Animales

REMEDIOS PARA LOS A ACAROS DE LAS OREJAS DEL PERRO

Pin
Send
Share
Send
Send


Los que conviven con canes se habrán fijado muchas veces que fácilmente pueden comunicarse con nosotros pero que, aún así, a veces cuesta saber qué puede estar pasando. Puede que hayas observado que alguna vez tu peludo comienza a rascarse las orejas sin parar, ¿te has preguntado por qué lo hace? Las orejas son una parte delicada del cuerpo de los canes, por este motivo es muy importante que conozcas qué problemas pueden darse en ellas para que, así, puedas actuar pronto y solucionar a tiempo lo que sea que esté provocando un problema en las orejas u oídos de tu peludo.

Continúa leyendo este nuevo artículo de ExpertoAnimal y descubre los distintos motivos que responden a la duda de por qué tu perro se rasca mucho las orejas y averigua qué puedes hacer en cada caso para ayudarle.

Parásitos que hacen que tu perro no pare de rascarse las orejas

Los parásitos externos en los perros son una de las causas más comunes que dan respuesta a por qué tu perro se rasca mucho las orejas. Estos se contagian fácilmente y hacen que nuestros peludos se rasquen sin parar y se restrieguen por el suelo. Debido a las picaduras de garrapatas, ácaros y pulgas los perros pueden pasarse el día intentando aliviar el picor y el dolor, incluso algunos pueden padecer reacciones alérgicas. Suelen estar en las orejas de los perros porque en esta parte del cuerpo pueden picar y alimentarse fácilmente. Así que si tu fiel compañero se rasca sin parar las orejas puede que tenga alguno de estos parásitos los cuales deberás saber identificar y eliminar:

Garrapatas en los canes

Existen muchas especies de garrapatas en los perros pero estas principalmente se dividen entre las garrapatas duras y las blandas. Algunas de estas especies son Ixodes,Haemaphysalis, Hyalomma yDermacentor. Es importante que para quitar las garrapatas lo hagas de forma adecuada para evitar daños en la oreja de tu perro. Deberás utilizar algún producto especial recomendado por tu veterinario o bien, con unas pinzas y mucho cuidado, coger al parásito lo más cerca de su boca posible y tirar de él poco a poco sin girarlo ni con movimientos bruscos.

Pulgas en los perros

Las pulgas son otro de los parásitos más comunes en canes y que, normalmente, se extienden por todo su cuerpo. Así que si observas que tu perro se rasca mucho las orejas pero también se rasca por otras partes del cuerpo, es probable que tenga pulgas. En tal caso, consulta con tu veterinario qué producto es mejor que utilices para eliminar las pulgas de tu perro y ten cuidado con la dosis indicada según el peso del animal.

Ácaros en las orejas de los canes

Entre los ácaros en las orejas de los perros son dos especies concretas las que prefieren estar en las orejas y oídos, concretamente los ácaros Otodectes cynotis provocan la sarna otodéctica y los ácaros Demodex canis provocan la sarna demodécica localizada. Si tu perro tiene ácaros en los oídos, observarás mucha cera oscura en el oído, verás que además de rascarse sacude la cabeza bruscamente y puede que también veas alguna herida o costra en las orejas debido al rascado intenso. En este caso deberás acudir a tu veterinario para que diagnostique qué tipo de ácaro es y te recete el mejor tratamiento.

Hongos en las orejas de los canes

Otra causa posible por la que tu perro se rasca mucho las orejas es que tenga hongos, los cuales aparecen fácilmente cuando hay humedad y calor. Uno de los hongos en los perros más conocidos es la tiña, pero existen muchas más especies. Si observas que tu perro tiene una lesión en la orejas, no deja de rascarse, ha perdido pelo en esta parte y se ha enrojecido u oscurecido la piel es probable que tenga algún tipo de hongo que le cause el picor y malestar.

En este caso, deberás acudir a tu veterinario de confianza para que diagnostique qué especie de hongo es el que está provocando problemas en la salud de tu perro y recetarte el tratamiento adecuado que deberás seguir.

La otitis y las infecciones provocan que un perro se rasque mucho las orejas

Las otitis en los perros son una de las causas principales por las que pueden rascarse sin parar debido al picor intenso que siente. Se trata de la inflamación del canal auditivo que puede estar provocada por un cuerpo extraño en alojado en el oído, parásitos o por alergias, entre otras posibilidades. Algunos síntomas que te ayudarán a conocer si tu perro tiene inflamación en el oído son:

  • Rascarse mucho las orejas
  • Frotar la cabeza contra superficies como el suelo, el sofá o su cama
  • Sacudir mucho la cabeza
  • Secreciones del canal auditivo
  • Oreja inflamada por dentro y por fuera
  • Heridas y pérdidas de pelo
  • Pérdida de equilibrio

Muchas veces, se deriva en una infección de oído y, por esto, deberás acudir al especialista para que diagnostique la otitis y la posible infección antes de que se compliquen mucho y provoquen más problemas en el oído y las orejas de tu perro.

