Animales

Detectar los signos de una gata embarazada

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Sabías que las gatas pueden tener hasta 9 gatitos? El embarazo de estas felinas tiene una duración variable, dependiendo de la raza. Descubre las nociones básicas de su gestación.

Como ocurre con cualquier otro animal, las gatas también tienen su período de celo y, por consiguiente, pueden quedarse embarazadas. Si tienes una gata, pretendes que sea madre y tener más gatos, seguramente te habrás preguntado cuánto dura el embarazo y las características más importantes para conocer sus cuidados durante el embarazo.

Generalmente el período se div >

Si durante este tiempo la gata no se ha quedado embarazada, comienza la época del diestro, es decir, la ovulación sin preñez. Por último, destaca el anestro, el período de descanso o inactividad sexual cuya duración oscila entre los 90 días.

En el caso de que la gata se haya quedado embarazada en el estro, su período de gestación variará según sea su raza, pero generalmente dura de 62 a 67 días, un promedio de 64 días. En el caso de algunas especies, como las siamesas, puede durar hasta 70 días, pero nunca más de dicha cifra.

Los futuros gatitos se formarán en el vientre de la gata embarazada durante unos dos meses, en los que se podrán experimentar una serie de cambios en la actividad y cuerpo de nuestras compañeras felinas.

Es importante saber que una gata embarazada que sea primeriza suele tener menos cachorros que las demás, si bien en sus posteriores partos podrá dar a luz a un número mayor de gatitos. De media una gata puede tener entre tres y nueve, aunque hay que tener especial cuidado en las camadas grandes ya que es posible que alguno pueda nacer sin vida.

Síntomas de una gata embarazada

Una vez que la gata se ha quedado embarazada es importante conocer las señales que lo indican para acudir al veterinario y que sea el especialista el que realice las pruebas pertinentes, como ecografías, descubriendo así los días previstos para el parto o cuánto dura el período de gestación de la gata concreta.

Los latidos se pueden escuchar a partir del día 20, mientras que los síntomas se empezarán a observar a partir de la tercera o cuarta semana de gestación.

El síntoma principal es que el animal experimenta un hinchazón en las mamas, que se vuelven de un color más rosado. También se producen cambios en su comportamiento, dependiendo de las hormonas alguna gata embarazada se muestran más cariñosa que de costumbre, mientras que otras se vuelven más ariscas y solitarias.

Puede aparecer aumento del apetito o algunos vómitos Las gatas son madres muy protectoras y querrán los mejor sus crías

A menudo cambian a los gatitos de un sitio a otro para conseguir un lugar mejor para ellos, sin ningún tipo de peligro, y repetirán este comportamiento durante un par de semanas. Un consejo para ayudar a tu felina es colocar cajas o mantas en varios lugares de la casa para que sea ella quien vaya con los gatitos a dicho lugar.

En este sentido, es destacable añadir que hay que dejar a la gata y sus gatitos su espacio, es decir, intervenir lo menos posible y solo en el caso de que corran peligro. Será la gata quien se encargue de cuidar a sus crías, las alimente, las lave, etc. También hay que conocer cuánto dura el período de lactancia, a saber, unos dos meses.

Después de una etapa protegiendo a las crías, la gata comenzará a otorgarles cierta independencia. A las seis u ocho semanas de duración, los gatitos podrán dejar de amamantarse y pasarán a los cuidados de recién nacidos.

Algunos cambios en la gata

Una vez pasado el parto, cuando los gatitos ya sean totalmente independientes de su madre, la gata puede experimentar cambios en su cuerpo.

Las gatas tienen tendencia a ganar algo de peso tras la gestación, e incluso a cambiar su figura. Pero este hecho no es alarmante, debes darle su pienso habitual y poco a poco comenzará a ser la misma que antes del parto.

Si esta ganancia de peso es excesiva y poco saludable deberás acudir al veterinario para considerar una dieta especial que le permita comer otro tipo de pienso y volver a su peso habitual.

Una vez concluido este período podrá volver a quedarse embarazada cuando se desee, ya que incluso mientras amamanta puede tener época de celo. Lo ideal es que mientras los gatitos no se desteten evitar que se vuelva a quedar embarazada ya que puede ser perjudicial para su salud.

Duración del embarazo de una gata

Las gatas pueden pasar buena parte del año en celo, pues este está relacionado con la luz solar. Durante este período van a poder ser montadas por los machos que, tras la cópula, al retirar su pene recubierto de espículas, inducen la ovulación. Debido a la larga duración del celo tendremos en las gatas una elevada fertilidad. Para más información, no te pierdas este artículo: "Cuánto dura el celo de una gata".

