Animales

Por qué tiembla mi perro

Pin
Send
Share
Send
Send


No solo existen motivos de tipo psicológicos por el que los canes exhiben este comportamiento, y es que pueden haber causas físicas como enfermedades que le lleven a ello

Cuando vemos temblar a nuestro perro, al instante pensamos que algo no va bien. No sabemos cuál puede ser el motivo pero, en seguida, nos ponemos en lo peor. Sin embargo, lo mejor es mantener la calma.

No es necesario que seamos alarmistas, ya que no siempre esa clase de temblores significa que nuestra mascota tenga algún problema. En este artículo veremos las razones por la que un perro tiembla y también cómo actuar.

Razones físicas por las que un perro tiembla

    Frío. Al igual que le sucede a cualquier otro ser vivo, que el termómetro baje puede llevar a que tu perro tiemble para controlar la temperatura. Con abrigarlo será suficiente. Cu >

Cómo actuar si nuestro perro tiembla

Hemos recalcado en varias ocasiones a lo largo de este artículo lo importante que resulta que consultes con tu veterinario si tu perro tiembla. Si el origen es físico, el profesional determinará si es síntoma de alguna clase de enfermedad. De esta manera, podrá recomendarnos el tratamiento más adecuado.

Si lacausa es psicológica, también debe ser el veterinario quien lo dictamine pero, en este caso, es fundamental que no reforcemos su comportamiento atendiendo al animal más de lo necesario.

No pienses que nos referimos solo a castigarle: tampoco le prestes atención ni le mimes. Tanto una actitud como la opuesta provocan que tu mascota repita el comportamiento.

Ahora ya conoces los motivos por los que un perro tiembla y cómo actuar. No lo dejes pasar porque, como hemos visto, detrás puede encontrarse un grave problema de salud.

Mi perro tiembla

Un perro puede temblar por varias razones, como cuando tiene frío, está asustado, manifiesta estrés, ansiedad o nervios, incluso puede hacerlo cuando está feliz y emocionado. Mi perro tiembla también en caso de alguna enfermedad o dolor.

Un temblor se debe a la contracción muscular involuntaria y rítmica y la relajación de una o más partes del cuerpo. Algunos tipos de temblores o trastornos del movimiento ocurren durante todo el tiempo, algunos ocurren solo cuando la mascota está de pie y otros se presentan solo mientras hacen ejercicio.

Cuando mi perro tiembla es necesario saber diferenciar los temblores de las convulsiones, pues ambas patologías suelen confundirse. Durante un episodio de temblores, el perro suele estar despierto y alerta, mientras que en las convulsiones se encuentra inconsciente o menos consciente de lo normal.

Presta atención a los siguientes indicadores si tu perro tiembla: disminuyen los niveles de actividad, cambia la personalidad, se dificulta el uso de una o varias extremidades, pierde el equilibrio, no puede saltar sobre los muebles ni subir escaleras.

Causas de los temblores en los perros

Hay muchas cosas por las que mi perro tiembla. Los estudios han determinado que esto ocurre por dos causas principales: enfermedades de los músculos (miopatías) y enfermedades del sistema nervioso (neuropatías y trastornos cerebrales).

Los temblores provocados ​​por enfermedades musculares pueden ser hereditarios, es decir, que el canino nace con la predisposición a desarrollar los temblores. También pueden ser adquiridos, debido a trastornos como el hipotiroidismo o la enfermedad de Cushing. Y por último pueden ser causados ​​por problemas en el metabolismo.

Mi perro tiembla por miopatías, ya que la membrana muscular no trabaja de la forma correcta y las fibras musculares no se contraen ni relajan normalmente. Por su parte, las neuropatías se deben a anomalías en las señales nerviosas que van a los músculos.

Las causas neurológicas pueden ser heredadas o provocadas por toxinas, el virus del moquillo y enfermedades cerebrales. Los perros con neuropatía tiemblan como si tuvieran una enfermedad muscular, sin embargo, en realidad se están afectando las células nerviosas y no las células musculares.

Razas que más presentan temblores

Mi perro tiembla también dependiendo de la raza. A veces la raza canina puede convertir a una mascota en candidata para tipos específicos de trastornos neurológicos. Existe un problema autoinmune del cerebelo más común en los perros adultos de raza toy y algunas enfermedades que causan temblores por debilidad son más comunes en perros de razas grandes.

Se ha demostrado que algunas razas están predispuestas a ciertos temblores y trastornos del movimiento, entre las que se encuentran: Bulldogs, Chow Chows, Dálmatas, Cavalier King Charles Spaniels, Gran Danés y Dóberman Pinschers.

