Animales

A mi perro le huele mal el aliento, ¿qué puedo hacer?

Pin
Send
Share
Send
Send


En muchas ocasiones los perros tienen mal aliento y es un poco desagradable, en Bekia Mascotas te damos algunos consejos para evitar estos olores.

Al igual que los humanos, los perros también pueden tener mal aliento si no se le proporciona la higiene adecuada a la boca. Si tu perro tiene aliento con un olor muy fuerte esto puede estar causado por la placa dental o el sarro. Al no recibir limpieza, la boca empieza a oler. Aunque a no todos los perros les pase es un problema muy común, sobre todo en perros de raza pequeña.

¿Qué hacer ante este desagradable olor? Lo mejor es prevenir el problema desde que son cachorros, sin darles de comer entre horas, iniciando un cepillado dental cada cierto tiempo y manteniendo su comedero limpio.

Pero si ya es demasiado tarde para prevenir su mal aliento, lo mejor es ponernos manos a la obra lo más rápido posible para solucionar el problema y eliminar las bacterias que producen el mal aliento en la boca de nuestro perro. Por eso, aquí os dejamos los mejores remedios y consejos para que el aliento de tu perro vuelva a tener un olor fresco y agradable

Lávale los dientes cada semana

Al igual que bañamos a nuestro perro cada cierto tiempo, la adecuada limpieza de la boca también es importante y es una rutina que debemos adaptar. De esta manera evitaremos el sarro, que es uno de las problemas del mal aliento.

Es importante avisaros de que no debemos lavarle los dientes a nuestra mascota con pasta de dientes de humanos, ya que lleva ingredientes muy abrasivos, como el flúor, que podrían hacerle daño.

En definitiva, deberemos comprar un cepillo de dientes de cerdas suaves y pasta de diente para mascotas. Dos veces a la semana serán suficientes para que el aliento de nuestro perro huele como el primer día.

¿Qué hacer si se niega a que le lave los dientes? En normal que al principio se sienta desconfiado. Lo mejor es probar al principio con la pasta de dientes en el dedo y masajearle los dientes. Cuando se sienta más confiado podremos añadir el cepillo de dientes a la limpieza. Hay que recordar que deberemos cepillarle los dientes a nuestro perro de manera suave y teniendo cuidado con las encías.

Mucha agua

Al igual que el comedero debe estar limpio, debemos vigilar que el agua tampoco esté sucia. De esta manera, tendrá menos bacterias y producirá menos olor. Debemos asegurarnos de que el recipiente está siempre limpio y lleno de agua. Al igual que los humanos, para un perro tener la boca seca le produce mal olor.

Vinagre de Manzana

Este remedio es uno de los más utilizados para eliminar el mal aliento para siempre. Para ello, solo tendremos que agregar una cucharada de vinagre de manzana en el recipiente del agua de nuestra mascota.

La razón es que el vinagre tiene propiedades antibacteriales que mejoran considerablemente su aliento. Solo debemos utilizar vinagre de manzana, ya que otros pueden resultar dañinos para la boca de nuestro perro.

El perejil es uno de los remedios más efectivos contra el mal aliento, y sirve tanto para animales como para humanos. Lo ideal es darle unas hojas de perejil a nuestro perro para que las mastique.

¿Qué hacer si a nuestro perro no le gusta el perejil? En este caso, podemos mezclar las hojas de perejil con su comida. También podemos hacer añadir las hojas en agua caliente para crear una infusión. Una vez que se ha enfriado, podemos ofrecérsela a nuestro perro para que la beba o se la rociamos en la boca con un spray.

La zanahoria es un gran aliado para combatir la placa y refrescar su aliento. El mejor consejo es ofrecérselo como su fuera un juguete, para que de esta manera sea más fácil que lo mastique y lo utilice durante más tiempo.

A mi perro le huele mal el aliento, ¿por qué?

El mal aliento, está causada por una bacteria que o bien se aloja en la boca o bien en el estómago de tu mascota (o en ambos).

Si tu mascota jadea, o simplemente respira, esparcirá ese mal olor con mayor facilidad. Esto se convertirá en una experiencia desagradable para ti.

El mal aliento en los perros suele ser la causa de, ¡una mala alimentación!. No obstante también puede estar causado por: medicamentos o enfermedades.

Cómo quitar el mal aliento de los perros

(Foto via: expertoanimal)

Si a tu perro le huele mal el aliento, como efecto secundario de un medicamento, ¡lo sentimos! No hay nada que se pueda hacer en ese caso. Una vez tu mascota, deje de tomar los medicamentos, ¡dejará de ocurrir!