Si recogemos alguna de más de 6 meses, que es la edad a la que suelen iniciar sus celos, debemos controlarla por si se encuentra en estado. Para ello, es importante que sepamos cuánto dura el embarazo de una gata, que suele situarse en unos dos meses(58-67 días) tanto el embarazo de una gata primeriza como en gestaciones sucesivas. Veremos, a continuación, otros aspectos relevantes.

¿Cómo saber de cuánto está embarazada mi gata?

Hemos situado la duración del embarazo de una gata en unas ocho semanas. Si nuestra gata se encontraba en celo y este se interrumpe podemos pensar que ha tenido lugar la gestación, aunque en las primeras semanas no vamos a apreciar en ella ningún cambio significativo que nos haga sospechar que se encuentra en estado. Si pensamos que puede estar embarazada, hacia los 20 días nuestro veterinario es posible que lo detecte con una ecografía. Si la gestación no es deseada puede interrumpirse en este momento. Aunque algunos veterinarios realizan ovariohisterectomías en cualquier momento del embarazo, operar con una gestación avanzada aumenta los riesgos.

Hacia mitad del embarazo podremos notar entre los principales síntomas de embarazo que el abdomen de la gata ha aumentado de tamaño. Si no lo hemos hecho antes, debemos alimentar a la madre con un pienso específico para gatitos en crecimiento porque va a ser el que cubra sus nuevas necesidades nutricionales, o seguir una dieta casera con el asesoramiento de un veterinario especializado en nutrición. Este signo puede indicarnos que la gata está embaraza de unas cuatro o cinco semanas aproximadamente.

Al final del embarazo si apoyamos las manos a ambos lados del abdomen es posible que notemos el movimiento de los gatitos. Las mamas se agrandarán en preparación a la lactancia. La búsqueda de un lugar tranquilo, un descenso del apetito o la aparición de secreción vaginal son señales de que el parto es inminente. Fijarse en estos datos nos ayudará a determinar de cuánto está embarazada nuestra gata, que rondará las siete semanas de gestación.

¿Cuántos gatos puede parir una gata?

Hemos dicho cuánto dura el embarazo de una gata, así que al final de los dos meses debemos esperar el nacimiento. En general, las gatas paren solas sin complicaciones y solo debemos dejarlas tranquilas. Aun así, debemos estar atentos y con el teléfono del veterinario a mano por si surge algún problema durante el parto de la gata.

Sobre cuántos gatos puede parir una gata no hay un número fijo. La media es de cuatro, pero esta cifra puede oscilar entre 1 y 5 pequeños. Si el veterinario ha determinado durante la gestación el número de fetos, tras el parto debemos contar que estén todos. Si la cifra no coincide tendremos que avisarlo. Consulta este artículo para descubrir "Cuánto dura el parto de una gata".

¿Cuántas veces al año paren las gatas?

En el mismo año, si no lo impedimos, la gata puede volver a tener descendencia, con la obligación que eso nos supone a la hora de enviarlos a todos a hogares responsables. Dado el elevado número de gatos sin hogar, la opción es, sin duda, la esterilización.

La esterilización de una gata

Las gatas son poliéstricas estacionales, lo que significa que durante los meses de más luz solar, generalmente desde finales del invierno hasta el inicio del otoño, van a tener celos de manera continua, solo frenados si se produce la fecundación.

Sabiendo cuánto dura el embarazo de una gata es fácil calcular que puede parir más de una camada al año y, teniendo en cuenta el inicio de la madurez sexual, todos estos gatitos estarán reproduciéndose al año siguiente. Haciendo cálculos entenderemos la importancia de la esterilización. Esta cirugía se puede realizar antes del primer celo y, además de controlar la natalidad, conlleva beneficios para la salud, como evitar infecciones uterinas o, en gran medida, tumores de mama.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cuánto dura el embarazo de una gata?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

¿Qué sucede en el interior del vientre de una gata embaraza?

Conocer las fases del embarazo de la felina ayuda a que la gestación transcurra sin problemas y a que los futuros mininos nazcan sanos.

Unos cinco días después de la cópula, el embrión comienza su viaje hacia el útero e intentará engancharse a sus paredes para finalizar su desarrollo. Si tiene éxito, esto ocurrirá durante el día 12 o 13 tras la fecundación del espermatozoide.

