Animales

Cómo hacer para que mi perro sea sociable?

Pin
Send
Share
Send
Send


Mostrarte tímidos y con miedo, ser muy agresivos o pasarse de cariñosos son las tres actitudes que puede tener tu perro cuando tienes invitados en casa.

Cuando tomamos la gran decisión de adoptar o comprar un animal de compañía debemos tener en cuenta que nuestra vida cambiará en muchos aspectos. Un perro significa una gran responsabilidad, no solamente tenemos que asegurarnos de que le damos de comer y de beber, sino que también depende de nosotros que salga a la calle todas las veces que hagan falta para hacer sus necesidades, socializarse con otros perros y quemar esa energía necesaria para su tranquilidad y felicidad.

Además tener un perro es una gran responsabil >

Sin embargo, también puede ser que tu perro tenga miedo de los desconocidos por algún trauma sufrido antes de que lo adoptases o bien tiene un carácter singular y se muestra desconfiado o atemorizado ante la presencia de extraños en casa. Sea como sea, tienes que intentar que tu perro se sienta a gusto cuando tienes invitados en el hogar, ya que es un miembro más de la familia y quieres que se sienta igual de a gusto e integrado como lo están todos los demás.

Cuando los perros tienen miedo o son tímidos

Quizás nunca lleguemos a saber los motivos por los cuales tu perro se siente asustado ante la presencia de invitados u otras personas que visiten tu hogar. No obstante, solamente un profesional en adiestramiento canino pueda llegar a la verdadera razón por la cual nuestro perro se esconde o tiembla cuando alguien a quien no conoce lo va a acariciar.

Hasta que no hables con un profesional y llegues a saber el porqué de su reacción y como tratarle, lo mejor será que respetes el miedo de tu perro o el que sean tímidos. Eso no significa estar a su lado reconfortándole y abrazándole como si fuese un humano, ya que eso no le hará sentir mejor sino que reforzará su miedo. Lo que debes hacer es para que dejen de tener miedo o que sean menos tímidos respetar su espacio y dejar que encuentre su propio refugio. Normalmente será el baño o debajo de la cama. Intentará pasar desapercibido y se sentirá mucho mejor ahí.

Como consejos, debes hablar con tus invitados y hacerles entender que tu perro no se siente cómodo todavía y que quizás necesite un período, más o menos largo, para acostumbrarse a las visitas. Estas personas no deben acercarse al perro ni intentar tocarlo en contra de su voluntad. No solo asustarán más al animal ni les harán sentir más tímidos, sino que puede llegar a morderles por causa del miedo y encontrándose en su refugio, el cual consideran un lugar propio.

Otro de los consejos es déjale la puerta abierta e invita a alguna de tus visitas a darle una golosina de perros a tu mascota siempre que le visiten, de este modo quizás poco a poco decidan acercarse un poco más a esta persona, olerle para cerciorarse de que no les va a hacer daño y puede que algún día lleguen a perderle el miedo.

Cuando tu perro se pone agresivo

Muchos animales guardianes se ponen muy agresivos y son pocos sociables cuando llegan huéspedes o personas que no conocen al hogar. Eso es normal, porque su función es proteger el hogar donde vivís y no ser tan sociables. Si le riñes duramente en ese momento el perro no comprenderá porqué le estás castigando y estará confundido en cuándo debe avisarte de que se acerca un intruso y cuando no.

Si tienes miedo de que tu perro pueda herir a alguno de sus huéspedes, aunque estos digan que no están asustados de tu mascota, uno de los consejos, por protección, lo mejor es encerrarle o ponerle el bozal. Lo más probable es que al cabo de un rato de estar los invitados en casa el perro se calme y quiera salir a saludar. Sin embargo, si pasado un rato sigue con una actitud violenta es mejor que lo dejes encerrado.

Los consejos que comentábamos anteriormente de la golosina para que sean más sociables puede funcionar, pero solamente cuando el perro esté mostrando una buena actitud, ya que si le premiamos cuando está violento estaremos incentivando un comportamiento que no es el que deseamos. Así pues, cuando no podemos sacarlo de una habitación porque está demasiado agresivo o ladra demasiado en la presencia de invitados deberemos llamar a un profesional en comportamiento o psicología canina para que nos ayude a hacer frente a esta situación sin poner en peligro la seguridad ni el bienestar de nadie.

Cuando tu perro se pone demasiado contento

También existe el caso en el que tu perro se ponga demasiado contento ante la presencia de huéspedes y solamente esté pendiente de ellos sin seguir tus indicaciones. Ladrará en exceso, saltará y dará vueltas en círculos cuando los vea. Lo más probable es que además se les tire encima y les lama de alegría.

No obstante, debes tener en cuenta que no a todo el mundo le hará gracia este recibimiento. Habrá invitados que acepten al perro cuando acuden a tu hogar porque saben que para ti es un miembro más de la familia, pero quizás no les guste que les salte encima ni les lama. Además si el perro no está bien educado puede que además les salte por encima, les pida de comer constantemente durante la cena o no haga otra cosa que llamar la atención de todo el mundo.

En estos casos sí es esencial que sepas educar bien a tu can desde pequeño. De ti depende que sepa respetar el espacio personal de tus invitados, que sean sociables y que comprenda que no puede tratarles del mismo modo en el cual te trata a ti o a los que vivís con él en casa, puesto que no todo el mundo reaccionará del mismo modo. Además si se excita demasiado y se pone demasiado hiperactivo puede incluso tener reacciones imprevistas, como mostrarse agresivo o hacerse pis, por eso es muy importante que le ayudes a saber comportarse ante la visita de invitados y que le enseñes a controlar sus emociones como debe en cada momento.

