Animales

Cómo es un Beagle

Pin
Send
Share
Send
Send


Antes de comprar un beagle y que sea parte de tu familia durante los próximos 10 a 15 años, necesitas saber cómo hacer tu casa a prueba de beagle.

Recuerde que los beagles no son, básicamente, mascotas de interior, a pesar de que son pequeños y cariñosos. Son perros de caza naturales, por eso, el beagle es una de las razas de perros más aventureras. Esto significa que es capaz mordizquear, cavar y saltar sobre las cercas con el fin de salir a explorar.

Haciendo la casa digna de un beagle. El mantenimiento de un beagle en un piso no es aconsejable, un beagle es un animal social. Si tienes intención de bloquear a un beagle dentro de tu casa y luego te vas para la oficina, cuando llegues encontrarás tu casa completamente destrozada. Esto se debe a que un beagle solitario revisó la casa en tu búsqueda, no te encontró, se aburrió y decidió destruirlo todo. Vio unos zapatos y ropa en el suelo, las masticó, entonces se dio cuenta de algunos muebles y mascó tambien en las patas de los muebles, le dió hambre, bebió de la taza del inodoro y destruyó tu cuarto de baño, también. Este es sólo un ejemplo de lo que un beagle aburrido puede hacer.

Pondrás tu casa a prueba de niños, ¿verdad? La impermeabilización contra los beagles se hace de la misma forma. Necesitas mantener a tu beagle seguro, de la misma manera, es necesario mantener las cosas en tu casa seguras de tu beagle.

  • Deshazte de todas las plantas de tu jardín.
  • Retire la malla de alambre y coloca una valla. Los beagles se han sabido por saltar sobre las cercas de 6 pies de altura, por lo que debes aumentar la altura de la valla.
  • Asegúrate de que el área alrededor de la valla está cubierta de rocas. Esto va a evitar que tu beagle excabe en tu jardín.
  • mantén a tu beagle a la vista cuando está jugando en el patio. De esta manera puedes llegar a saber sobre alguna travesura o si está tratando de escapar.
  • Esconde todas las cosas fácilmente accesibles, como ropa, papeles, zapatos y libros.

¿Cómo hacer tus habitaciones a prueba de beagle?

• Póngase a gatas, imagina que eres es un beagle. ¿Qué es lo que ves frente a ti? ¿Puedes morderlo, destruirlo o masticarlo? Llévalo lejos.

  • Tu pequeño y curioso beagle es muy capaz de morder a través de cables eléctricos y telefónicos. Así que los cables sueltos deben ser asegurados firmemente.
  • A tu perro no se le debe permitir entrar en un área en la que hay cables eléctricos, como los cables de computadora, cables de televisión, cables del sistema de música, etc. Fíjalos a la pared, si no puedes evitar que tu beagle entre en la zona.
  • Evitar que el beagle pueda abrir tus gabinetes de cocina mediante la instalación de dispositivos de seguridad en las puertas. Esto va a evitar que tu perro entre en contacto con los agentes de limpieza domésticos, perjudicandose a sí mismo.
  • Mantenga la puerta del baño y la tapa del inodoro cerrada.

Estos son sólo algunas de las maneras en las que puedes hacer tu casa a prueba de beagle, llévelo acabo en este momento y asegúrate de que tu pequeño beagle está a salvo.

Personal >Los Beagles tienen un buen carácter y, criados para ser animales de grupo, se llevarán bien con la mayoría de perros. Les encantan los niños, pero necesitan estar en contacto con los gatos desde cachorros para poder entablar buenas relaciones con los felinos. El Beagle es un gran perro guardián, que ladrará ante cualquier cosa inusual. Aunque una vez el ladrón haya entrado, el Beagle seguramente preferirá jugar con él.

En general, se trata de una raza robusta y sana. Sin embargo, al igual que muchas otras razas, puede sufrir displasia de cadera (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera de los perros antes de dedicarlos a la crianza. La epilepsia y un tipo de meningitis (síndrome doloroso del Beagle) son enfermedades que se dan con más frecuencia en esta raza.

El Beagle necesita mucho ejercicio: alrededor de dos horas diarias o más. Debido a su fuerte instinto de cazador, no puede dejarse suelto hasta que esté muy bien adiestrado para regresar cuando se le llame. Un modo de mantener a su perro en forma es permitiéndole utilizar sus talentos naturales para la caza. Las pruebas de campo caninas son populares entre los propietarios de Beagles.

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Esta raza es fácil de cuidar, ya que solo requiere un cepillado semanal para eliminar el pelo muerto y suelto. Un pequeño problema es que a los Beagle les encanta restregarse sobre lugares que huelen mal. Por suerte, resulta muy fácil bañarlos. Deben examinarse los oídos con regularidad para asegurarse de que estén limpios y no haya infección.