Además de todas estas causas que dan respuesta a por qué tu perro se rasca mucho las orejas, hay algunas posibilidades más simples y de fácil solución si se tratan enseguida. Por ejemplo, una brizna de hierba si ha corrido por el campo, la cual deberás retirar de inmediato para evitar problemas que deriven en infecciones, y también puede deberse a heridas causadas por una pelea o por jugar con otros perros, en tal caso deberás acudir al veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro se rasca mucho las orejas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

¿Los ácaros del perro se contagia a humanos?

¿Los ácaros en las orejas de los perros son contagiosos al humano? La respuesta es sí, pero por fortuna es poco probable que un ácaro viaje dese el oído de un perro hasta el oído de una persona.

Podría ocurrir que toques las orejas de un perro infestado de ácaros, y estos lleguen hasta tu mano o tu antebrazo. En ese caso ellos podrían picarte (morder tu piel) y notarías picor y enrojecimiento de la piel. Pero como decimos, son tan pequeños que viajar hasta tu oreja u oído para ellos es muy difícil, y por eso es poco frecuente que un humano se contagie de ácaros del oído del perro.

No obstante, por prevención, en cuanto sospeches que tu perro tiene ácaros en los oídos, debes realizarle un tratamiento para eliminarlos, sin dejar pasar el tiempo. Si vas a manipular a un perro con ácaros, es buena > -->

Mi perro se rasca la oreja y llora

Si tu perro tiene las orejas rojas, las sacude y llora, lo más posible es que tenga hongos. Lo primero que tienes que hacer es visitar a tu veterinario, pues hay que eliminarlos de raíz. De todas formas, hay un par de consejos que has de seguir para prevenir su aparición y para minimizar el picor que tiene. Lo primero es que tu perro esté bien alimentado.

Comer pienso de la máxima calidad adaptado a su raza, peso y edad, acompañarlo de recetas caseras guiadas por un nutricionista y también con rica comida de latas húmedas, le aportara los nutrientes que necesita para combatir parásitos y enfermedades infecciosas. Combina estos consejos con mucho ejercicio, cariño y mimos.

Sabrás que tu perro ha hecho el deporte suficiente si llega cansado a la hora de dormir, su piel está bien, no necesita demasiadas horas de sueño y come con apetito. Tras lograr esto, esfuérzate en que su casa esté limpia y no uses productos de limpieza agresivos para la piel. Cuando lo bañes, nunca más de una o dos veces al mes, emplea productos exclusivos para perros. También tienes que cepillarlo a menudo para retirar los ácaros de su pelamen.

Mi perro sacude mucho las orejas

Un remedio casero para aliviar el picazón es la manzanilla tibia. No sirve como medicina como cura a los hongos, pero sí que le aliviará la rojez. Es importante que también sepas cómo limpiárselos para que no se le acumule suciedad, pues ese es el primer paso para que surjan infecciones oportunistas que hagan que aparezca una otitis.

No uses un bastoncillo si tu perro está nervioso, porque podrías clavárselo. Emplea una gasa húmeda con un poquito de champú que usas específico para su piel. Con que se la laves una vez por semana, es suficiente. De todos modos, antes de limpiar sus oídos siempre has de examinarlos. Tócalos primero en busca de bultos, si los encuentras, no sigas con la tarea de higiene pues podría tener parásitos.

Mi perro tiene granitos dentro de las orejas

Esos bultos o granos que encontrarás ahí pueden ser parásitos, como te hemos dicho. Pueden ser pulgas, garrapatas o ácaros y pueden causarle mucho mal. El problema es que le producirán muchísimo picor, que es la razón por la que agita la cabeza y se rasca contra el sofá de tu casa. No intentes meter ahí unas pinzas o palillos, porque solo conseguirás empeorar las cosas. Tienes que ir a tu veterinario.

El especialista le recetará el tratamiento adecuado para su caso, determinando cuál es el culpable de esta invasión. Una vez que le hayan eliminado los parásitos, será el momento de empezar con la limpieza regular de sus oídos, de tu casa y de mejorar su alimentación y su día a día.

Mi perro se rasca mucho el oído izquierdo

Una herida mal curada o una infección pueden provocarle una otitis. Por lo general, hay más riesgo de padecerla si no tienes la casa ordenada y limpia, come mal y no realizas un lavado semanal de sus orejas. Es también importante limpiarle el pelo, pues ahí se pueden acumular ácaros y suciedad que pueden facilitar la enfermedad.

Una otitis severa puede detectarse por el picor, la expulsión de un cerumen de un color repugnante y por el olor. No puedes dejar que la enfermedad llegue a esta situación y tampoco hay remedios caseros. Una infección en un perrete tiene que curarse con antibióticos específicos para ellos. Que ni se te ocurra darle antibióticos para humanos ni intentar quitarle el dolor con algodón y manzanilla.

En resumen, si se rasca las orejas puede tener hongos, parásitos o una otitis. Todo se soluciona pasando primero por el veterinario y luego mimándolo mucho, limpiando sus orejas, mucho ejercicio y comida de calidad. Recuerda que cuentas con nuestros veterinarios online para hacer todas tus consultas.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Que hago si mi perro se rasca excesivamente?