El crecimiento de los embriones no se hace esperar. Los latidos del corazón de los futuros gatitos ya se distingue hacia el día 20 de embarazo. El número de cachorros varía: la camada estará constituida por entre una y cinco crías de media.

Las células embrionarias aceleran su crecimiento cuando entran en la cuarta semana del embarazo. Los embriones crecen para formar los órganos y músculos: desde los espectaculares ojos de los gatos hasta la médula espinal. Los felinos duplican su tamaño en pocos días, y este rápido crecimiento no pasa desapercibido para su madre.

Pero no solo eso. Las gatas no se libran de las incómodas náuseas y mareos que padecen las gestantes humanas. Entre la cuarta y quinta semana de embarazo, tendrá que sufrirlas. Este malestar felino, como ocurre en las mujeres, es consecuencia de la revolución hormonal que vive su cuerpo y de los cambios que se producen en su útero, que se adapta para albergar a los futuros cachorros que se desarollan en su interior.

Hacia el día 35 de gestación, los pezones también se preparan para la lactancia: se tornan más rosados y aumentan su tamaño. Los mininos incrementan su peso y crecen raudos, gracias a los valiosos nutrientes que reciben de su madre a través de la placenta. La gata también gana peso, en torno a un 20% o 30% más, como consecuencia del aumento de tamaño de los futuros cachorros en su interior.

En la última etapa, los órganos y músculos de las futuras crías terminan su crecimiento. Durante esta fase, los pequeños también desarrollan su hocico y el característico pelaje que cubrirá su cuerpo el resto de su vida.

En torno al día 50, los cachorros tienen forma alargada, como de salchichas con orejitas, pero sus cabezas ya son diferenciables. El vientre de la gata muestra con claridad su avanzado estado de gestación y los movimientos y patadas de sus pequeños se hacen notar con cada vez mayor intensidad. Todas estas señales advierten el fin del periplo para los mininos en el vientre materno: se acerca el día del parto, que se producirá en torno al día 65 de gestación. Para entonces, sus cachorros habrán superado los 10 centímetros de longitud y su peso rondará entre los 85 y los 100 gramos.

El parto de la gata

La cercanía del parto de la gata explica que la futura madre busque un sitio tranquilo, silencioso y retirado del paso de personas y otros posibles visitantes. La cama que servirá de refugio y paritorio se puede preparar con una caja y toallas o mantas limpias.

El lugar debe tener cerca, además, agua fresca y alimento para cachorros alto en calorías y proteínas que también necesita ingerir la felina durante el posparto.

El embarazo de tu gata

Al igual que nosotros, las gatas tienen picos de fertilidad en los que pueden quedarse embarazadas: es lo que se conoce como "estar en celo". Las gatas están en celo una vez cada tres semanas, así que ¡hay un montón de posibilidades de que tu mascota se quede embarazada!

Si deseas evitar una camada de gatitos inesperada, te recomendamos esterilizar a tu gata antes de su primer celo, ya que puede quedarse embarazada con mucha facilidad desde ese momento. Dado que criar una camada puede resultar estresante para tu gata y costoso para ti, te recomendamos dejar la crianza a los expertos (si es posible).

La gestación de una gata suele durar entre 63 y 67 días, pero puede ser difícil saber exactamente cuánto tiempo lleva embarazada. El período de gestación de una gata puede variar desde un mínimo de 61 días hasta un máximo de 72 días.

Es probable que tu gata no muestre ningún síntoma físico de gestación hasta pocas semanas antes del parto. Si crees que tu gata está embarazada, llévala al veterinario para confirmarlo.

Si quieres saber cómo reconocer por ti mismo si tu gata está embarazada, existen varios signos físicos que podrás detectar a partir de la segunda o tercera semana.

Cómo saber si una gata está embarazada

  • Aproximadamente, a los 15 18 días de gestación de tu gata, podrás notar que sus mamas aumentan de tamaño y enrojecen.
  • SAl igual que ocurre con las náuseas matutinas de las mujeres, la gata gestante puede atravesar una etapa de vómitos. Si notas que sus náuseas aumentan o que padece algún otro malestar, ponte en contacto con tu veterinario.
  • YLa barriguita de tu gata empezará a hincharse, pero evita tocarla para no lastimarla ni a ella ni a sus gatitos. Pueden existir otras causas para la hinchazón abdominal: observa atentamente tu gata para detectar cualquier signo de enfermedad y consulta a tu veterinario si estás preocupado.
  • Una futura mamá aumentará poco a poco entre 1 y 2 kg de peso (dependiendo del número de gatitos que espere): ésta es una señal evidente de que está embarazada.
  • Las gatas suelen experimentar un aumento de apetito durante la gestación, lo que también contribuirá a su aumento de peso. El aumento de apetito también puede ser un signo de lombrices o de enfermedad, por lo que debes consultar a tu veterinario para confirmarlo.
  • Tu gata puede volverse más maternal, en el sentido de que ronronea más y demanda una atención adicional por tu parte.
  • Algunos veterinarios pueden diagnosticar el embarazo mediante una ecografía, a veces desde los primeros 15 días de gestación. Es posible que, sobre el día 40 de gestación, el veterinario también pueda indicarte ya cuántos gatitos espera tu gata. Ten en cuenta que en el embarazo de una gata, un gatito más grande puede ocultar a otros más pequeños en el útero, ¡así que puedes encontrarte con más gatitos de los que esperabas!