No obstante, si tu perro tiene mal aliento, sin tomar medicamentos ni estar enfermo, ¡tenemos algunos consejos que pueden ayudarte!

Si tu perro tiene mal aliento por una mala alimentación

Es cierto, que cada compañero humano, intenta elegir la mejor alimentación para su perro en función de sus posibilidades. No obstante hay que tener en cuenta que normalmente si tu perro tiene mal aliento, ¡se debe a su alimentación!

Puedes comenzar a darle a tu perro un pienso de mayor calidad, e incluso probar la dieta BARF. Y es que la alimentación natural de los perros, no está compuesta por ingredientes cocinados y estrusionados (básicamente con el fin de hacerlo más atractivo para nuestros perros)

Higiene bucal

Al igual que nosotros necesitamos cepillar nuestros dientes para eliminar el sarro, la placa y las bacterias, también deberíamos cepillárselos a nuestros amigos peludos, de lo contrario empezarán a tener un aliento terrible y pueden desarrollar multitud de problemas dentales. Los perros de razas pequeñas tienen más facilidades que los grandes para acumular sarro, lo que hace que tengan peor aliento.

Hay muchas opciones para limpiarle los dientes a un perro, por ejemplo, utilizando cepillos dentales especiales para ellos, juguetes para morder o chucherías diseñadas especialmente para llevar a cabo la higiene dental. En caso de que haya acumulado una gran cantidad de sarro es conveniente que sea el veterinario quien se encargue de realizarle una limpieza profunda.

Infecciones

Este punto tiene relación con el anterior, ya que una mala higiene puede provocar infecciones bacterianas, víricas o fúngicas en los dientes y encías de nuestros amigos. Las infecciones bucales provocan un aliento horrible que no cesa a no ser que el perro reciba tratamiento.

Diabetes canina

En muchas ocasiones, llevamos a cabo una higiene bucal perfecta y aun así el aliento de nuestro perro huele mal. En ese caso debemos empezar a barajar otras causas, como puede ser la diabetes canina, una enfermedad que puede provocar mal aliento.

En este caso observaremos otros síntomas, como una sed descontrolada, gran ansia por comer u orinar más de lo normal. Si sospechas que tu perro puede sufrir diabetes deberás llevarlo al veterinario para que lo examine.

Problemas gastrointestinales

Cuando un perro tiene problemas de estómago puede presentar halitosis. Las enfermedades relacionadas con el esófago, como la esofagitis, son las que más causan el mal aliento, ya que la comida no se digiere bien y se produce una inflamación del tubo esofágico, lo que provoca que el líquido del estómago regurgite hacia la boca.

Problemas respiratorios

Si tu perro sufre inflamación de los conductos nasales, rinitis o sinusitis es normal que le huela mal el aliento. Este tipo de dolencias hace que el perro tenga la nariz taponada y solo pueda respirar por la boca. Este tipo de dolencias pueden afectar de forma más intensa a los perros de tipo moloso como el bóxer, el pug, el bulldog inglés o el dogo de burdeos entre otros.

Coprofagia

Si tu amigo peludo tiene tendencia a comer heces ya puedes dejar de preguntarte por qué tu perro tiene mal aliento. Esta práctica hace que el animal tenga un aliento horrible. Además de la halitosis, la coprofagia hace que aumenten las posibilidades de tener una infección, por lo que deberías intentar frenar la ingesta de heces de inmediato. En caso de que no sepas cómo hacerlo puedes consultar con un profesional.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi perro le huele mal el aliento?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Higiene dental.

A mi perro le huele mal la boca. ¿Eso quiere decir que tiene una enfermedad?

Si su gato o perro tiene mal aliento, es hora de tomar medidas. La halitosis o mal aliento, es el resultado de la proliferación de bacterias, en muchas ocasiones depositadas en o detrás del sarro. Las pequeñas partículas de alimentos pueden permanecer en la boca de su mascota, incluso después de haber comido, y estas partículas se rompen, creando un ambiente idóneo para el crecimiento de las bacterias.

¿Y si mi perro tiene mal aliento?

Las causas de la enfermedad dental son variadas y debemos de conocerlas. Los perros no padecen caries como los humanos, su problema nace de la infección de la encía por el exceso de sarro acumulado. Como ya hemos dicho hay razas predispuestas a estos problemas como las razas miniaturas (yorkis, caniches o bichones), los malos hábitos alimenticios como son la alimentación con dieta blanda, permite un acumulo de comida entre los dientes que facilita el crecimiento del sarro. La duplicidad de piezas dentarias en perros jóvenes también facilita el acumulo de comida y la aparición de sarro, y por ultimo las fracturas dentarias que al perder parte de la estructura del diente permiten que las bacterias se fijen fácilmente.

