Animales

Cómo calmar el hipo a tu perro

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Sabías que tu perro puede tener hipo? Descubre cómo funciona en los animales y estos consejos para pararlo.

Es posible que alguna vez en tu vida hayas tenido hipo. Es algo habitual que ocurre a muchas personas y que no se puede controlar. Si tienes en tu familia un perro, es posible que te hayas dado cuenta que en ocasiones tiene hipo. ¿Es normal que tu perro tenga hipo? ¿Qué es lo que lo causa? ¿Se puede tratar?

Qué es el hipo y cómo se produce

Los músculos del diafragma se contraen

Como ocurre en los humanos, los perros pueden tener hipo cuando los músculos que controlan el diafragma se contraen involuntariamente. Si tu perro tiene un poco de hipo, no tienes que preocuparte demasiado. De hecho, el hipo puede ser beneficioso para los perros, ya que les ayudan a aliviar los gases del estómago.

Por irritación de estómago

El hipo, a veces puede ayudar a los perros a aliviar la irritación del estómago. Aunque es más común en los cachorros, por lo general pueden tener hipo a lo largo de su vida, sobre todo también, a medida que envejece.

Igual que les ocurre a las personas, los perros pueden tener hipo por comer o beber demasiado rápido. Cuando el perro traga la comida muy rápidamente, tragará más aire y esto hará que se produzca el hipo.

Reacción a algunos alimentos

También puede ocurrir que el hipo sea una reacción a ciertos alimentos que han sido irritantes en el estómago del perro. Si tu perro suele tener hipo después de comer, es posible que desees tratar de cambiar la dieta de tu amigo para ver si el culpable es un alimento determinado.

Las emociones también causan hipo

Las emociones son otra causa que puede desencadenar el hipo en los perros. El estrés y la fatiga también pueden hacer que tengan hipo. Sin embargo, el entusiasmo por lo general también puede generar hipo inverso que se puede confundir con hipo normal.

El hipo inverso es cuando tu perro tiene respiraciones ruidosas e involuntarias a través de la nariz. Esto puede revertir cuando el perro trata de despejar la mucosidad. Si tu perro tiene hipo frecuente puede ser una indicación de otra causa más grave como asma, neumonía, derrame cerebral, pericarditis o hipotermia.

Acude a tu veterinario si dura demasiado

Si tu perro o cachorro tiene hipo con frecuencia o le dura más de media hora e incluso si tiene hipo con una ligera tos, entonces es necesario que acudas a tu veterinario para que pueda valorar cuál es su estado de salud actual.

Pero no suministres medicamentos de uso humano para curar el hipo de tu perro ni tampoco le suministres ningún tipo de medicamento destinado a los perros sin que tu veterinario lo haya valorado antes. Será tu veterinario quien diagnostique el hipo en tu perro y que realmente valore que no es otra causa.

Es necesario que prestes atención a la duración del hipo. Esto se debe a que los veterinarios consideran que si un perro sólo tiene unos pocos minutos no pasa nada, pero si pasa más de media hora entonces sí puede ser motivo de alarma. Pero será tu veterinario quien valore qué le ocurre exactamente.

Consejos para que tu perro deje de tener hipo

Si tu perro tiene hipo a causa de una hipotermia, deberás asegurarte de que le calientas con mantas para elevar su temperatura corporal, también puedes colocarle cerca de una estufa o de un ambiente cálido. Por lo general, se le debería ir el hipo sin necesidad de administrar ningún tipo de medicamento.

Si el hipo no está causado por un problema de salud grave es posible que se vaya con algunos remedios caseros. Por ejemplo:

- Puedes darle agua a tu perro para que beba para detener el hipo. En el agua puedes añadir un poco de miel ?pero sin pasarte- para ayudar a que se detenga el hipo.

- También puedes tratar de dar un masaje en el pecho del perro con el fin de masajear los músculos del diafragma para que se relaje y se elimine el hipo.

- Otra idea es jugar con el perro y sorprenderle mediante el juego, así, puede que el hipo también remita.

- Alimenta a tu perro, al comer es posible que le cambie el ritmo de la respiración y que mejore el hipo remitiendo del todo.

- Permite que tu perro haga ejercicio. Un paseo por el parque o buscar la pelota puede ser de ayuda. Las actividades al aire libre pueden estimular a tu perro, cambiar la respiración y el ritmo cardiaco. El hipo desaparecerá.

¿Y si no remite el hipo?

Si el hipo dura demasiado tiempo, como ya te he apuntado anteriormente será importante que acudas al veterinario para que encuentre la causa subyacente y que de este modo se pueda valorar el tratamiento adecuado dependiendo del estado general del perro.

Si el veterinario no encuentra ningún problema de salud en el perro, es probable que te recomiende administrarle clorpromazina o haloperidol, esto hará que los músculos del diafragma se relajen.

En casos raros e incluso algo extremos, cuando el tratamiento con medicamentos no es eficaz, es posible que el veterinario valore la cirugía para poder mejorar la calidad de vida del perro, ya que el hipo prolongado puede ser molesto e incluso causar molestias y dolor en el diafragma.

La cirugía se aplicará sobre el nervio frénico, causando que el diafragma se relaje. Sin embargo, la cirugía sólo debe valorarse en casos raros, extremos y que no quede ninguna otra alternativa para mejorar la calidad de vida del perro.

En la mayoría de episodios de hipo que no requieren de ningún tratamiento, exactamente igual que nos ocurren a los seres humanos. Normalmente el hipo no suele ser un problema grave de salud ni mucho menos. Con un poco de agua fresca se puede resolver el problema.