No debemos perder la calma, con total tranquilidad tumbaremos a nuestro perro sobre su cama y suavemente examinaremos su piel. Debemos apartar su pelo con la ayuda de nuestras manos, e ir inspeccionando todo su cuerpo.

Estos son los síntomas que debemos buscar:

  • Pequeñas picaduras o sarpullidos (granitos)
  • Enrojecimiento de la piel, irritación
  • Color de la piel atópico, mal olor
  • Parásitos cómo pulgas, piojos o garrapatas
  • Piel con escamas, caspa

Si apreciamos cualquiera de estos síntomas, debemos acudir a nuestro veterinario para que pueda realizar las pruebas pertinentes y recetarnos el tratamiento adecuado. No existen remedios caseros ni debemos automedicar nunca a nuestro perro.

Mi perro se rasca mucho y tiene la piel enrojecida

Si apreciamos la piel irritada o enrojecida es probable que se deba al rascado excesivo por el picor que sufre o a una reacción de la dermis, que puede ser producida por varias causas entre las que destacan:

  1. Alergia alimentaria o estacional
  2. Picadura de pulga o alergia a las pulgas
  3. Sarna
  4. Levaduras, hongos o bacterias
  5. Seborrea
  6. Picadura de abejas, avispas u otros insectos
  7. Dermatitis atópica
  8. Garrapatas

Cómo ves existen mucho factores que pueden provocar picor en la piel de nuestro perro, provocando que se rasque mucho y empeore aun más su situación. Todos estos casos requieren de supervisión veterinaria sin excepción.

Veamos detalladamente en que consiste cada uno. Recuerda que puede tener varias causas y no solo una, por lo que debes prestar mucha atención cuando lo examines.

Rascado por alergias

Las alergias que padecen nuestros perros pueden ser de origen alimentario o medioambiental / estacional. Provocan irritación en la piel con mucho picor y en los casos más graves la aparición de pequeños granitos.

Aunque puede darse en cualquier parte del cuerpo, afecta mayormente a las patas, la barriga, el hocico y las orejas. Si el rascado y la irritación se centra en esas zonas es probable que se trate de una alergia.

Picadura de pulgas o piojos

Las pulgas son muy pequeñas y rápidas por lo que es posible que no podamos apreciarlas a simple vista aunque examinemos concienzudamente a nuestro perro. Para alimentarse pican a nuestro perro y succionan su sangre, lo que provoca mucho picor.

Y no solo es malo el picor de sus picaduras, sino que muchos perros presentan alergia a la picadura de las pulgas, por lo que se suman dos factores que provocarán mucha picazón en nuestro perro haciendo que se rasque incluso hasta hacerse heridas.

Tanto pulgas cómo piojos pueden atacar a cualquier parte del cuerpo, aunque suelen centrarse en el lomo, la cola, el pecho y las zonas cercanas a las orejas.

Picores producidos por ácaros (Sarna)

Los ácaros son ectoparásitos que afectan directamente a la piel, lo que conocemos cómo Sarna en perros. Se multiplican rápidamente por lo que en cuestión de días pueden provocar un picor extremo en nuestro perro, haciendo que sufra mucho.

Es imprescindible que nuestro veterinario tome muestras y detecte el tipo de ácaro para poder poner un tratamiento efectivo que pare el picor de nuestro perro y evite el contagio a otros perros. La sarna puede afectar a cualquier parte del cuerpo de nuestro perro.

Levaduras, hongos y bacterias

Las bacterias pueden provocar una infección interna o externa en la piel de nuestro perro provocando muchísimo picor. Los hongos y las levaduras también pueden hacer lo mismo y en todos los casos, suele aparecer un mal olor muy característico.

Mientras que las bacterias pueden afectar a cualquier parte de su piel, los hongos y levaduras tienden a afectar principalmente a las patas y las orejas, en ocasiones las zonas cercanas a los ojos e incluso las axilas. Provocando un picor constante e intenso.

Picor producido por Seborrea

La seborrea es un síndrome de la piel producido por el exceso de producción de grasa, la cuál produce descamación, piel agrietada, caspa y generalmente exceso de suciedad también en las orejas.

La seborrea puede producirse por una mala alimentación, estrés en nuestro perro o malos hábitos, el uso de un champú no apto para perros o por enfermedad. Provoca mucho picor en la piel de nuestro perro, que hará que se rasque con mucha intensidad.

Dermatitis atópica

En otras ocasiones el picor no se debe a ninguna de las cusas anteriores, sino a una dermatitis atópica que pueden presentar razas con pliegues en la piel cómo el Bullgod, el Shar Pei, el Dogo o el Carlino.

Algunas razas son bastante propensas a padecer este tipo de dermatitis atópica que no suele tener cura, pero que precisa de un tratamiento vitalicio para evitar que proliferen. Otras razas simplemente tienen la mala suerte de padecerla.

Video: Remedios caseros para los ácaros del perro (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send