Animales

Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis en perros

Pin
Send
Share
Send
Send


Los signos clínicos de lagastritissuelen iniciarse con la presencia de vómitos agudos (alimentarios o biliares) e hiporexia. También puede presentarse deshidratación, letargia, depresión, polidipsia, sangre en el vómito o en las heces y dolor abdominal. A nivel analítico la incapacidad de ingerir alimentos y líquidos se refleja en forma de desequilibrios electrolíticos, alteración del equilibrio ácido-base, hipoglucemia y/o hipoproteinemia.

La gastritis aguda es muy comúnen los perros y en la mayoría de ocasiones se debe a la ingesta indiscriminada de alimentos u objetos. También puede darse secundaria a enfermedades sistémicas (p.ej pancreatitis, gastritis urémica), endoparasitosis y por infección bacteriana (por Helicobacter Pylori) o vírica (parvovirus).

Los cuadros agudos son cortos (de 24-72h de duración) y en muchas ocasiones se auto-resuelven antes de descubrir la causa desencadenante. Inicialmente el tratamiento será sintomático: se realizará restricción alimentaria durante las primeras 24 - 48 horas, ofreciendo pequeñas cantidades de agua por vía oral que se podrán ir incrementando de forma progresiva a medida que el vómito ceda. Si durante las primeras 24 horas no aparecen vómitos se iniciará una dieta blanda con alimentos altamente digestibles y baja en grasa (p.ej carne de pollo o de res hervida con arroz o fórmulas dietéticas comerciales adecuadas) también de forma fraccionada a partir de la cual y de forma progresiva se reintroducirá la dieta normal (transición en 3-5 días).

Los medicamentos antieméticos deben emplearse para controlar el vómito sólo ante la presencia de vómitos prolongados o lo suficientemente intensos como para causar deshidratación o desequilibrios electrolíticos. El tratamiento farmacológico contempla la administración de protectores gástricos (sucralfato), antieméticos y, en caso de sospecha de ulcus gástrico, inhibidores de la bomba de protones y antagonistas de los receptores de H2. La vía de administración de elección es la oral, pero en aquellos casos en los que no se tolere la ingesta el tratamiento se administrará por vía parenteral con el objetivo en ambos casos de favorecer la reposición de líquidos y el control sintomático.

Se requerirá la realización de pruebas diagnósticas específicas en caso de: persistencia de vómitos y de afectación sistémica después de 48h de tratamiento sintomático, deshidratación severa, aparición de melenas, presencia de anormalidades ante la exploración abdominal y la ingesta de objetos extraños o tóxicos.

Se considera el diagnóstico de gastritis crónica en aquellos animales con presencia de vómitos (alimentarios o biliares) intermitentes o persistentes durante al menos 7 días que no pueden ser atribuidos a intolerancias alimentarias, fármacos, toxinas, enfermedades sistémicas, endoparasitosis, infección o neoplasia. En estos casos la realización de una biopsia gástrica está indicada para establecer un diagnóstico definitivo. Existen varios tipos de gastritis crónica:

    Linfocítica/plasmocítica o eosinofílica: produc >En los casos de gastropatía crónica se deben de de tener unas consideraciones específicas en cuanto a ladieta a seguir, ya que es un factor que mejora la sintomatología y la calidad de vida del perro: se recomiendan dietas altamente digeribles, con baja carga antigénica (restrictiva en cuanto a las fuentes de proteína y carbohidratos), con aporte de proteínas hidrolizadas y que favorezcan el crecimiento de la flora intestinal.

POSTS RELACIONADOS:

Síntomas y tratamiento

Los síntomas son prácticamente los mismos que podemos tener nosotros, y son: vómitos, diarrea, apatía, dolor abdominal, falta de apetito. Los perros son animales que se mantienen activos y que siempre que pueden comer, por lo que en el caso de que se produzca un cambio en su rutina, por pequeño e insignificante que parezca, tenemos que llevarlo inmediatamente al veterinario para que le ponga el tratamiento más adecuado según sea el caso.

En casa, sin embargo, también tenemos que asegurarnos de que:

  • El perro tiene agua limpia y fresca todos los días, y de que bebe. En el caso de que no beba, se le puede dar con una jeringa sin aguja (60ml/kg), o darle cubitos de hielo para que los lama -si es primavera o verano-.
  • Como su estómago está delicado, no puede comer cualquier cosa. Lo más recomendable es que le preparemos caldo de pollo sin hueso. De esta manera, también nos aseguraremos de que bebe agua.
  • Tanto el comedero como el bebedero se deben de limpiar todos los días para evitar la proliferación de bacterias nocivas.

Pin
Send
Share
Send
Send