Características del Beagle

  • Altura a la cruz: de 33 a 40 cm
  • Peso: unos 15 kg
  • Capa: todos los colores admitidos en los perros sabuesos
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: inteligente, vivo, alegre y resuelto
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: caza a pie de la liebre y el conejo, caza menor con con escopeta, perro de compañía
  • Necesidades del espacio: puede vivir en el interior de la vivienda
  • Alimentación del Beagle: unos 300 g diarios de alimento completo seco
  • Arreglo: ninguno
  • Coste mantenimiento: moderado

Las razones de la continua popularidad del Beagle son variadas, y esto se debe a que es verdaderamente un perro versátil que realiza muchas funciones. En primer lugar, y sobre todo, fue esencialmente un perro de caza, un verdadero sabueso. En segundo lugar era un especialista para la liebre, que se podía encontrar en abundancia en las Islas Británicas, y para los conejos de cola blanca, tan abundantes en EE.UU. En tercer lugar, su versatilidad como perro de caza era notable, ya que podía ser utilizado para casi cualquier tipo de pieza de las tierras altas, y resulta especialmente efectivo para la captura de ardillas y faisanes. En último lugar, pero no por ello menos importante, era y sigue siendo un perro pequeño, jovial, cariñoso y fiel, lo que hace que sea muy apreciado como mascota casera y compañero para los niños.

Todos los cachorros son hermosos, pero no hay nada tan adorable como un cachorro de Beagle. El estándar para esta raza del Kennel Club de Inglaterra dice que la expresión debe ser amable y atractiva, mientras que el American Kennel Club la define como dulce, agradable y suplicante. A mí me gusta especialmente la palabra «suplicante», ya que es ese aspecto el que hace que resulte casi imposible rechazar a un Beagle, ya que todos ellos parecen estar diciendo: «Por favor, llévame a casa contigo». Esos grandes ojos marrones y sus orejas péndulas podrían derretir a una piedra.

Virtudes del Beagle

El Beagle es una raza que encaja fácilmente en la mayoría de los hogares. Quiere complacer a aquellos a los que quiere y estar a su lado todo el tiempo posible, medrando cuando está al lado de su gente querida. Los Beagle pueden ser adiestrados, pero nunca trabajarán con la precisión con la que obedecen un Dobermann o un Shetland Sheepdog normales. Cuando se le ordena «Ven-vuelve», la tendencia del Beagle es la de responder: «Sí, en un minuto », y seguir con lo que está haciendo. Como el Beagle suspira por complacer, aprende lo que le gusta a usted (y que al mismo tiempo hace que él se sienta bien), y se esforzará por mantener este estado de cosas. Será tan obediente como resulte necesario para que usted esté de buen humor, pero, como es un Beagle, pensará en algunos trucos innovadores para hacerle reír y mantenerle entretenido. La vida con un Beagle siempre es divertida.

El Beagle tiene un tamaño manejable, y una talla de entre 33 y 40 cm a la cruz. Posee una constitución cuadrada, lo que significa que la longitud de su cuerpo (desde su pecho hasta sus piernas) es aproximadamente igual a su altura desde el suelo hasta la cruz. Con su instinto innato por la caza y por seguir un rastro, y su constitución corporal, es un perro atlético y funcional. Puede saltar sobre su regazo y al interior de su coche, salir a dar largos paseos con su correa puesta y seguirle a usted cuando salga a correr por el bosque o por la playa.

También es de fácil cuidado y necesita simplemente una dieta estándar de buena calidad para perros, y con su hermosa y corta capa no necesitará un acicalado excesivo. Necesita que le bañen ocasionalmente y un acicalado semanal, lo que incluirá que lo cepillemos para tener bajo control los pelos sueltos, y que le cortemos las uñas.

En el lado negativo, la tozudez del Beagle es legendaria. El Beagle necesita un propietario que sea amable, aunque firme, tolerante e insistente, alguien que no pierda los nervios cuando el perro desobedezca caprichosamente: alguien que disfrute con los retos.

La «música» del Beagle es exactamente eso: música para algunos y ruido para otros. Un Beagle solitario aullará y, en las ciudades, esto no contribuirá a las buenas relaciones con sus vecinos.

¿Quién es el propietario ideal?

Una pareja en la que ambas personas trabajen puede proporcionar un buen hogar a un Beagle si no le dejan fuera del hogar cuando llegan a casa y se le incluye, siempre que sea posible, en las actividades vespertinas y del fin de semana.

Generalmente se lleva bien con los niños de cualquier edad, siempre que hayan crecido juntos y los niños sean amables, cuidadosos y considerados con el perro. Los niños y los perros hacen una buena pareja, siempre que los niños tengan presente que un perro es como una persona con pelo y no un oso de peluche o una muñeca.

¿Qué necesita el Beagle?

