Animales

A mi gato le llora un ojo, ¿qué le está pasando?

Pin
Send
Share
Send
Send


Aunque los gatos también pueden sentir tristeza y dolor, la causa de sus lágrimas no son los sentimientos. Muchas veces hemos visto a nuestros gatos con un lagrimeo excesivo y no hemos sabido si es algo normal o no.

Normalmente no se trata de nada por lo que preocuparse y limpiándoles un poco los ojos se soluciona el problema, pero dependiendo del color que tengan las lágrimas, del estado del ojo y de la duración del lagrimeo podremos saber qué le está pasando a nuestro gato y de qué manera actuar.

Si alguna vez te has preguntado ¿por qué a mi gato le lloran los ojos? Y no sabes la causa ni cómo actuar, sigue leyendo este artículo de Expertoanimal en el que te explicamos que le puede estar pasando a tu amigo peludo.

Objeto extraño en el ojo

Si las lágrimas de tu gato son claras y ves que su ojo está sano, es decir, no está enrojecido y no parece que haya ninguna úlcera, puede ser que simplemente tenga algo dentro que lo está irritando, como una mota de polvo o un pelo. El ojo intentará expulsarlo de manera natural produciendo un exceso de lágrimas.

¿Qué tengo que hacer?Este tipo de lagrimeo no suele necesitar tratamiento, hay que dejar que el propio ojo se deshaga de su molesto habitante. Si quieres puedes secar las lágrimas que caen con un papel suave y absorbente, pero nada más.

En caso de que el problema perdure durante más de un día deberás llevarlo al veterinario, ya que este tipo de lagrimeo debería durar únicamente unas pocas horas.

Lagrimal bloqueado o epífora

El conducto lagrimal es un tubito situado en un extremo del ojo que hace que las lágrimas salgan hacia la nariz. Cuando este está bloqueado se produce un exceso de lágrimas que caen por la cara. Con el pelo y la humedad constante producida por el lagrimeo se provocan irritaciones de piel e infecciones.

El lagrimal puede bloquearse por diferentes problemas, como una infección, pestañas que crecen hacia dentro o algún arañazo. Además, los gatos con la cara achatada son propensos a sufrir epíforas, como los persas. Este problema suele provocar, además, el oscurecimiento de la zona y la aparición de una costra alrededor del ojo.

¿Qué tengo que hacer? En la mayoría de casos no hace falta tratamiento ya que el gato puede convivir perfectamente con el lagrimal bloqueado, a no ser que tenga problemas de visión. En tal caso habrá que llevar al gato al veterinario y que sea este el que decida qué hacer. Si está provocado por una infección las lágrimas serán amarillentas y el profesional será quien decida si se le suministran antibióticos o antiinflamatorios. Cuando se trata de una pestaña que está creciendo hacia dentro habrá que quitarla mediante una sencilla operación.

Los gatos pueden sufrir alergias, al igual que las personas. Y, de la misma manera, pueden producirse por cualquier cosa, ya sea polvo, polen, etc. Además de algunos síntomas como tos, estornudos o picor en la nariz, entre otros, la alergia también provoca secreción ocular.

¿Qué tengo que hacer? Si crees que el origen del lagrimeo de tu gato puede ser una alergia y no sabes a qué es debida, deberás llevarlo al veterinario para que le haga las pruebas correspondientes.

Infecciones

Si el lagrimeo de tu gato es de color amarillento o verdoso indica que hay algunas complicaciones que son más difíciles de tratar. A pesar de que puede tratarse simplemente de alergia o de un resfriado, en muchas ocasiones es síntoma de una infección.

¿Qué tengo que hacer? A veces nos asustamos y no paramos de preguntarnos por qué a mi gato le lloran los ojos. Hay que mantener la calma, retirar del entorno todo lo que pueda irritar sus ojos y llevarlo al veterinario para que decida si necesita antibióticos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi gato le lloran los ojos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas oculares.