El mal aliento no es solo un problema estético, es un problema grave de salud para su mascota.

Si su perro tiene mal aliento de manera continua sin la presencia de placa o la gingivitis, también puede indicar otros problemas de salud, por lo que es conveniente para determinar si hay una causa subyacente. Un examen físico y dental, así como el trabajo de laboratorio deben ser realizados por su veterinario. Recuerde lo que come su mascota, su higiene oral de rutina y comportamiento general para responder a las preguntas de su veterinario.

La enfermedad más común

La enfermedad dental es la enfermedad más común en perros que afecta a 78% de los perros mayores de 3 años. Medidas de prevención temprana, como el cuidado dental en casa por parte de los propietarios y limpiezas dentales profesionales anuales ayudará a reducir la frecuencia y severidad de las enfermedades dentales más tarde a lo largo de su vida. Limpiezas profesionales son vitales porque incluyen medidas que no se puede tomar en el hogar. Estas medidas incluyen un examen minucioso de los dientes y las encías de su mascota, las radiografías dentales para evaluar todo el diente y verificar si hay pérdida de hueso o abscesos, y el uso de herramientas especiales para eliminar el sarro de los dientes por debajo de la línea de las encías.

IMPORTANTE
1. La atención en el hogar preventiva que incluye cepillarse los dientes de su mascota tres veces a la semana o incluso diariamente en animales predispuestos. En el papel parece una opción razonable, pero si no hemos adiestrado a nuestro perro para permitir el cepillado desde cachorro, resultará prácticamente imposible.

2. Masticables dentales, aditivos en el agua, juguetes también se pueden utilizar para ayudar a prevenir la acumulación de Greenies, laminas dentales o juguetes semirrígidos son herramientas eficaces para disminuir el acumulo de sarro.

3. La revisión de la boca al menos una vez al año por parte de su veterinario el ayudará a saber si su perro necesita una actuación profesional en algún momento de su vida, cuanto antes se elimine el sarro más tiempo estará su perro sin él. Aunque para realizar una limpieza de boca eficiente es necesario tranquilizar a los perros, hoy por hoy la monitorización anestésica minimiza mucho los riesgos anestésicos y las ventajas de tener una boca sana bien valen la pena por una anestesia.

El contenido de los comentarios es la opinión de los usuarios o internautas no de ultimahora.es.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes, injuriantes, ilícitos o lesivos a terceros.

¿Por qué a mi perro le huele mal el aliento?

La causa más frecuente de que tu perro tenga mal aliento es la mala higiene bucal. El sarro y las gingivoestomatitis (infecciones de la encía y la boca en general) pueden provocar muy mal olor, además de causar molestias locales e incluso desencadenar enfermedad generalizada.

El mal olor puede venir de procesos variados relacionados bien con el crecimiento de bacterias, bien con problemas en el metabolismo.

1. Crecimiento de bacterias

  • En la boca: estomatitis, periodontits, abscesos.
  • En los pulmones o la nariz: neumonía o rinitis
  • En el estómago o el esófago: gastritis o esofagitis
  • En la piel que rodea la boca (se puede confundir con halitosis aunque realmente se trata de una dermatitis)
  • Crecimiento de levaduras, especialmente en la periferia de la boca o pliegues de piel
  • Infestación por algunas especies de parásitos internos

2. Problemas en el metabolismo

  • La diabetes puede dar lugar a la acumulación de cuerpos cetónicos (compuestos químicos), que tienen un olor característico dulzón
  • Los shunts portosistémicos (anomalías en los vasos sanguíneos) y otros problemas hepáticos pueden provocar una acumulación de amoniaco en la sangre que se puede detectar en el aliento
  • Insuficiencia renal: los animales con problemas renales no son capaces de eliminar la urea de la sangre, cuando ésta alcanza niveles altos puede cambiar el olor del aliento
  • Algunos** productos tóxicos** pueden olerse en el aliento como ocurre en personas que han consumido alcohol

¿Cómo hago para que mi perro tenga la boca limpia?

