musculares
  • Vómitos

Si tu can presenta cualquier de estos síntomas después de tomar el sol durante muchas horas seguidas, actúa rápido, retíralo del calor y humedece la cabeza y el resto del cuerpo con paños de agua fría.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a los perros les gusta el sol?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Beneficios del Sol en perros para los perros

El sol es fundamental para la síntesis de la vitamina D. El contacto de los rayos ultravioletas con la grasa de la piel hace que se creen grandes cantidades de vitamina D3. Nuestros perros al lamer sus patas y pelaje absorben vía oral esta vitamina esencial. Puedes obtener más info aquí: ¿Por qué mi perro lame sus patas?

No importa si tu perro tiene mucho o poco pelo, necesita tomar el sol para poder obtener las cantidades adecuadas de vitamina D. La vitamina D es fundamental para su cuerpo (al igual que para el nuestro), ayuda a fijar el calcio y fósforo en lo huesos, nivela la tensión, alivia estrés, aumenta la constitución muscular y hace que estén de mejor humor.

En estaciones templadas o frías, el sol les aporta también un extra de calor. Ellos pueden descansar o dormir muy plácidamente mientras el sol calienta sus cuerpos, realmente disfrutan con ello.

El sol en dosis adecuadas fortalece el sistema inmune de nuestro perro, también favorece la regeneración de piel muerta, cicatrices, etc.. En resumen, el sol tiene grandes beneficios para nuestros perros, siempre y cuando se tome de forma correcta.

Recuerda que los perros no necesitan utilizar protector solar, su pelo es suficiente para evitar quemaduras. Pero si has rasurado a tu perro, o cortado el pelo de forma excesiva…. debes tomar precauciones para que su piel no se queme.

Peligros del Sol para un perro

El sol puede ser tan bueno como peligroso para nuestros perros. En invierno no existe un gran peligro en realidad… pero ¿qué sucede en los meses más cálidos?

A nuestros perros les gusta tanto tomar el sol que no son conscientes del peligro que puede representar. Si hace mucho calor no debemos dejar que nuestro perro se exponga durante un tiempo prologando al sol, podría sufrir un golpe de calor. Los golpes de calor pueden provocar incluso la muerte… no es para tomárselo a broma.

Seguro que muchas veces habéis visto como en pleno verano y a cuarenta grados de calor… vuestro perro sale al jardín o balcón a tomar el sol. No es malo siempre y cuando lo controlemos, no debemos dejar que tome el sol por un tiempo prolongado y por supuesto no debemos dejar que se duerma bajo un sol abrasador.

Debemos poner siempre a su disposición agua fresca, en verano el agua de los bebederos se calienta con facilidad, por lo que debemos sustituirla por agua fresca varias veces al día.

También debemos tener cuidado con el suelo, si al poner la mano en el suelo nos quemamos y no podemos mantenerla… No debemos dejar que nuestro perro camine por ahí, ya que se quemará sus patitas (almohadillas).

Cuando viajemos en coche, debemos tener cuidado con que no le de el sol directamente a nuestro perro. En el coche no tiene agua fresca para beber, además el aire de la ventana o aire acondicionado del coche puede causarle una falsa sensación de frescor mientras sufre un golpe de calor.

Resumiendo, debemos tener mucho cuidado cuando haga calor en exceso. Principalmente, en los meses de verano.

Fuente de vitamina D

Es una vitamina liposoluble indispensable para el desarrollo de huesos y músculos pues favorece la absorción del calcio y fósforo. Tanto los seres humanos como los perros la conseguimos mediante la comida, pero también mediante el astro rey. Los canes, al tener el cuerpo cubierto de pelaje, cuando llevan un rato tumbados al sol se lamen ya que su pelo impide que la vitamina pueda llegar a la piel.

Alivia el dolor articular

Con el tiempo, las articulaciones de los perros se van desgastando. La artritis, la artrosis y otras enfermedades relacionadas con as extremidades tienen a aparecer a partir de los ocho-nueve años de edad. Además, la piel se va haciendo más débil por lo que se vuelven más sensibles al frío y a que el dolor se incremente. Para reducir la molestia buscan un remedio natural, que en este caso es el sol.

La calor recibida calienta la piel, lo que alivia el malestar.

¿Es bueno el sol para los perros?

Sí, sin ninguna duda, pero sin excederse. Si es un perro que está en época de crecimiento, un exceso de vitamina D podría hacer que se acumule calcio en exceso, lo que podría acabar desarrollando alteraciones en sus dientes o afecciones al sistema nervioso óseo o muscular. Esto no significa que no pueda tomar el sol, sino que simplemente hay que evitar que lo haga durante muchas horas al día.

Por otro lado, si tiene el pelo corto, muy corto o de color blanco, hay que tener cuidado ya que podría sufrir quemaduras por una exposición muy larga a la luz solar.

¿Qué hacer para evitar problemas?

Hay una serie de medidas que debemos tomar para evitar disgustos, que son:

  • Dejarle agua fresca y limpia siempre disponible.
  • Durante el verano, refréscale poniéndole una toalla húmeda como cama o por encima. Si le gusta el agua, refréscalo con una manguera o regadora.
  • No le cortes el pelo en exceso. Un pelo demasiado corto hará que el perro se vuelva más vulnerable a los rayos ultravioleta.
  • No dejes que tome el sol durante las horas centrales del día.
  • Ponle un protector solar para perros.

¿Cómo saber si tiene un golpe de calor?

Los golpes de calor pueden estar causados por estar en un ambiente muy caliente (por ejemplo, dentro de un coche que se ha aparcado al sol), por practicar demasiado ejercicio, o por haber estado expuesto de forma prolongada al sol. Cuando un peludo sufre uno, se debe de actuar lo más rápido posible, si no se hiciera, podría acabar perdiendo la vida.

¿Cómo saber si tu perro sufre un golpe de calor? Los síntomas son:

  • Temblores
  • Temperatura por encima de los 42ºC
  • Vómitos
  • Dificultad para guardar el equilibrio
  • Lengua y piel azuladas por la falta de oxígeno
  • Exceso de salivación
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada

Para ayudarle, te recomendamos leer este artículo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Pin
Send
Share
Send
Send