También se presentan temblores con frecuencia en Golden Retrievers, Schnauzers Miniatura, Samoyedos, Terrier Escocés y Springer Spaniels. Por otra parte, existe un trastorno específico del temblor llamado síndrome del perro shaker blanco que afecta a pequeños perros blancos como Maltés, Caniches y West Highland White Terriers.

Qué hacer si mi perro tiembla

Si mi perro tiembla o tienes sospechas de temblores, se recomienda que un veterinario lo examine de inmediato. En caso de que no puedas diferenciar entre temblores o convulsiones, busca la opinión de un experto para determinar la causa exacta.

Médicamente se han diseñado diversos exámenes veterinarios para encontrar la causa, como resonancias magnéticas, tomografías computarizadas, análisis de sangre, análisis de orina y radiografías.

Las pruebas más avanzadas podrían incluir biopsias de nervios y músculos, una resonancia magnética del cerebro, análisis del líquido cefalorraquídeo y posiblemente pruebas genéticas si sospecha una enfermedad hereditaria.

Debido a que existen tantas causas de temblores, que involucran a varios componentes del sistema nervioso, las pruebas de diagnóstico varían ampliamente. Por tal motivo, hay que conocer con detalle los antecedentes, luego hacer un examen físico y un examen neurológico.

El veterinario considera los antecedentes genéticos del perro, raza, edad, historial de vacunación, dieta y exposición a toxinas. Por tal motivo, es útil proporcionar una descripción detallada de cómo se presentan los temblores. Consejo: graba un vídeo con el móvil para que el veterinario se haga una mejor idea.

Una vez que su perro reciba un diagnóstico, el veterinario indicará un tratamiento, el cual incluye terapias dirigidas a las causas específicas, así como medicamentos para controlar los temblores en caso de que sean graves. Suelen usarse medicamentos que también funcionan en humanos.

Manejo de los temblores

Si mi perro tiembla, hace falta realizar algunos cambios en el estilo de vida, dependiendo de la gravedad. Los expertos recomiendan evitar la excitación excesiva o el estrés, incluso el juego vigoroso. Si tu perro va a hacer ejercicio, es mejor mantenerlo lo más discreto y tranquilo posible, como un paseo por el parque.

Las opciones de tratamiento si mi perro tiembla dependen de la causa. En caso de temblores benignos, que ocurren ocasionalmente y desaparecen solos, por lo general no se asigna ningún tratamiento médico.

Para algunas de las causas de temblores en los perros no existen tratamientos efectivos. El pronóstico depende de la causa subyacente y puede variar notablemente.

Con el cuidado veterinario adecuado, el pronóstico de un perro suele ser bueno. Muchas de las posibles causas de temblores se pueden manejar de manera efectiva para que las mascotas vivan una vida normal y tengan una buena calidad de vida.

Como ya explicamos, mi perro tiembla por muchas razones. Si notas temblores en tu mascota, presta mucha atención a los episodios para ver la intensidad. En caso de que sean intensos y frecuentes, acude a un veterinario que determine la causa e indique un tratamiento efectivo.

– Temblor por frío:

Al bajar la temperatura ambiental es muy típico que empecemos a ver algún que otro temblor cuando nuestro perro está en su cama, notamos que busca más acurrucarse entre nosotros cuando tenemos una manta echada encima. La razón es que estos movimientos (temblores) se utilizan en la termorregulación para poder así aumentar la temperatura corporal y suavizar su sensación de frío. A pesar de tener su cuerpo cubierto de pelo, sí, también pueden tener sensación de frío.

– Temblor por miedo/estrés:

Hay quien clasifica este tipo de temblor dentro de los temblores patológicos pero se trata de un temblor puntual sin estar originado por una enfermedad concreta. Es muy típico cuando se exponen a algo que les da miedo como los fuegos artificiales o cuando se suben a la mesa de la consulta, aunque los veterinarios siempre los tratamos con mucho cariño y les damos alguna que otra golosina, muchos de ellos saben que les toca un pinchazo y reaccionan de esta manera al igual que nosotros cuando vamos al dentista o al hospital aún sabiendo que no nos van a hacer daño.

Temblores patológicos

Son muchas las patologías que pueden cursar con algún tipo de temblor. A continuación os hablo de las más frecuentes pero es muy importante señalar que aunque algunos temblores pueden ser muy diferentes entre ellos, otros pueden ser muy similares, por lo que, en estos casos, lo ideal es grabar un vídeo en ese momento y acudir con nuestro perro al veterinario.

Si tu perro presenta leves temblores y al mismo tiempo lo notas decaído, sin ganas de moverse, ni de comer, etc. Puede ser que su temperatura corporal esté alta. Podéis tener disponible en casa un termómetro exclusivo para ellos (ya que hay que tomar la temperatura vía rectal) pero debe ser un profesional el que os enseñe a tomar la temperatura de manera correcta.