Hay varias recomendaciones que se pueden seguir para que los perros tengan lo más limpia posible:

  • Lava los dientes de tu perro al menos una vez cada dos semanas. Debes de acostumbrarlos desde el principio y poco a poco, y utilizar productos para perros. Las pastas de dientes que usamos nosotros contienen productos tóxicos para los perros como el xylitol.
  • Utiliza suplementos. Hay suplementos en el mercado y piensos especializados que modifican las propiedades de la saliva para dificultar el crecimiento de las bacterias que provocan el sarro.
  • Dale alimentos que promuevan una higiene mecánica. Un ejemplo son las manzanas o zanahorias, totalmente naturales. La carne cruda con huesos (crudos y de tamaño acorde al tamaño de tu perro) supone un buen trabajo mecánico para el perro y le ayudarán a mantener los dientes limpios, pero no todos los perros toleran este tipo de dieta y hay que tener mucha precaución.
  • Utiliza chucherías para limpiar los dientes. Existen múltiples productos en el mercado para administrar a diario o con menos frecuencia (recuerda no abusar de ellos).

Estas pautas previenen la acumulación de sarro, pero una vez ha aparecido es necesario realizar una limpieza de boca para retirarlo.

REMEDIOS caseros para el MAL ALIENTO en PERROS

Remedios caseros para el mal aliento de perros pensados para quitarle a tu peludo ese olor a pescado o a podrido de la boca. La limpieza de los dientes en los perretes es fundamental, también aprender a detectar posibles enfermedadades analizando el estado de su boca.

El sarro inflama e infecta la encía e irá afectando progresivamente al ligamento que sostiene al diente, e incluso al alveolo dentario, la cavidad de hueso en la que se alojan las piezas.

Una mala higiene oral tiene consecuencias graves a nivel local y sistémico, es decir, en el resto del cuerpo.

  • A nivel local: dolor, pérdida de piezas, caries, abscesos.
  • En el resto del cuerpo: corazón y sistema circulatorio, problemas renales, problemas motores, alteraciones cognitivas.

Antes de realizar una limpieza de boca el veterinario debe evaluar el estado de ésta y determinar si es necesario un tratamiento previo, generalmente a base de antibióticos, para prevenir problemas como los anteriores.

Una limpieza a tiempo puede solucionar una gingivitis, pero si ya ha evolucionado a periodontitis se destruyen de manera irreversible algunas estructuras y se pueden caer piezas dentales. Cuanto antes se haga, mejor. Es cierto que se necesita anestesiar al perro para hacer una limpieza, pero** no debemos tener tanto miedo a las anestesias** y tan poco a las infecciones bucales porque ya hemos visto que tienen consecuencias graves.

Si tu perro tiene mal aliento pero no tiene problemas de sarro, será el veterinario quien tenga que evaluar la causa. Como ya hemos visto, puede deberse a distintas enfermedades de mayor o menor gravedad.

Seleccione sección veterinaria informativa

Juguetes para masticar

Los juguetes o snacks para masticar están específicamente pensados para eliminar o disminuir el mal aliento. Los podemos encontrar con forma de hueso o de galletas que son los más comunes.

Si el aliento de nuestra mascota huele, lo mejor es proveernos de estos juguetes para acabar de una manera divertida con su halitosis. Estos juguetes suelen estar fabricados de caucho o nailon, de esta manera, a medida que nuestro perro muerde el juguete, este le masajea las encías y produce saliva. Así, podremos cuidar el aliento de nuestra mascota mientras pasamos una tarde de juegos con él.

Una alimentación adecuada

Aunque parezca lo contrario, no es aconsejable dar a nuestro perro una alimentación basada en la carne. Y es que la carne suele dejar residuos en la boca del animal, lo que provoca la aparición de bacterias. De ahí, que uno de los mejores consejos es reducir la cantidad de carne que ofrecemos a nuestro perro. De esta manera, le ofreceremos una dieta equilibrada.

Una dieta seca, basada en croquetas y pienso. La razón es que las comidas secas y duras actúan como limpiador al frotarse contra los dientes y previenen la formación del sarro. Por otro lado, debemos huir de alimentos que contengan mantequilla o hígado, ya que tienen un olor fuerte y pueden dejar resto entre los dientes provocando el mal aliento.

Aceite de Coco

El coco es uno de los remedios naturales más utilizados, al tener propiedades antibacterianas. Tan solo dándole una cucharadita al día ayudaremos a que el aliento de nuestro perro huela fresco y limpio. Además, con lo bien que huele el coco, nuestro perro lo adorará.

¿Pero qué hacer si el mal aliento no se va? Si hemos realizado todos los remedios y consejos y aun así el aliento de nuestro perro sigue emitiendo un olor desagradable lo mejor es llevarlo al veterinario. Y es que si el mal aliento persiste podríamos estar hablando de una enfermedad digestiva o del hígado. En este caso, lo mejor es llevarlo a su veterinario para que le realicen un examen exhaustivo o un lavado dental.

Pin
Send
Share
Send
Send