Cuál es la razón por la que a mi gato le llora un ojo

En el caso de que tan solo sea un ojo el que lagrimea, puede ser una sencilla irritación provocada por un elemento externo. Los más comunes son:

  • Las motas de polvo, incluida la arena de su arenero.
  • El champú, si lo has bañado recientemente.
  • Una astilla.
  • Plantas o flores que expulsen polen.
  • Sus propias uñas al rascarse.
  • Un pulverizador.

Remedios para curar el lagrimeo felino

Ante el problema, lo primero que debes hacer es limpiar el ojito de tu gato. Para ello, puedes emplear algunos de los remedios humanos.

Coge una gasa esterilizada y échale suero fisiológico o, si lo prefieres, manzanilla. Nunca uses un algodón: puede dejar pelusas en sus ojos.

Intenta que la gasa esté húmeda, pero no empapada, porque el líquido quizás podría dañar aún más a tu gato. Si no te quieres arriesgar, pregunta a tu veterinario por un humectante especial para animales.

Ve limpiando suavemente desde el lagrimal hacia el exterior. Con estos movimientos puedes conseguir sacar ese molesto elemento que se ha introducido en el ojo de tu mascota.

Es muy importante que te fijes en las lágrimas que limpias. Si son transparentes, no hay problema, pero si notas que son espesas y amarillas la situación es otra. Puede que se haya provocado una herida que hay que curar.

Tanto si es este el caso, como si a pesar de la limpieza tu gato sigue llorando constantemente, debes acudir al veterinario.

Los ojos de mi gato no paran de llorar

‘A mi gato le llora un ojo… ¡y no para!’. Esto puede pasarte aunque se lo hayas limpiado. En ese caso podemos estar ante otro tipo de problema más grave.

Ese lagrimeo constante se llama epífora ocular y puede ser causada por varios motivos. El veterinario será el responsable de aclarar cuál es el que afecta a tu gato.

Por un lado, podría tratarse de una reacción alérgica. Piensa si has introducido en casa algún producto nuevo que le haya causado este malestar desde su entrada.

Por otro, quizás tu mascota tenga alguna malformación en el párpado (entropión) o afectado el lagrimal. En algunas razas de felinos es muy común que el lagrimal se obstruya con frecuencia (como en los persas). Si este es tu caso, deberás prestar más atención y limpiar sus ojos con más asiduidad.

También podría tratarse de un caso más grave de úlcera. Tu veterinario te aconsejará en cada momento lo que se debe hacer y lo más recomendable para tu amigo peludo.

¡No te preocupes! Si la causa se descubre con tiempo tendrá solución. No pierdas el ánimo y no pases por alto cualquier síntoma de lagrimeo en tu gato.

Quiero hacerlo

Pregunta: Mi gato está llorando ¿qué significa?

Los gatos no lloran como nosotros. Es decir que no derraman lágrimas cuando sienten dolor o están enfermos. Estos síntomas los vocalizan con maullidos y cambios de comportamiento como esconderse debajo de la cama o en la esquina más oscura del clóset.

Por eso cuando notas lágrimas en los ojos de tu gato es normal preocuparse. Lo que indica si es algo pasajero o grave es el color de la lágrima y el estado del ojo.

Lágrimas claras: Si tu gato está lagrimeando pero sus lágrimas son claras, el ojo no está rojo y no presenta señales de úlceras o laceraciones, las respuestas al problema pueden ser:

• Tiene alguna partícula de polvo o pelo en el ojo que le incomoda y la está expulsando naturalmente. En lugar de utilizar las manos como haríamos nosotros, el minino usa sus lágrimas para aliviar su molestia. Este proceso no debe durar más de unas horas.

Tratamiento: Normalmente no necesita uno. Pero si quieres ayudarlo, con mucho cuidado pásale un papel absorbente suave por el área para recoger las lágrimas. PERO si el problema persiste por más de un día, llévalo al veterinario.

• Epífora o lagrimal bloqueado. El conducto lagrimal consiste en un tubo colocado en la esquina del ojo que dirige las lágrimas hacia la nariz evitando que salgan por el ojo. Pero cuando está bloqueado, el exceso de lágrimas baja por la cara.

