Animales

Consejos para evitar que mi perro se escape

Pin
Send
Share
Send
Send


Utilizar correa, llevar siempre encima premios comestibles y usar un GPS canino son algunas pautas que ayudan a que los perros no se extravíen o escapen por culpa de un descuido

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 7 de julio de 2014

Perder a un perro por culpa de un despiste es muy doloroso. Pero, además, un can que se extravía o escapa durante el paseo corre diversos peligros: puede ser atropellado por un coche, robado o sufrir heridas a causa de otros accidentes. Pero, ¿cómo conseguir que nuestro peludo compañero no se fugue ni se pierda? Estos siete pasos ayudan a conseguirlo: utilizar correa, acudir a los parques caninos, aprender a llamar al can con premios comestibles, entender que es nuestro amigo, usar chapas y microchips, hacerse con un GPS canino y evitar peligros previsibles.

1. ¿Cómo evitar que el perro se pierda? Con correa

Los perros se escapan menos cuando sabemos ganarnos su confianza, mirarles a los ojos y ser sus amigos

Los perros necesitan usar correa durante sus salidas al parque y los paseos por la ciudad. Y elegir la apropiada, según el tamaño y carácter de nuestro peludo compañero, es fundamental para un paseo feliz y sin extravíos.

El uso de correas para canes, además, es obligatorio en las urbes españolas, con las consecuentes multas por incumplimiento.

2. Evitar que el perro se escape: parques caninos

Aunque siempre a un ritmo inferior de lo que los amantes de los perros demandan, el número de parques y áreas cerradas de esparcimiento para canes crece en las ciudades de nuestro país.

Estas zonas caninas están delimitadas por una valla de seguridad que impide que los animales salgan de su perímetro. Muchas también incluyen áreas de juego (con túneles, obstáculos y otros entretenimientos caninos). Y otras cuentan con secciones arboladas donde descansar y disfrutar de nuestras mascotas con seguridad.

3. ¿Cómo lograr que el perro no se escape? Somos amigos

Un perro es un amigo, un peludo compañero al que debemos cuidar como se merece. Las personas que consiguen entender esta máxima y forjar una relación de cariño y amistad con sus canes obtienen, además, otra recompensa: para ellos, será más difícil perderlo durante los paseos. "El primer consejo para que un animal no se escape o pierda es crear un vínculo estrecho con él", afirma Ernest Belchi, de la Asociación Española de Educadores Caninos en Positivo y autor del blog Capitán Can.

¿Cómo conseguirlo? Los juegos, el cariño y velar por las atenciones del peludo amigo son pautas irrenunciables. ¿Otro truco? La comunicación visual es muy potente para esta mascota, por lo que conviene enseñarle a que nos mire a los ojos. "Para lograrlo, es importante que nosotros también lo hagamos, así como aprender a captar su atención, cuando es necesario", añade este educador.

4. Mi perro no se pierde: aprender a llamarle

Los perros se pierden menos si tenemos galletas caninas o trozos de salchicha encima, ya que es más fácil que vengan cuando les llamamos

Los perros que han aprendido a acudir cuando les llamamos se pierden menos. Para comenzar estas lecciones, Belchi recomienda utilizar premios comestibles, como las galletas caserass o trocitos de salchicha tipo frankfurt, muy olorosas y atractivas para el can.

Las bolsas de premios para perros, que se atan al cinturón, son un accesorio que facilita llevarlos siempre a mano durante las salidas. "Las recompensas comestibles por obedecer a nuestra llamada deben ser muy atractivas, hay que lograr que sean más interesantes que lo que pueda mover al can a escaparse o separarse de nuestro lado", añade.

5. Mi perro no se pierde: chapas y microchip

La identificación del perro con microchip es obligatoria en España. Este minúsculo dispositivo, que el veterinario introduce bajo la piel del cuello del can, contiene los datos y teléfono de contacto de su propietario.

Además, una simple chapa de metal colgada del collar o arnés del perro resulta muy útil. Se puede inscribir nuestro teléfono y el nombre del animal, para facilitar que quien encuentre a nuestro peludo compañero se ponga en contacto de inmediato con nosotros.

6. GPS para no perder al perro

La tecnología de los GPS (Global Position System) se ha adaptado al mundo perruno con éxito. Su misión es ayudarnos a localizar a nuestro amigo, en caso de extravío. El GPS se adosa al collar del can y algunos permiten ser conectados al smartphone. De esta forma, es posible saber en cada momento dónde se encuentra la mascota solo con consultar la pantalla del teléfono.