Noticias relacionadas

¿Por qué es importante esterilizar a su mascota?

Estudio estima que en el 2030 haya rabia cero

Estudio revela que el estrés puede sacarle canas a su perro

Tamalitos de elote

Intenta sobornar policías para lograr ingreso ilegal de familia al país

Piden a Piza dejar ministerio de Presidencia

Decomisan vehículo pesado con droga y carro con ¢70 mills.

Empieza a socializarlo desde cachorro

El cerebro de un cachorro se ha comparado muchas veces con una esponja: aprende muy rápido, tanto lo bueno como lo malo. Durante el periodo ”crítico” que va desde los 2 hasta los 3 meses de edad tiene que acostumbrarse a, por lo menos, ver otras personas y a otros animales de cuatro patas. Por eso, es muy recomendable que nosotros mismos nos vistamos con diferentes ropas y que nos pongamos distintos accesorios (sombreros, gorras, bufandas, gafas de sol,…). Además, si tenemos amigos que tienen perros -tranquilos- les podremos pedir que vayan a la casa y que jueguen con nuestro cachorro.

Sácalo a pasear todos los días

Pasear no es sólo hacer ejercicio. En el exterior hay diferentes olores y hay muchas personas y animales que nuestro peludo necesita ver. Si lo mantenemos todo el día en casa se volverá tímido, pero lo peor no es eso, lo peor es que no sabrá cómo relacionarse con los demás. Y eso puede causar problemas en el futuro. Para evitarlo, hay que sacarlo como mínimo tres veces al día.

Tips para que el perro sea más amigable y sociable

Dicen que las mascotas se parecen a su dueño, pero eso algunas veces no se aplica, sobre todo cuando tu idea de hacer nuevos amigos o ser un buen anfitrión se ve truncada por el mal humor o el carácter asocial de tu perro. Si esto está sucediendo tranquilo, puedes revertirlo.

No lo maltrates

Aunque sea obvio, es importante dejar claro que a un perro -ni, en realidad, a ningún animal- hay que maltratarlo. Y no me refiero sólo a los golpes, sino también a meterle los dedos en los ojos, tirarse encima de él, cogerle de la cola y apretársela, gritarle, ignorarle. Estas cosas le impedirán ser sociable, es por ello por lo que es tan necesario respetar al animal que tenemos en casa y cuidarlo como se merece. Es la única manera de lograr que, además, sea feliz.

1. Castigo y recompensa

Si estás caminando por la calle y al acercarse otro perro enseguida tu peludo empieza a comportarse de forma agresiva, debes decirle un “no” bien sonoro y grave para que entienda que esa no es la actitud adecuada. En cambio, cuando interactúa sin problemas, se olfatean y permite que el otro lo huela, felicítalo con una golosina. Así sabrá qué está bien y qué no.

2. Correa más suelta

Quizás tu mascota está siendo muy agresivo y antisocial porque lo llevas demasiado cerca de ti. Cuando siente la correa tensa y corta lo relaciona a un peligro o problema y por ello reacciona de esa manera. Si lo sujetas muy fuerte no tendrá posibilidad de acercarse a otros perros y ser amigable con ellos. Recuerda que tu debes tener el control de la situación y no el animal, pero tampoco coartes su libertad de actuar.

3. Permiso de ser sociable

Tu mascota actuará según cómo lo has enseñado y aquello que (queriendo o no) le has inculcado. Si desde cachorro evitaste que interactúe con otros perros, será más difícil que de un día para otro se comporte como el alma de la fiesta. Por ello debes ir permitiéndole que se acerque a otros perros aunque sea poco a poco.

O quizás ir a a las zonas permitidas en los parques y soltarle para que entre en contacto con sus pares. Por supuesto que lo observarás de cerca en caso de que quiera morder, gruña o muestre los dientes. Si sólo es un acto de reconocimiento, permite que siga hasta que lo consideres peligroso.

4. Un compañero también en casa

Si tienes la posibilidad y los medios para adoptar otra mascota (puede ser un perro o un gato), no dudes en hacerlo para que tu peludo sea más amigable. Muchas veces los canes son poco sociables porque no están acostumbrados a compartir momentos con otros de su especie y por ello son reacios a jugar con los demás. De paso le estarás dando hogar a uno de los miles de perros abandonados o callejeros.

5. Integrarlo a la fiesta

Cuando tenemos visitas y el perro se muestra agresivo o se esconde bajo la mesa no debemos permitir que siga con ese comportamiento. ¿Qué hacer entonces? Por ejemplo ayudarle a que conozca a los invitados y que estos no le demuestren miedo. Es tu tarea como anfitrión y dueño del animal evitar que muerda o ladre.

Hazle entender que los recién llegados son amigos y le quieren. Si se mete debajo de los muebles podemos darle tiempo a que se acostumbre y llamarle despacio para que no se asuste y quiera atacar.

6. Clases de socialización que el perro sea más amigable

Aunque te suene un poco extraño también hay escuelas para que tu perro sea más amigable. Estas clases se ofrecen en centros comunitarios, salones o parques privados, tiendas de mascotas y clínicas veterinarias.

Gracias a ellas los canes están en contacto con otros animales y personas, juegan, lo pasan de maravilla y relacionan la interacción con algo bueno. Y además es perfecto para los dueños tímidos o que tiene problemas para hacer amigos porque encontrarás a mucha gente agradable.

Pin
Send
Share
Send
Send