Un hogar en el que siempre haya alguien durante el día es ideal para cualquier perro, haciendo que la sociabilización y la educación básica resulten más sencillas. Pero en los tiempos actuales, en los que ambos miembros de una pareja trabajan y los niños están en el colegio, se deben hacer algunos planes para acomodar al cachorro mientras esté solo. No se debería dejar a un cachorro suelto por la casa. Incluso el dejarle encerrado en la cocina o en la despensa no supone una solución ideal. Un cachorro al que dejemos solo se aburrirá y pronto ocasionará daños en su entorno. Esto no es nada bueno para los muebles ni para el cachorro, ya que muchos de estos objetos pueden provocar grandes daños y facturas caras del veterinario si son mordidos y tragados. Deberá aprender todo lo referente a la utilización de una jaula como instrumento para la educación básica del cachorro.

Todo perro que viva en una zona urbana debe disponer de un recinto vallado. No podemos esperar de un perro que se quede dentro de los límites de su propiedad ni que se pasee suelto de forma segura por el vecindario, y los Beagle no suponen una excepción. Hay demasiados coches y camiones que, además, van demasiado deprisa como para arriesgarse a que un perro vaya suelto por la calle.

Siempre debemos sacarle a pasear con la correa y el collar puestos. Cuando no lleve la correa puesta debe encontrarse muy lejos del tráfico, ya que su curiosidad innata, su agudo sentido del olfato y su devoción por la caza harán que deje a un lado la precaución y continúe con lo que está haciendo, ya sea con o sin su propietario.

A ningún perro le gusta estar encerrado y apartado cuando su familia está en casa. Un Beagle que participe, siempre que sea posible, en las actividades familiares será un Beagle feliz y bien adaptado.

Preocupaciones relativas a la salud del Beagle

El hipotiroidismo (funcionamiento insuficiente de la glándula tiroides) es un problema de salud bastante común en los perros, ya sean de pura raza o cruzados, y afecta a muchos Beagle ancianos. Muchos perros nacen teniendo una función tiroidea normal, pero puede que se vuelvan hipotiroideos a medida que envejecen. Existen dos causas para este problema: una es la enfermedad tiroidea autoinmunitaria y la otra, más frecuente, es el hipotiroidismo idiopático.

Las buenas noticias sobre el segundo tipo de hipotiroidismo es que su diagnóstico no es complejo mediante una muestra de sangre y su tratamiento es fácil y barato: consiste, sencillamente, en administrar una pequeña pastilla una o dos veces por día. Los indicadores comunes del hipotiroidismo son el aletargamiento, la tendencia a la obesidad, una mayor sensibilidad al frío y al calor, pérdida bilateral de pelo y ennegrecimiento bilateral de la piel, especialmente en el abdomen y los muslos. El hipotiroidismo también puede afectar negativamente a la reproducción.

Los problemas de espalda son tan frecuentes en los perros como en las personas, y se sabe que los Beagle también los sufren. Existen muchas razones por las que los perros padecen problemas de espalda (que van desde las vértebras torácicas, pasando por las lumbares y hasta llegar a la región coccígea), y entre ellas se incluyen las causas familiares y las ambientales. Los perros con problemas esqueléticos que afecten a su flexibilidad y a sus movimientos no deberían ser utilizados como animales reproductores.

Además, deberíamos preocuparnos por mantener a nuestro Beagle esbelto y delgado, con una pequeña capa de grasa y con musculatura recubriendo las costillas. En condiciones ideales, debería parecer un atleta fuerte y esbelto capaz de desempeñar el trabajo para el que fue criado.

Los síntomas comunes de los problemas de espalda pueden ser la reticencia a subir y bajar escaleras o a entrar y salir de su coche, temblar, esconderse, la falta de apetito y, en los casos extremos, una postura jorobada o una parálisis parcial o completa de las extremidades posteriores. Cualquiera de estos síntomas requerirá la atención inmediata por parte de un veterinario.

La epilepsia canina es otra enfermedad que afecta a los Beagle. Se han llevado a cabo investigaciones exhaustivas sobre la herencia de la epilepsia, y el estudio de los pedigrees muestra que efectivamente, es hereditaria (se da más en los miembros de una misma familia de lo que cabría esperar si la razón fuera el mero azar). Una pregunta que debe usted formular al criador al que visite acerca de su línea es: «¿Ha tenido alguno de sus perros ataques de tipo epiléptico?». Es importante que sepa que un criador responsable no haría criar a aquellos animales que padezcan esta enfermedad. Aparte de la epilepsia, hay otras razones por las que un perro puede sufrir ataques pero, a pesar de ello, cualquier tipo de ataque debe hacer que vayamos inmediatamente al veterinario para que someta al perro a un chequeo completo para dar con el diagnóstico.