La mezcla de pelo y humedad es ideal para la propagación de infecciones e irritaciones de la piel. A veces viene acompañado de enrojecimiento del área y creación de costra alrededor del ojo.

Las causas del bloqueo son muchas, pero las más comunes son:
• El resultado de alguna infección pasada como la conjuntivitis que deja el ojo debilitado
• Alguna herida causada por peleas entre gatos
• Pestañas que crecen hacia adentro
• Gatos de raza con cara achatada como los persas son más susceptibles a padecer el problema.

El exceso de lágrimas cae en su piel dejando una marca rojiza desde la esquina interior del ojo hasta la nariz.

Tratamiento de epífora: Dependerá de la causa del bloqueo. Normalmente no se trata si no presenta problemas de visión. Pero si la causa es una infección o inflamación actual, el veterinario decidirá entre un tratamiento con anti inflamatorios o antibióticos. Si el problema es una pestaña que crece al revés adentrándose en el ojo, ésta será removida con cirugía.

Lágrimas con color: Ahora si las secreciones tienen tonos amarillentos o verdosos los resultados pueden indicar problemas más difíciles de controlar como por ejemplo:
• Padece de alguna alergia o resfriado
• Es síntoma de infección

Para mejorar cualquiera de estos síntomas es necesario llevarlo al veterinario. Toma en cuenta que las enfermedades en sus ojos pueden cambiar rápidamente y convertirse en problemas serios que incluyen hasta ceguera. Un antibiótico recetado a tiempo puede salvar el ojo de tu gato. No esperes.

Cómo evitar el lagrimeo: La manera más eficiente es eliminando de su ambiente las causas que irritan sus ojos ya sean alergenos, plantas o polvo. También mantenerle la cara seca evitará que la humedad se convierta en una infección.

¿Qué significa que un gato llore de verdad? Sigue leyendo y te explicamos qué le ocurre a los felinos cuando derraman lágrimas reales.

Por Shantale Carrera

Como muchos seres vivos, los gatos también emiten sonidos para mostrar lo que necesitan y lo que quieren: maúllan. Incluso a veces parece que gritan como humanos. El maullido de los gatos es importante para ellos porque solo así nos hacen saber que hay algo que les ocurre y tienen claro que hay cosas no dependen de ellos.

Pero, ¿qué pasa si de pronto se les derrama una lágrima de las que sí se ven caer (cual caricatura japonesa)? Te decimos qué significa para que aprendas a diferenciar sus maneras de llorar y sepas qué debes hacer.

Recordemos que los gatos no lloran como los humanos con lágrimas de tristeza. Ellos para llorar emplean sonidos vocales. Así que cuando hay presencia de lágrimas, hay que estar alerta y mirar cuidadosamente de qué tipo son. Si no tienen color y lucen cristalinas, es algo pasajero, pero si son de color y su ojo no luce bien, hay que llevarlo al veterinario.

A continuación te explicamos tres tipos de lágrimas:

Lágrimas claras

Si son claras y el ojo se ve normal, puede ser que se le haya metido una basurita (literal) y como no tienen manera de sacarla, la expulsan mediante lágrimas. Si este es el caso, no hay nada que temer y no requiere tratamiento. Si quieres ayudarlo, usa un poco de papel suave absorbente para retirar lo que le pueda estar lastimando.

Lágrimas con color

Si las lágrimas se ven de color amarillo hacia verde, es signo de que hay una infección y las razones pueden ser: que tu gato tiene una alergia, que esté resfriado o que tenga una infección aguda. En cualquier caso se recomienda visitar al veterinario y no dejarlo pasar, pues se puede quedar ciego si no se le atiende.

Procura mantener su cara limpia y seca para que no llore.

Video que explica más a detalle las lágrimas de los gatos

Fuente: este post proviene de Gatos con sentido, donde puedes consultar el contenido original.

Pin
Send
Share
Send
Send