7. ¿Cómo hacer que el perro no se escape? Evite peligros

Una perra en celo libera potentes hormonas (feromonas) irresistibles para la mayoría de los canes machos, que pueden olerlas desde decenas de metros de distancia. El resultado es una situación de peligro para los dos (hembra y macho), ya que las posibilidades de que se escapen y extravíen se duplican. Las correas, así como variar la ruta habitual del paseo mientras que acaba el celo de la hembra, son medidas que contribuyen a que el momento del paseo canino sea feliz y sin extravíos.

¿Qué hace usted para conseguir que su perro no se escape o pierda? Puede compartir sus consejos en los comentarios. ¡Gracias!

¿Por qué se escapa mi perro?

Existen varios motivos por los que un perro se puede escapar:

Motivos sexuales

La presencia de perras en época de celo cerca de casa o en las zonas de paseo pueden provocar que tu perro salga corriendo hacia la fuente del olor. Las hembras liberan feromonas que atraerán a los machos de la zona. Evita las zonas en las que sepas que viven perras en celo en tus paseos.

Los perros y en especial los jóvenes necesitan quemar energía. Necesitan largos paseos o salidas a espacios en los que puedan correr libremente. Si un perro no tiene suficiente ejercicio puede huir de casa para correr y desahogarse.

Caza, ganas de explorar.

El olor de una presa cerca de casa o simplemente que vea la puerta abierta pueden provocar que tu perro salga corriendo. Muchos motivos pueden llevar a tu perro a escaparse sin saber muy bien por qué. Por eso es muy importante educar a tu perro y que esté integrado en tu familia. Si tu can siempre está en el jardín, no participa en juegos o actividades diarias con la familia, tendrá más tendencia a escaparse.

Las rutinas diarias, ya sean paseos, salidas al bosque o simplemente que nos acompañen a hacer unos recados, ocuparán parte del día de tu perro. Así, en los momentos que tenga que estar en el jardín o patio estará más cansado y menos aburrido.

Prevención y localización

No podemos evitar en todo momento que nuestro perro se escape pero sí podemos tomar unas precauciones que nos ayuden a encontrarlo.

Como bien sabes, la identificación con microchip es obligatoria en España. Se aloja bajo la piel del animal y contiene los datos de contacto del propietario. Esto es muy útil, pues si alguien encuentra a nuestro perro perdido, acudiendo a un veterinario podrán obtener los datos del propietario y contactar con nosotros.

Podemos también poner una placa con su nombre y nuestro teléfono en su collar. Es simple pero muy útil porque permite a la persona que encuentre a nuestro perro llamarnos directamente sin necesidad de comprobar el microchip.

Lo último para localizar a nuestro perro es el uso de GPS adosado al collar. Permite al propietario visualizar la ubicación de su perro con un smartphone.

Mi perro se escapa de casa

Zona exterior

Si tu perro pasa la mayor parte de su tiempo en una terraza o jardín debes saber que conoce cada rincón y que si hay alguna zona por la que pueda salir, lo hará. Por eso es importante que cerques o delimites bien la zona exterior y compruebes de vez en cuando que no se ha roto el vallado ni hay agujeros en la tierra que le permitan salir. Así estarás seguro cuando estés fuera de casa de que tu perro puede pasear por el jardín sin escapar y sin la necesidad de estar atado.

Respetar la puerta

Si cada vez que abres la puerta de casa tu perro intenta salir corriendo debes saber que es un problema de educación. Debemos asegurarnos de que aprendan desde pequeños a respetar la puerta. Cada vez que vayáis a salir a pasear coge la correa y dirígete a la puerta. El perro debe estar tranquilo en el momento que le pongas la correa y posteriormente cuando abras la puerta. Si no es así dí NO y cierra la puerta. Repite el proceso todos los días antes de salir hasta que lo entienda.

Mi perro se escapa durante los paseos

Si paseas por la ciudad es obligatorio el uso de correa. Si paseas sin correa por zonas rurales o parques caninos es importante que tu perro reciba un entrenamiento básico.

Responder a la llamada

Si el perro va suelto durante el paseo debemos acostumbrarlo a que no se aleje demasiado. Por eso es importante que acuda a la llamada. Debemos llamarlo atrayendo la mirada del animal y hablándoles alto y claro. En cuanto acuda, le daremos salchichas u otras recompensas. Debemos tener paciencia y no enfadarnos si no acude. Es un proceso lento y depende de la confianza. Poco a poco las recompensas deben ir desapareciendo. Lo mejor es acariciarlo y jugar con él cuando acuda, aunque cada cierto tiempo puedes recompensarlo.