En algunos casos aislados, el hipo puede ser indicativo de algún problema de salud en tu perro y por eso es conveniente de que observes el hipo de tu perro y también su duración. Si notas que tu perro tiene hipo, vigila el tiempo que le dura y si son episodios cortos, entonces no te preocupes porque sólo será algo pasajero que no debas darle demasiada importancia.

Qué es el hipo

El hipo es un espasmo del diafragma que causará incomodidades a tu animal al igual que sucede en nuestro caso. No obstante, como en el caso de las personas, en los perros este problema tampoco es algo preocupante, por lo que es esencial que mantengas la calma y que seas consciente de que tu mascota estará bien sea que el hipo se vaya después de tus esfuerzos o no.

También debes saber que los cachorros tienen más tendencia a sufrir hipo y que en todos los casos, más o menos jóvenes, este desaparecerá pasados unos minutos.

Aun así, si el hipo se mantiene durante 30 minutos o más, o si el animal tiene arcadas o cualquier otro signo alarmante, lo mejor es que vayas de manera urgente a tu veterinario.

Juega con tu mascota

Distraer al animal a través del juego o mimos es la mejor manera de que el can se olvide del hipo y quizá antes de que se dé cuenta se le haya ido por completo. Aunque no suceda así, no te alarmes, pues como ya te dijimos, este problema no es peligroso siempre y cuando no vaya acompañado de otros síntomas.

Dale comida

El hipo en la mayoría de los casos es causado por comer de forma rápida, y esto hace que nuestros patrones de respiración cambien y generen ese ruidito molesto junto con los pequeños espamos que nos incomodan.

Darle al animal algo de comer puede cambiar nuevamente estos patrones, volviéndolos a su estado habitual y eliminando el molesto hipo.

El agua puede hacer la misma función que los alimentos, es decir, cambiar los patrones de respiración. De hecho, es lo primero que nosotros hacemos cuando tenemos hipo. Pues esto también funcionará en tu mascota.

Aunque dicen que lo del susto no funciona con los perros, parece que hay quienes recomiendan sorprender al animal una vez para ver si da resultados. Hacerlo más veces tan solo puede crear desconfianza en el perro hacia ti y eso empeoraría las cosas.

No hay nada mejor para cambiar la respiración que el ejercicio. Sal con tu mascota a caminar, a correr o a hacer cualquier cosa que a tu perro le guste, aunque sea tirarse en el barro. Esto podrá hacer desaparecer el hipo.

Si no, al menos el perro estará entretenido y se habrá olvidado del ruidito que le molesta y ¿quién sabe? Quizá al no recordarlo desaparezca.

No importa el tiempo que hace que bañaste a tu perro, incluso si hubiera sido ayer. A casi ningún can le gusta bañarse, por lo que en cuanto te vea quitarle el collar o coger la toalla hará tremendos esfuerzos por librarse de ese plan que le has preparado que tan poco le apetece. Esos esfuerzos pueden cambiar su respiración consiguiendo erradicar el hipo.

El hipo en los perros no es un problema que atender en la clínica veterinaria, pero entendemos que es molesto para tu mascota e incluso para ti y tu familia. Pero como ves, es fácil de solucionar si sigues nuestros consejos.

También intenta enseñar a tu perro a comer más despacio para que el hipo cada vez llegue a su vida de manera más eventual y no tan seguido.

¿Es normal el hipo en los perros?

Muchas personas advierten un "ataque de hipo" en sus perros y se preocupan, no obstante, como hemos adelantado en la introducción, el hipo en los perros se produce de forma similar que en las personas, mediante contracciones involuntarias que provocan un cierre de las cuerdas vocales, lo que causa el característico sonido.

Existen muchas causas que pueden provocar la aparición de este síntoma y, de forma general, podemos afirmar que es totalmente normal. No obstante, en algunos casos la visita al veterinario será imprescindible, a continuación hablaremos de ello, teniendo en cuenta las causas que pueden provocarlo.

Causas del hipo en perros

Los síntomas de hipo en perros pueden presentarse de forma repentina o continuada y pueden deberse a causas muy variadas. A continuación hablamos de las más comunes, aunque por supuesto existen más:

    Ingesta ráp >

Hipo en perros cachorros

El hipo en perros pequeños o bebés es común, de hecho, los perros de corta edad quienes sufren con más frecuencia esta sintomatología molesta. Pero al tratarse de un animal tan sensible como es un cachorro, es totalmente comprensible que toda la unidad familiar se preocupe y lo cierto es que si persiste de forma prolongada o se repite de forma constante lo más adecuado sería nuevamente acudir al veterinario.

Razas de perros con más predisposición a padecer hipo

Si bien todos los perros pueden experimentar hipo en algún momento de su vida, es más frecuente que aparezca en perros cachorros y en las razas de perros pequeños. Pero de entre todas las razas caninas, destacamos las siguientes con mayor predisposición a padecerlo:

¿Cómo quitar el hipo en perros?

Si has llegado hasta aquí preguntándote cómo curar el hipo en perros debes saber que no es necesario hacer nada, pues en la mayoría de casos se va a terminar pasados unos minutos. Para aliviar los síntomas o mejorar el bienestar del perro podemos masajear el cuello del animal suavemente. Eso sí, no debemos forzarle a beber agua o tomar alimentos si no lo desea. También será ideal proporcionarle mucha calma, evitando el estrés, la manipulación excesiva, los gritos o hacerle caminar si prefiere estar tumbado.

Sin embargo, en aquellos casos que observaremos que este molesto síntoma persiste durante horas, deberemos acudir al veterinario para identificar la causa que lo provoca mediante pruebas para el diagnóstico. En ningún caso debemos automedicar a nuestro perro o aplicar remedios caseros que no estén prescritos por un veterinario a nuestro perro, ya que podríamos empeorar el cuadro.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hipo en perros - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Pin
Send
Share
Send
Send