Aunque tu gata debería ser totalmente capaz de ocuparse del parto por sí misma, asegúrate de estar preparado cuando se acerque la recta final de su embarazo. Es bueno permanecer a su lado para ayudarla con palabras tranquilizadoras, e intervenir si surgen complicaciones.

Hay varias señales que indican que los gatitos están en camino.

Signos de que el parto es inminente

  • Si tu gata rechaza la comida, está inquieta y busca un lugar apartado donde instalarse, puede deberse a que su parto está a punto de comenzar.
  • La temperatura corporal de tu gata descenderá a aproximadamente 37,8 °C entre 12 y 24 horas antes del inicio del parto.
  • Justo antes de dar a luz, la mamá puede maullar más, mostrarse agitada y querer lamerse constantemente.
  • El parto debería empezar con fuertes contracciones abdominales, seguidas de cierta cantidad de secreción vaginal. Si la secreción es espesa y negra, o sanguinolenta, avisa a tu veterinario.
  • Después de esta secreción, ¡los gatitos no se harán esperar!

La mayoría de los partos felinos discurren tranquilamente y no tendrás que intervenir. Hay algunas señales, tales como secreción con manchas o esfuerzo de la madre sin que lleguen los gatitos, que pueden sugerir complicaciones. Si percibes estas señales o tienes alguna otra preocupación, habla con tu veterinario. Consulta nuestra guía sobre parto y nacimiento en gatos para más información sobre el parto de las gatas.

Cambios físicos

El primer síntoma que puede observarse del embarazo son los cambios en los pezones, que comienzan a hincharse y se tornan de un color rosado más oscuro. Otro de los síntomas es el incremento del apetito y los vómitos y náuseas matinales. También son usuales los cambios en su comportamiento, pues la gata puede volverse cariñosa y demandar compañía o por el contrario volverse extraña y solitaria.

Pero la señal principal es elaumento del tamaño del abdomen, que empieza a notarse alrededor de las cinco semanas de gestación.

En este período de gestación, es aconsejable suministrar al animal una dieta equilibrada, que aporte mucha carne, pescado y leche, con sus complementos minerales y vitamínicos.

Cuando llega el parto

Conocemos que el momento del parto está cerca cuando vemos queaumenta el tamaño de las mamas, causado por la acumulación de leche. También se observa la zona perineal flácida y relajada.

En el día previo al parto, la gata estará inquieta, activa, sin parar de caminar, con pérdida de apetito, decaimiento y con aullidos que suben de tono según vaya acercando el momento.

Al comenzar el parto,los maullidos son más fuertes con cada contracción, las cuales expulsarán al primer gatito, que puede salir con o sin placenta. No obstante, cada cría tendrá su propia placenta.

Cuando la placenta no se rompe sola, la gata se encargará de hacerlo con sus dientes. El intervalo entre las salidas de los mininos recién nacidos puede oscilar desde cinco minutos hasta una hora. Las mininas pueden tener entre uno y ocho gatitos.

En cuanto a la duración total, el parto completo desde el primer hasta el último gatito puede llegar un día entero.

Generalmente, las gatas llevan el parto con pocas dificultades y no precisan asistencia humana. En cuanto los pequeños felinos hayan nacido, se acercarán a los pezones de la gata y comenzarán a mamar.

Algunas pautas para el embarazo

  • El período de gestación de nuestra gata seguramente será más corto de lo que podemos pensar en un principio. Normalmente oscilará entre 56 y 64 días, no más allá de dos meses.
  • Cuando sospechamos que puede haber gestación, lo >

      Elpienso o alimentos preparados que suele tomar podemos sustituirlospor otros de una mejor cal >

    Video: Como saber si tu gata está embarazada (Agosto 2020).

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send