La «enteritis del cubo de la basura» es un término que se aplica a los perros que se dan un festín comiendo cosas que no se encuentran normalmente en su recipiente para la comida, lo que da como resultado molestias gastrointestinales. Los perros que han robado alimentos de la mesa de la cocina, del cubo de la basura o que han estado husmeando en la cesta de la colada deben ser vigilados por si muestran algún tipo de molestia: falta de apetito, vómitos, diarrea o una obstrucción intestinal. Recuerde que tanto los perros adultos como los cachorros pueden tragarse cosas que no sean opacas, como unas medias de señora o lencería, que no aparecerán en una radiografía pero que pueden dar lugar a una obstrucción completa del intestino.Lo mejor es buscar ayuda profesional tan pronto como apreciemos cualquier tipo de molestia.

Si deseas saber más sobre el Beagle te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Beagle Serie Excellence:

Problemas de salud frecuentes en los Beagle

Una de las características de los Beagle, es su gran apetito. ¡Nunca se cansa de comer! Por lo que es posible que si no se controla la cantidad de pienso que ingiere, termine desarrollando problemas de peso.

Aparte de la tendencia a engordar, ¡por glotón! Tiene riesgo de:

  • Epilepsia
  • Problemas cardíacos
  • Enfermedades de espalda
  • Enfermedades de la vista

¡Es un perro muy sano! Por lo que prácticamente, solo tendrás que llevarle al veterinario para las revisiones, vacunas…

¿Vas a comprar un Beagle? ¿Qué consejos necesitas?

Si estás buscando a tu cachorro de Beagle, hay algunos consejos que puedes tener en cuenta:

  • Asegúrate de que el criador responde a todas tus dudas, y que conoce realmente la raza.
  • ¿Tienes alguna referencia de otros criadores, clientes…?
  • Asegúrate de que los perros están inscritos en el LOE, si estás adquiriendo un cachorro con pedigree, comprueba que está en regla. ¡Recuerda! Tramitar el pedigree de un cachorro, no es nada caro. ¿te está dando excusas? ¡Desconfía!
  • Pide al criador la cartilla del cachorro actualizada.
  • Nunca está de más que pidas al criador que te enseñe sus instalaciones, así puedes ver el estado del resto de los cachorros y las condiciones en las que los tiene.
  • ¡Recuerda! El cachorro tiene que estar con su madre por lo menos dos meses, ¿El cachorro tiene los ojos cerrados? ¡Es demasiado pequeño!

Antes de adquirir a tu futura mascota, ten en cuenta los cuidados que requiere, y es que en el caso de los Beagle, los cuidados básicos son:

  • Cepillado de vez en cuando (recuerda utilizar un cepillo de goma)
  • Baño cada 6-8 semanas
  • Cuidado de las uñas
  • Cuidado de ojos, orejas y dientes
  • Acudir al veterinario para las vacunas y revisiones

¿Te animas a tener a un Beagle como compañero?

Personalidad

Se suele considerar que los beagles se llevan bien con otras mascotas y con los niños. Son perros alegres a los que les gusta el afecto. Prefieren la compañía. De hecho, si se los deja solos, pueden aullar y adoptar comportamientos destructivos. Según una guía para propietarios de perros, los beagles también encabezan la lista de ladridos excesivos y pueden ser difíciles de adiestrar en el control de esfínteres y en obediencia.

Convivencia

Los beagles son perros activos y curiosos. También son sabuesos, por lo que deambulan por naturaleza. Es necesario evitar que paseen de forma peligrosa confinándolos en un patio vallado o sujetos con una correa cuando salen de casa.

Los beagles también son perritos simpáticos. No cuentes con ellos para que protejan tu casa. Pueden ladrar, pero probablemente no harán mucho más que agitar la cola si se encuentran con un intruso.

Su pelo corto es extraordinariamente fácil de cuidar y requiere un aseo mínimo y solo baños ocasionales. Una vez dejan de ser cachorros, algunos beagles parecen tener tendencia a padecer sobrepeso rápidamente, por lo que hay que vigilar su ingesta calórica. La esperanza de vida del beagle está en torno a los 12 años.

La raza beagle existe desde hace siglos y es una de las más conocidas del mundo. Según un historiador de razas, ya se escribía sobre los beagles en el siglo XV.

Descienden de los sabuesos utilizados en equipo por cazadores a pie en Inglaterra, Gales y Francia. Para cacerías a caballo se utilizaba una variedad conocida como "beagles de bolsillo" porque medían menos de 25 cm y podían llevarse en el bolsillo de una chaqueta hasta el punto de inicio de la cacería. El beagle es más conocido como cazador de conejos, aunque esta raza también se ha utilizado para cazar animales tan diversos como chacales y jabalíes.

Aunque algunos beagles se siguen usando individualmente o en equipo para cazar, pero la mayoría son actualmente mascotas de casa.

Pin
Send
Share
Send
Send