Es muy típico que, cuando los perros tienen gastroenteritis y dolor en la zona del abdomen, presenten algunos leves temblores. Este es de los temblores que más asusta a los dueños de perros ya que, aunque la causa sea leve, suele venir sin que nadie se lo espere y sin razón aparente. La mayoría de veces son por algo que han comido y no debían comerlo pero son muchísimas las patologías que pueden darse a nivel abdominal acompañadas de dolor. También puede haber dolor localizado a nivel óseo/muscular y generar temblores en esa zona, esto suele aparecer en perritos geriátricos que tienen artrosis y/o artritis, donde los temblores son más frecuentes en las extremidades.

Debilidad del muscular

Los perros que presentan temblores localizados en las patas traseras pueden estar experimentando debilidad muscular, especialmente si los temblores desaparecen una vez que el perro a podido descansar lo suficiente.

Sin embargo, temblores asociados al estrés también podrían limitarse a sólo las patas traseras.

Algunos perros, cuando envejecen, desarrollan temblores en sus patas traseras o delanteras, estos temblores generalmente están asociados a debilidad muscular.

El dolor agudo

Cualquier tipo del dolor, incluyendo el dolor de espalda o dolor abdominal, pueden causar temblores.

Los perros también tiemblan de frío, sobre todo razas de pelo corto como los galgos, Dobermanns Boxers, la mayoría de razas miniatura y los pitbulls.

La mayoría de perros parece que soportan muy bien las bajas temperaturas cuando corren, juegan o se bañan en un río en invierno, pero una vez se detienen empiezan a temblar.

Es importante que pensemos en secarlos después del baño y en protegerlos adecuadamente del frío si vamos a salir a jugar con la nieve (por ejemplo)

– Moquillo canino:

Es una enfermedad originada por un virus. Afecta principalmente a cachorros que no se han vacunado. Esta enfermedad presenta muchas formas y una de ellas es la neurológica, con un pronóstico grave. En este caso, los temblores pueden ir acompañados de tics, pérdida de equilibrio, etc. y en los casos más graves pueden aparecer convulsiones. Antes de la fase neurológica suelen aparecer otros síntomas como signos digestivos (vómitos y diarreas), toses, mucosidad abundante, legañas, conjuntivitis y problemas de piel en otros casos.

El síndrome de Shaker

Es un trastorno generalizado que se produce sobre todo en perros pequeños.

Se diagnosticó por primera vez en perros con manchas blancas, por eso originariamente se le llamaba ”síndrome del perro blanco” aunque aparece en casi todas las razas y perros mestizos, algunas razas de pelaje blanco por ejemplo, el Bichón maltés y el West Highland terrier, parecen estar predispuestas genéticamente a padecer esta enfermedad.

Los perros que tienen este síndrome presentan temblores suaves regularmente y en todo el cuerpo.

Algunos síntomas asociados con el síndrome de Shaker son anormalidades en el sistema neurológico, debilidad en las extremidades y convulsiones, esta enfermedad puede ser leve o totalmente incapacitante, dependiendo de la gravedad, pero generalmente se puede controlar

Otras causas de los temblores podrían ser: Desequilibrios hormonales, trastornos neurológicos o la hipoglucemia

Si tu perro está constantemente temblando o tiene temblores muy a menudo debería realizar una visita al veterinario, para descartar o diagnosticar cualquiera de las causas anteriores, una vez que consiga un diagnóstico definitivo, el tratamiento suele ser efectivo en la mayoría de perros.

– Convulsiones:

Al igual que en el caso de las intoxicaciones, tenéis disponible en el blog un artículo específico sobre las convulsiones, ya que es otro tema bastante extenso que podéis conocer visitando la entrada.

Existen otras tantas causas que pueden generar temblores en nuestros animales, pero estas son las más frecuentes en la clínica. Espero que os sea de ayuda e interés y, en caso de sospechar que vuestro perro sufre algún temblor patológico, no dudéis en poneros en contacto conmigo o con vuestra clínica veterinaria.

Otros motivos por los que tu perro tiembla

Si tu colega es de pelo blanco puede que tenga el síndrome de Shaker. Si además de temblar, notas que está triste y débil, consulta sin falta con un especialista para confirmar este diagnóstico. Si tu perro hace demasiado ejercicio puede mostrar temblores, también si tiene una bajada de azúcar severa, pero cuidado, no se te ocurra darle chocolate o dulces si este es el caso, pues estos alimentos son veneno para tu peludo.

En resumen, si tiene temblores de manera aislada, no te preocupes si se corresponde a uno de los casos que presentamos al principio de este artículo. En caso de que los temblores se prolonguen en el tiempo y se presenten en combinación con otros síntomas, deja tu consulta a uno de nuestros veterinarios online ahora mismo.

Pin
Send
Share
Send
Send