Es importante que durante los paseos no lo llames solo en el momento de irse, pues se dará cuenta y lo evitará.

Evita zonas conflictivas

Si hay por la zona hay una perra en celo o sabes que tu perro se pone especialmente alterado al pasar por cierto lugar, evítalo. No cuesta nada cambiar un poco la ruta y evitar a nuestro perro distracciones que puedan hacerlo escapar, especialmente si está en fase de entrenamiento.

La importancia del ejercicio y el entrenamiento

Como hemos dicho antes, la falta de ejercicio es uno de los motivos por los que un perro puede escaparse.

Dependiendo de la raza y de la edad del animal sus necesidades son diferentes. Si tu perro es joven y muy activo debes hacerle quemar ese exceso de energía. Aunque lo saques a pasear varias veces al día, necesitan correr, liberar energía.

Un día en el monte o en un parque canino corriendo son perfectos para que tu perro llegue a casa cansado pero tranquilo. Así no tendrá tantas ganas de irse a explorar.

El entrenamiento es algo básico, no solo para evitar que se escape sino para que nuestro perro esté equilibrado y perfectamente integrado en la familia. Es muy importante dedicar tiempo a ello, no solo al principio. La constancia es fundamental. Y sobre todo no te enfades con él, los gritos y malos métodos son completamente improductivos. El refuerzo positivo y la constancia conseguirán que nuestro perro nos obedezca.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para evitar que mi perro se escape, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Por qué se escapa el perro

Lo primero que debemos plantearnos ante esta cuestión es por qué se escapa el perro. Puede haber muchas razones por las que el perro se escapa de casa o por las que se escapa si lo soltamos. Hay perros que no están acostumbrados a andar con correa y se sienten agobiados por ella, por lo que cuando los soltamos no quieren volver a ponérsela. También hay algunos perros que tienen mucha ansiedad al estar encerrados y deciden escaparse. Por otro lado, los perros que no han sido castrados, en el caso de los machos, pueden llegar a escaparse por alguna perra que tenga el celo y se encuentre cerca. En ocasiones, el perro se puede escapar porque se asusta por algún ruido, por ejemplo por los fuegos artificiales, aunque en este caso estamos hablando de algo puntual que podemos evitar si estamos con él y lo tranquilizamos.

Evitar que el perro se escape en casa

Es importante evitar que el perro se escape de casa, porque puede que le pase algo, que se pierda o lo atropelle un coche. Si el perro tiende a escaparse lo primero que debemos hacer es asegurar bien toda la zona del jardín y la casa para evitar que el perro salga. Además, cuando salgamos de casa debemos asegurarnos de que el perro se encuentra en un lugar en el que no puede salir. Es habitual que el perro se escape si abrimos la puerta. Es por eso que hay que adiestrarlo para que no salga y se mantenga a distancia cuando nosotros salimos. También en el caso de abrir un portal y que el perro salga, es mejor tener una zona separada para ellos.

Evitar que el perro se escape paseando

Cuando nos vamos a pasear con el perro puede que se escape si lo dejamos suelto en algún lugar. En principio, con los perros que suelen escaparse es mejor utilizar siempre la correa. Si deseamos darles un poco más de espacio y practicar la llamada para que venga podemos usar una correa extensible, que nos da mucho más radio de acción a la hora de pasear al perro. Así ellos tendrán su libertad y nosotros podremos controlarlos siempre que queramos acortando un poco la correa en caso de que sea necesario.

Adiestrar al perro para que venga

Tan importante es evitar que el perro se escape como adiestrar a nuestra mascota para que venga cuando lo llamamos. No pasa nada cuando los perros deciden explorar la zona y se alejan un poco de nosotros, no se están escapando, pero debemos estar seguros de que acudirán cuando los llamemos. Es fácil adiestrarlos en cuanto al método, ya que simplemente tenemos que llevar con nosotros algo que les interese, que normalmente es un juguete o chucherías típicas de perro. Cuando se aleje lo llamamos y cuando venga junto a nosotros le damos el premio. En ocasiones será una chuchería y otras veces podemos darle simplemente una caricia, para que no espere siempre el premio. Esto debemos repetirlo muy a menudo, hasta que el perro lo interiorice y venga siempre que lo llamemos. Con el tiempo no le daremos premios y acudirá igualmente a nuestra llamada. De esta forma nos aseguramos de que no se escapa cuando lo soltamos.

Video: Cómo entrenar a tu perro para que no se escape? #EnHoraBuena (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send